Ana Isabel Gamero | Conservadora de la Catedral “Es difícil ser conservadora de patrimonio religioso y no ser creyente”

  • Ana Isabel Gamero, especialista en conservación y restauración, es la responsable de los bienes muebles de la Catedral desde 2016.

Ana Isabel Gamero, conservadora de la Catedral. Ana Isabel Gamero, conservadora de la Catedral.

Ana Isabel Gamero, conservadora de la Catedral. / Belén Vargas

La Catedral de Sevilla cuenta con un equipo de trabajo contratado por el Cabildo y también con pequeñas y medianas empresas externas que son contratadas para diferentes trabajos. Todo lo correspondiente a la conservación, mantenimiento y restauración de los bienes muebles se realiza bajo la supervisión de Ana Isabel Gamero desde abril de 2016.

Su misión es la de preservar el patrimonio artístico heredado para que siga sirviendo como instrumento de fe: "Intentaré siempre en las medidas de mis posibilidades que el arte ya creado mantenga el carácter docente y evangelizador". Define su desempeño diario como "ajetreado, sorprendente, maravilloso, reconfortante, ilusionante...".

Una tarea que consiste en mantener y conservar el vasto patrimonio atesorado desde hace siglos por el Cabildo. Un privilegio, que a la vez conlleva una gran responsabilidad: "Es un servicio multidisciplinar de gestión y difusión de las colecciones de pintura, de escultura, orfebrería y de los textiles históricos”. Bajo su custodia están también las grandes devociones de Sevilla que se encuentran en la Catedral: la Virgen de los Reyes y el cuerpo incorrupto del rey San Fernando".

Ana Isabel Gamero preparando con los operarios la próxima exposición en el trascoro. Ana Isabel Gamero preparando con los operarios la próxima exposición en el trascoro.

Ana Isabel Gamero preparando con los operarios la próxima exposición en el trascoro. / Belén Vargas

Precisamente, cuando llegó a la Catedral como conservadora se puso en manos de la Virgen de los Reyes y de San Fernando. Se hizo hermana de la asociación el 30 de mayo de 2016 y fue el deán, Teodoro León, quien le impuso la medalla. "Entre mis tareas está el seguimiento y la conservación preventiva de las benditas imágenes, reconozco que es un verdadero privilegio poder asistir junto a las hermanitas de la Cruz a los cambios de ajuar".

Todas las actuaciones que acomete el Cabildo se financian gracias a los ingresos generados por la entrada de la visita cultural, algo que destaca especialmente. Durante las intervenciones pone todos los sentidos a disposición de la obra y advierte: "Es difícil ser conservadora de un patrimonio religioso y no creer en la religión que una está ayudando a ensalzar a través del arte". En este sentido, destaca la apuesta del Cabildo para la organización de exposiciones, como la última de Murillo, que redundan en la conservación, la difusión y la investigación.

"Monseñor Asenjo ha aportado una amplia visión de la situación y necesidades de la Iglesia en el terreno del patrimonio cultural"

Por último, destaca la implicación del arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, en la conservación del patrimonio: "Ha aportado una amplia visión de la situación y necesidades de la Iglesia en el terreno del patrimonio cultural". Entre ellas, destaca el seguimiento del Plan Nacional de Catedrales, "uno de los mejores ejemplos de colaboración entre las administraciones y la Iglesia para el mantenimiento de un patrimonio de primer nivel".

El prelado "siempre es sensible a las oportunidades de evangelización a través del arte", y destaca el catálogo de la exposición Murillo en la Catedral, "precediendo al estudio una interesante reflexión suya sobre el valor y la importancia de la obra de arte en el proceso evangelizador y su función en el conjunto de la cultura de una sociedad"; o la adecuación de los salones nobles del Palacio Arzobispal para que abrieran al público en el Año de la Fe y con el Año Murillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios