Urbanismo

Adoquines: Una cuestión patrimonial y de sostenibilidad

  • Un trabajo de la Escuela Superior de Arquitectura analiza el pavimento tradicional de Gerena y el de Quintana y pone de relevancia la necesidad de relabrar y reutilizar el histórico.

Adoquines: Una cuestión patrimonial y de sostenibilidad. Adoquines: Una cuestión patrimonial y de sostenibilidad.

Adoquines: Una cuestión patrimonial y de sostenibilidad. / Juan Carlos Vázquez

Adoquín de Gerena contra adoquín de Quintana. Esa es la cuestión que se ha venido planteando en los últimos años. La progresiva eliminación del pavimento extraído de las canteras del pueblo sevillano, actualmente cerradas, en favor del proveniente de Extremadura, ha avivado un importante debate en la ciudad. El pavimento es la piel de la ciudad y como tal debe ser cuidado y protegido. La comodidad debe ser tenida en cuenta, pero también la sostenibilidad, la funcionalidad, el coste o el color. Por primera vez, una trabajo de Fin de Grado de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla ha analizado en profundidad los dos pavimentos y las conclusiones no dejan lugar a dudas.

Recuperación del granito de Gerena como pavimento del Casco Histórico de Sevilla es el nombre del trabajo realizado por Marta Navas, graduada en Fundamentos de la Arquitectura: "Hemos analizado los adoquines de Gerena y Quintana desde una perspectiva patrimonial, haciendo un repaso a la historia de los suelos de la ciudad; desde un punto de vista funcional, estudiando diferentes aspectos técnicos; y desde un criterio de sostenibilidad, mediante un examen del ciclo de vida".

El criterio de la funcionalidad es que el se esgrime normalmente para sustituir el adoquín histórico por el de Quintana, pero los resultados de este completo trabajo no dejan lugar a dudas. Es posible reutilizarlo mediante un relabrado que lo haga más plano, algo que se ha hecho históricamente.

Suelos del casco histórico de Sevilla Suelos del casco histórico de Sevilla

Suelos del casco histórico de Sevilla

El trabajo analiza los diversos impactos de los dos tipos de adoquines durante su ciclo de vida. En todas las variables examinadas, Quintana es mucho más dañino para el Medio Ambiente que Gerena. Esto se explica porque la extracción y la producción del adoquín de Gerena ya están amortizadas. Tan sólo hay que relabrarlos y reutilizarlos. Por ejemplo, Quintana es un 114% superior que Gerena en su potencial de toxicidad humana (HTP por sus siglas en ingles); un 112% en el potencia del agotamiento abiótico (ADP); un 112% en el potencial de creación de ozono fotoquímico (POCP); un 51% en el potencial de calentamiento global a 100 años (GWP), un 79% en el potencial de agotamiento de ozono (ODP); o un 95% superior en la emisión de CO2 por el transporte a Sevilla desde la cantera.

Visto de manera científica todos los datos, el trabajo concluye que es necesario dedicar esfuerzos a investigar cómo se pueden relabrar los actuales adoquines de Gerena para su reutilización. Son tres tipos de cortes los posibles. Uno longitudinal, que generaría un desecho con valor económico. Un longitudinal sin desecho, dando lugar a dos piezas iguales; o uno transversal sin desechos, que daría dos tacos iguales.

El trabajo expone también unas conclusiones desde el punto de vista patrimonial, advirtiendo que se está cambiando el color de la ciudad: "El pavimento es patrimonio. Es necesaria una legislación sobre el tratamiento del suelo en los espacios urbanos. El entorno también forma parte de un monumento y lo complementa". Y desde su vertiente funcional. "He llegado a la conclusión de que se debe plantear la reutilización. Sería posible adaptar las piezas a las condiciones actuales, pero es necesario que el Ayuntamiento profundice en ello". Por último, el trabajo incide en la necesidad de introducir el criterio de la sostenibilidad a la hora de plantear la compra del material.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios