SORTES Lotería Nacional, Bonoloto y Primitiva: resultados de este 2 de febrero

Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla multiplica la inversión para conservar los monumentos públicos

  • Una de las principales intervenciones será en las columnas de la Alameda de Hércules

  • El montante total del contrato para 2020 asciende a 151.000 euros

Dos chicas están sentadas en la Alameda de Hércules ante las emblemáticas columnas.

Dos chicas están sentadas en la Alameda de Hércules ante las emblemáticas columnas. / Juan Carlos Vázquez

Una cantidad de récord. La Gerencia de Urbanismo, a través de su comisión ejecutiva, ha aprobado iniciar la contratación de los trabajos de conservación de los monumentos públicos de la ciudad durante el año 2020. En esta ocasión ha destinado para la tarea 151.250 euros. Esta cantidad supone un incremento presupuestario del 44% sobre el ejercicio de 2019, para el que la Gerencia de Urbanismo contó con la cantidad de 84.700 euros, que permitió alrededor de veinte intervenciones en distintos monumentos en calles y plazas públicas de Sevilla, dirigidas básicamente a garantizar su conservación. Una de las actuaciones más importantes será la que se lleve a cabo en las columnas de la Alameda de Hércules.

Los trabajos de conservación que se contemplan en este contrato son los tendentes a la reparación de los daños necesarios en los monumentos públicos para devolverle sus valores estéticos y artísticos, o para impedir que se conviertan en focos para la aparición de nuevas patologías. Los tratamientos que abarca son: la limpieza mecánica y química, el tratamiento biocida, la eliminación de plantas, el sellado de fisuras, el cosido de fragmentos, la consolidación pétrea por impregnación o inyección de silicato de etilo, la reposición de llagas, las reintegraciones volumétricas, la recogida de bordes, la reintegración cromática, la eliminación de pintadas y protección antigrafiti, el enjalbegado, la hidrofugación, la extracción, protección, clasificación y embalaje de piezas con riesgo de desprendimientos, la eliminación de candados o cadenas, el tratamiento inhibidor de metales, la protección de superficies metálicas, la eliminación de deformaciones en rejas, la reintegración de soldaduras en rejas, el rascado, limpieza de óxidos, imprimación anticorrosiva y pintura en rejas y la instalación de sistema antiposado de aves.

Una de las esculturas de la Alameda tras la limpieza de 2018. Una de las esculturas de la Alameda tras la limpieza de 2018.

Una de las esculturas de la Alameda tras la limpieza de 2018. / M. G.

El aumento del presupuesto para el año 2020 obedece básicamente a la intención de llevar a cabo una actuación de consolidación de las columnas de la Alameda de Hércules, un monumento que ya fue objeto de una intervención en el verano de 2018, centrada exclusivamente en los pedestales y esculturas. Con objeto de completar aquellos trabajos, la Gerencia de Urbanismo acometerá este año los de consolidación de las columnas propiamente, concluyendo de esta forma la mejora generalizada de todo el conjunto y garantizando su conservación íntegramente.

La actuación conservativa realizada en el verano de 2018 ofreció a los restauradores la posibilidad de solventar algunas de la patologías más visibles en las columnas, como la suciedad superficial, o incluso adoptar medidas preventivas, como la eliminación de riesgos de desprendimientos al poder acceder a las zonas más altas de las cuatro columnas; y por otro lado, se realizaron todas las pruebas necesarias para determinar los tratamientos que se acometerán próximamente.

El tiempo transcurrido desde la última restauración de las columnas de la zona sur, que data de 1996, ha supuesto que se encuentren en un estado de conservación deficiente, elevándose a muy deficiente en el caso de las que están ubicadas en la zona norte. Junto a los trabajos, el Ayuntamiento está valorando la posibilidad de recuperar la verja de hierro alrededor de cada una de las columnas. Esta protección se haría a semejanza de las que existieron alrededor de los monumentos entre finales del siglo XIX y principios de los años 70 del pasado siglo. 

Imagen de principios del siglo XX donde se observa la protección de las columnas. Imagen de principios del siglo XX donde se observa la protección de las columnas.

Imagen de principios del siglo XX donde se observa la protección de las columnas. / M. G.

Además de las columnas de la Alameda, la Gerencia de Urbanismo tiene previsto actuar en los primeros meses de 2020 en los monumentos a Simón Bolívar, en el Paseo de las Delicias; y al torero Juan Belmonte, en la Plaza del Altozano de Triana. A estas actuaciones seguirán otras según se vayan detectando distintas necesidades.

A través de este contrato de conservación, la Gerencia de Urbanismo pretende garantizar actuaciones que preserven a los monumentos cuya custodia y conservación corresponden a este organismo, de patologías que puedan convertirse más adelante en daños más graves, devolviendo a estos elementos sus valores estéticos, artísticos y patrimoniales. De igual forma, se persigue disponer de los medios humanos y materiales con los que poder hacer frente al deterioro de los bienes inmuebles sobre los que se va a actuar, en ocasiones ante circunstancias imprevistas.

El monumento a Simón Bolívar. El monumento a Simón Bolívar.

El monumento a Simón Bolívar. / Juan Carlos Muñoz

La celebración de este contrato permite también a la Gerencia de Urbanismo actuar con mucha más celeridad para la subsanación de problemas puntuales en los monumentos en la vía pública sin la obligatoriedad de aprobar un proyecto técnico para acometer intervenciones de conservación puntuales.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz, valoró el importante incremento presupuestario dedicado a cuestiones patrimoniales el próximo año: "La inversión en el patrimonio de la ciudad de Sevilla es uno de los ejes de la estrategia del gobierno de la ciudad para 2020. El presupuesto que entrará en vigor en las próximas semanas lleva la mayor cuantía destinada en periodos recientes a este fin a través de recursos propios o de fondos europeos".

El monumento a Juan Belmonte en Triana. El monumento a Juan Belmonte en Triana.

El monumento a Juan Belmonte en Triana. / Juan Carlos Vázquez

Muñoz también destacó que se haya duplicado el importe del contrato para los monumentos: "Hemos decidido multiplicar el presupuesto para mantener y conservar de una forma adecuada las esculturas y bienes patrimoniales ubicadas en la vía pública de nuestra ciudad. Cuando llegamos al gobierno el presupuesto destinado a este contrato era de 15.000 euros al año. Con este nuevo que ponemos en marcha alcanzamos los 150.000 euros, es decir que hemos multiplicado por diez los recursos destinados a este fin. Esto nos va a permitir incrementar las actuaciones y poner en marcha intervenciones necesarias y más amplias como las columnas de la Alameda de Hércules".

Las causas de la degradación

Como principales agentes de deterioro de los monumentos públicos se suelen considerar los factores medioambientales, al estar ubicados a la intemperie. No obstante, entre los problemas al que se hace frente se encuentra también el vandalismo, pues los ataques que sufren estas obras tienen como resultado daños muy graves, cuyo alcance merman sus valores estéticos y artísticos, además de convertirse en focos importantes para la evolución de los daños naturales.

El monumento a Daoíz se limpió el pasado verano. El monumento a Daoíz se limpió el pasado verano.

El monumento a Daoíz se limpió el pasado verano. / Antonio Pizarro

Veinte monumentos intervenidos en 2019

Durante este año 2019, la Gerencia de Urbanismo ha actuado sobre una veintena de monumentos: pedestal del monumento a Miguel de Cervantes, en la calle Entrecárceles, columnas de la Alameda, monumento VIH, en la Alameda de Hércules, Puente de Triana (retirada de candados en varias ocasiones), Cruz de los Juramentos, en la calle Fray Ceferino González , Cruz de la Plaza de Santa Marta, monumento a Daoíz, en la Plaza de la Gavidia, Fuente de Mercurio, junto al Banco de España, monumento al fusilado, en la Muralla de la Macarena, monumento a los Ángeles Trianeros, en la Plaza de Chapina, monumento a la Inmaculada, en la Plaza del Triunfo, monumento Triana al arte flamenco, en la Plaza del Altozano, figura femenina de la Glorieta de Luis Montoto, escultura del Emperador Trajano, en el Paseo de la O, monumento al Trabajador, en Cerro-Amate, o el monumento al Vendedor de Prensa, en la calle Torneo esquina con Lumbreras.

Todos estos bienes fueron sometidos a distintos tratamientos, siendo los más comunes de limpieza, eliminación de grafitis, la aplicación de tratamientos correctores y, la reposición de revestimientos perdidos o deteriorados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios