Calle Rioja

Adiós a la revolución rusa

  • Recreo con clase. El penúltimo día de 1917 antiguos alumnos escolapios organizaron un día de clase narrado por Izquierdo. Seis días después salió la primera Cabalgata.

EL domingo pasó por la calle Castellar la Cabalgata del Paje Real. En el número 59 de dicha calle, cerca de la plaza de San Marcos y la antigua fábrica de sombreros, una placa recuerda que el 19 de agosto de 1886 allí nació José María Izquierdo Martínez. Su día es esta noche: fue quien desde el Ateneo puso en marcha la Cabalgata de Reyes Magos. Un tipo singular cuya dispersa obra literaria y periodística se ha ido recuperando bajo el mandato directivo de Enrique Barrero al frente del Ateneo.

José María Izquierdo (1886-1922) es el único nombre propio que aparece en Ocnos, la Sevilla que Luis Cernuda evocó en el exilio de Glasgow. Y también ocupa un lugar excepcional en las Memorias de José Laguillo, director de El Liberal. Existe una obra de Izquierdo que es un auténtico regalo de Reyes Magos. La tituló Recuerdo de un día de Colegio y recrea el homenaje que los alumnos de las Escuelas Pías organizaron en el tercer centenario de su fundación canónica. Parte del colegio es sede institucional de Emasesa, que también ocupa el antiguo convento de los Terceros.

El día elegido fue el 30 de diciembre de 1917. Víspera de Nochevieja y de que concluyera el año de la Revolución Rusa. El libro apareció en 1918 en la tipografía de Gironés, imprenta de la calle Francos. Izquierdo fue el encargado de narrar las actividades desarrolladas en aquella jornada en un colegio de cuyo alumnado había formado parte.

Los días 15, 16 y 17 de diciembre se organizó un solemne triduo que se inició con una carta del Papa Benedicto XV, el último pontífice que visitó el Rocío antes de Juan Pablo II. Recuerdo de un día de colegio narra una jornada inolvidable para quienes la vivieron, que contaron con el testimonio de periodistas, incluidos reporteros de dos diarios entonces en pleno apogeo, El Liberal de Laguillo y El Noticiero Sevillano de Peris Mencheta.

Si Cernuda, el gran amigo de Izquierdo, formó parte de una generación poética, la del 27, apadrinada por el Ateneo sevillano, este día colegial fue escenario de una abigarrada generación de gremios y vocaciones. Un día lectivo con clase y recreo en el que coincidieron el arquitecto Juan Talavera, el músico Font de Anta, el pintor Juan Lafita, el ceramista Manuel Vigil Escalera, el escritor Santiago Montoto o el abogado Blasco Garzón, que diez años después sería presidente del Ateneo y está en la histórica foto de poetas junto a Lorca, Alberti, Dámaso Alonso y Gerardo Diego.

Hubo primero clase de Retórica y Poética y después de Francés, que impartió el padre Jerónimo Córdoba. Los propios alumnos organizaron el condumio y se repartieron en el ambicioso programa teatral, dividido en seis actos: una sinfonía musical interpretada por la Banda Municipal que dirigía Manuel Font de Anta; la representación del drama de Zorrilla El puñal del Godo, con el arquitecto Juan Talavera Heredia en el papel de don Rodrigo; un intermedio musical; el pasillo cómico Aprobados y suspensos, en el que el propio José María Izquierdo hacía de uno de los estudiantes; un intermedio lírico; y la zarzuela El niño travieso, con música del maestro Fornet.

Participaron 93 antiguos alumnos. En la comida, el director del instituto, Manuel Portillo, se sentó junto a Manuel Fijo, catedrático de Latín, idioma en el que aparecían especificadas las viandas que se sirvieron. Hubo recreo, y José María Izquierdo, cronista de la jornada, juez y parte, se refería a los juegos de aquellas Navidades en las que los Reyes nada sabían de play station ni de nintendo: jugaban a las bolas, al trompo, al pico, al tejo, al toro, a la piola y a justicia y ladrones. "¡Hoy se dice a detectives y apaches!", matizaba uno de los escolares en aquel recreo del penúltimo día del año de la Revolución Rusa. "Antes de abandonar el patio", escribe Izquierdo, "se hicieron varias fotografías por los sres. Sánchez del Pando y Serrano".

Seis días después del día más largo, el 5 de enero de 1918, salía por primera vez la Cabalgata de Reyes organizada por el Ateneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios