FERIA Toros en Sevilla hoy en directo | Morante, Castella y Rufo en la Maestranza

Propuesta electoral Los socialistas presentarán hoy su plan integral para revitalizar el Guadalquivir

Altadis: la 'alhóndiga cultural'

  • Espadas quiere recalificar los terrenos de la antigua factoría de Tabacalera en Los Remedios para construir en Sevilla un complejo cultural similar al de Bilbao · El plan busca crear nuevos espacios públicos junto al río

El aspirante del PSOE a la Alcaldía de Sevilla, Juan Espadas, se ha decidido por fin a desvelar su programa electoral. Tras la elaboración de la lista con la que concurrirán a las elecciones -proceso marcado por la inclusión de profesionales independientes en los primeros puestos de la candidatura-, los socialistas arrancan a partir de hoy su fase de propuestas con un plan integral para recuperar la actividad ciudadana a lo largo de todo el cauce de la dársena fluvial, desde el Puente de las Delicias hasta el Alamillo.

El proyecto, en el que el PSOE confía para capitalizar el debate sobre las iniciativas políticas que necesita Sevilla para mantener la actividad económica y crear empleo, consiste en un extenso programa de nuevos usos urbanos sobre los espacios existentes (edificios y enclaves públicos) que doten de una verdadera red de equipamientos públicos a los barrios que se diseminan junto al Guadalquivir histórico. Desde Los Remedios hasta San Jerónimo.

La propuesta más llamativa consiste en la transformación de la antigua factoría industrial de Altadis, situada en la calle Juan Sebastián Elcano, en un complejo cultural y social similar a la célebre Alhóndiga de Bilbao, un edificio modernista diseñado por Ricardo Bastida en 1909 que ha sido reconvertido por el francés Philippe Starck en una factoría donde se mezclan los usos creativos, expositivos y ciudadanos.

Se trataría de un centro público de usos polivalentes que, al tiempo que mejora la oferta cultural de la ciudad, permitiría concentrar en un único punto los equipamientos de los que históricamente carece el distrito de Los Remedios. En el caso de Bilbao, la Alhóndiga mezcla instalaciones como una mediateca (biblioteca de nuevas tecnologías) con zonas dedicadas al deporte (incluyendo una piscina con vistas a la ciudad) y áreas para exposiciones, cine e incluso un auditorio. El edificio bilbaíno incluye zonas terciarias, como restaurantes y cafeterías.

Las dimensiones de ambos inmuebles son similares. La Alhóndiga ocupa 43.000 metros cuadrados. La fábrica de Altadis se ubica sobre una finca de 40.000 metros cuadrados que desde diciembre de 2007 se encuentra sin uso tras la decisión de la antigua Tabacalera de cerrar sus instalaciones fabriles en Sevilla. Esta cuestión, de hecho, fue el motivo por el cual el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) mantuvo la calificación de suelo industrial para el recinto de la factoría. El actual gobierno local, en especial Izquierda Unida, no estaba dispuesto a aceptar un cambio de usos que permitiera a Altadis obtener rentabilidad por sus terrenos tras cerrar las instalaciones.

La posición del candidato Espadas modifica este principio. Lo que implica que, probablemente, no será bien acogida por la coalición de izquierdas, que se mantendrá firme en su tesis de no autorizar cambio alguno en el Plan General. La intención del candidato socialista es impulsar el proyecto una vez se llegue a un acuerdo con la empresa propietaria. El Consistorio tiene la opción potencial de expropiar todo el recinto -lo que implicaría una compensación económica a precio de terreno industrial- pero todo hace indicar que lo que se busca es vincular a la multinacional en el proyecto. Al menos, desde el punto de vista de la financiación.

La recalificación, que necesita la bendición de la Junta de Andalucía, incluye, además de los usos dotacionales, espacios comerciales y lucrativos. De hecho, los planes del PSOE pasan por instalar dentro del complejo un hotel de la gama alta (donde se concentraría la hipotétcia compensación económica a favor de Altadis por ceder el resto del recinto) y utilizar los espacios de ribera incluidos dentro de la factoría existente (ahora sin uso) para ubicar el punto central de acceso de las embarcaciones recreativas que llegarán a Sevilla gracias al dragado del Guadalquivir. Lo que se conoce como una marina seca.

El proyecto de recuperación de la dársena disemina diferentes proyectos a lo largo del resto del actual cauce fluvial. Casi todos son nuevos y están relacionados con la infancia, el deporte, la naturaleza y los equipamientos ciudadanos. La filosofía global pasa por crear nuevos espacios públicos (de escala metropolitana y simbólicos) junto al río y ampliar la limitada oferta de equipamientos de los vecinos de Triana, el Casco Histórico y la Macarena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios