Sevilla

El Ayuntamiento devolverá las rejas de protección a las columnas de la Alameda

  • Serán como las originales del siglo XIX  que se retiraron tras la gran reforma de 2007

  • El proyecto ha sido aprobado por la Comisión Local de Patrimonio

Las columnas cubiertas por los andamios durante la restauración. Las columnas cubiertas por los andamios durante la restauración.

Las columnas cubiertas por los andamios durante la restauración. / D. S.

Las columnas de la Alameda de Hércules recuperarán las rejas que le servían de protección hasta el año 2007. Así lo ha acordado el Ayuntamiento, como parte del proyecto de conservación integral de estos monumentos que se está desarrollando en estos momentos. Esta actuación ya ha sido autorizada por la Comisión Local de Patrimonio.

La Gerencia de Urbanismo comenzó el pasado 4 de mayo los trabajos de conservación en las columnas del extremo sur de la Alameda de Hércules, las dedicadas a las figuras de Hércules y Julio César. Estas tareas, como ya informó este periódico, consisten en una limpieza integral de todos los elementos y en la aplicación de tratamientos de consolidación y protección específicos. Una vez terminen, esta misma semana, se acometerán la misma intervención a partir de la semana que viene en las columnas situadas en el lado norte, que representan a dos leones portando escudos de España y Sevilla, respectivamente.

Como culminación de esta recuperación y, para mejorar su protección, la Gerencia de Urbanismo ha redactado un proyecto para colocar las rejas alrededor de las cuatro columnas, medida con la que se pretende especialmente preservar sus basamentos de actos vandálicos. Estos elementos de protección no son nuevos en el paisaje de la Alameda. Desde 1876 y hasta 2007, las columnas mantuvieron estas verjas.

Las nuevas rejas que se van a instalar serán sean de aspecto idénticas a las del siglo XIX aunque, respetando la normativa vigente en materia de seguridad, se realizarán con materiales actuales y respondiendo a las condiciones y necesidades del momento. Tanto los pilares como los barrotes serán de acero y los elementos decorativos de fundición.

En cuanto a los detalles constructivos, cada una de las verjas que rodearán a las columnas estará formada por cuatro paños de 2,07 metros de altura por 3,05 metros de ancho, unidos por pilares tubulares de acero. Éstos, a su vez, estarán compuestos por barrotes de acero redondos y macizos de 22 mm de diámetro, terminados en punta de lanza con acabado romo y con elementos decorativos de fundición en sus extremos. La separación entre barrotes no será mayor de 10 centímetros, según exigencia de la normativa actual. Para el acceso al espacio interior, se construirá una puerta en uno de los paños.

Con el fin de obstaculizar el acceso de perros a la base de las columnas, se reforzará la parte inferior de la reja, añadiendo un barrote intermedio de acero macizo en una altura de 52 centímetros, que se intercalará con los barrotes de mayor tamaño.

Imagen de archivo de las columnas de la Alameda con sus rejas. Imagen de archivo de las columnas de la Alameda con sus rejas.

Imagen de archivo de las columnas de la Alameda con sus rejas. / D. S.

Para evitar la oxidación de todos los elementos metálicos se proyecta el galvanizado en caliente de los paños de las rejas y de los pilares tubulares a los cuales irán atornillados. Sobre esta terminación se aplicará una imprimación sintética antioxidante de secado rápido y dos manos de esmalte sintético a base de resinas acídicas acabado forja mate.

Con la aprobación del proyecto por la Comisión Local de Patrimonio, Urbanismo puede iniciar ya el proceso de licitación para la contratación de los trabajos, que han sido valorados en algo más de 56.000 euros.

"Dentro de la apuesta del gobierno de la ciudad por la recuperación del patrimonio, hemos llevado a cabo un proceso integral para que las columnas de la Alameda recuperen su imagen y queden completamente restauradas y protegidas como uno de los emblemas de la ciudad", ha resaltado el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios