Patrimonio

El ranking de los monumentos de Sevilla más atacados por los vándalos

  • El Ayuntamiento dedica al año miles de euros a la limpieza de grafitis y otros desperfectos.

  • En lo que va de año se han restaurado 16 monumentos.

El monumento a los vendedores de prensa, en restauración. El monumento a los vendedores de prensa, en restauración.

El monumento a los vendedores de prensa, en restauración. / José Ángel García

El paso del tiempo, la evolución urbana de la ciudad y, fundamentalmente, el vandalismo, son las principales causas que alteran y deterioran los monumentos públicos de la ciudad. El destrozo sufrido por la cruz, conocida popularmente como la de la Inquisición o las siete cabezas, se suma a una larga lista de actos incívicos que llevan al Ayuntamiento a destinar miles de euros cada año para su arreglo. En los últimos meses monumentos como el de Bécquer, en el Parque de María Luisa, el de la Inmaculada, en la Plaza del Triunfo; o el de Martínez Montañés, en la Plaza del Salvador, han sido objetos de ataques.

Los ataques vandálicos que sufren los monumentos tienen como resultado daños muy graves, cuyo alcance merman sus valores estéticos y artísticos, además de convertirse en focos importantes para la evolución de los daños naturales. La principal afección es la aplicación de pintura, aunque también hay que lamentar la pérdida de algún elemento del bien patrimonial.

La escultura al torero Curro Romero, junto a la Plaza de Toros de la Real Maestranza, ha sido rociada en varias ocasiones con pintura, como la de la Duquesa de Alba, en los Jardines del Cristina. Este pasado mes de agosto, también aparecieron trazos realizados con cera o tiza de color verde en el basamento del monumento a Martínez Montañés en la Plaza del Salvador.

La escultura de Curro Romero cubierta de pintura. La escultura de Curro Romero cubierta de pintura.

La escultura de Curro Romero cubierta de pintura. / D. S.

Aunque prácticamente ningún monumento se libra de recibir alguna agresión, hay algunos, que por su ubicación, son los preferidos por los vándalos. El que encabeza este vergonzoso listado es el dedicados a los vendedores de prensa, que se encuentra situado en la calle Torneo, en la desembocadura de la calle Lumbreras. Ha tenido que ser intervenido en varias ocasiones, la última hace apenas unos meses.

Otros bienes que integran este ranking son el monumento a Fray Bartolomé de las Casas, en el paso del río junto al Puente de Triana, que también ha sido restaurado este mismo año; el del General San Martín, en la calle Torneo, al que han llegado a arrancar varias piezas de bronce; o el ya citado de la Duquesa de Alba.

Recientemente, el Ayuntamiento ha tenido que reponer un dedo a una de las esculturas del monumento a Bécquer, en el Parque de María Luisa. En el verano de 2017, los vándalos destrozaron una de las niñas de la Fuente de las Palomas de la Plaza de América.

El Ayuntamiento, a través de la Gerencia de Urbanismo, sacó a licitación en el año 2018 un contrato para reparar y limpiar de manera rápida los monumentos. Ese año, con un presupuesto de algo más de 60.000 euros (cuatro veces más que en 2015), se intervinieron 19 monumentos, algunos en más de una ocasión. Las actuaciones estaban enfocadas a eliminar las pintadas y grafitis, además de atajar las incidencias propias del paso del tiempo.

Pintadas en las columnas de la Alameda de Hércules. Pintadas en las columnas de la Alameda de Hércules.

Pintadas en las columnas de la Alameda de Hércules. / D. S.

El presupuesto de este contrato se ha incrementado hasta los 85.000 euros en 2019, una subida que, según aclara el Ayuntamiento, no hay que asociarla a un aumento del vandalismo, sino a la voluntad para tener más recursos disponibles para que los monumentos se encuentren siempre en buen estado de conservación. En lo que va de año, gracias a este programa se ha actuado sobre 16 monumentos, algunos, como el del Monumento al VIH (en la Alameda) en dos ocasiones para eliminar los grafitis.

Además de estas actuaciones de la Gerencia de Urbanismo, también se realizan contratos específicos de inversión cuando es necesaria una reforma más amplia, se interviene a través de Parques y Jardines, en los casos del Parque de María Luisa o los Jardines de Murillo; o del Alcázar y la Casa Consistorial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios