Sevilla

Urbanismo duplica el presupuesto para la conservación de los monumentos

  • Adjudica el contrato de mantenimiento preventivo para 2019 por 121.000 euros.

  • La Cruz de los Juramentos o la escultura de Simón Bolívar serán intervenidos.

El monumento a Simón Bolívar en el Paseo de las Delicias. El monumento a Simón Bolívar en el Paseo de las Delicias.

El monumento a Simón Bolívar en el Paseo de las Delicias. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 4

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento ha adjudicado el contrato de obras de mantenimiento preventivo (ocasional y/o periódico) y correctivo de los monumentos públicos y bienes integrantes del Patrimonio Histórico inscritos en el inventario municipal. La Gerencia ya trabaja en una valoración de los bienes que necesiten algún tipo de intervención durante este año, siendo seguro que se actuará en la Cruz de los Juramentos, el monumento a Simón Bolívar o la Fuente de Mercurio.

El presupuesto que se destinará a estas tareas prácticamente se ha duplicado con respecto al del ejercicio de 2018, pasando a ser de 121.000 euros, de los cuales 110.000 se han consignado para la anualidad de 2019 y 11.000 para el ejercicio económico de 2020.

A través de este contrato se pretende garantizar las actuaciones que preserven a los monumentos, cuya custodia y conservación corresponde a la Gerencia de Urbanismo, de patologías que puedan convertirse más adelante en daños más graves, devolviendo a estos elementos sus valores estéticos, artísticos y patrimoniales.

La Cruz de los Juramentos, entre la Catedral y el Archivo de Indias. La Cruz de los Juramentos, entre la Catedral y el Archivo de Indias.

La Cruz de los Juramentos, entre la Catedral y el Archivo de Indias. / Juan Carlos Muñoz

De igual forma, se persigue disponer de los medios humanos y materiales para poder hacer frente al deterioro de los bienes inmuebles sobre los que se va a actuar, en ocasiones ante circunstancias imprevistas. Por otro lado, se trata de obtener una capacidad de respuesta inmediata ante la necesidad de atender situaciones sobrevenidas de peligro o urgencia que pudieran surgir, contando para ello con un equipo técnico con experiencia y competencia profesional para realizar los trabajos que sean precisos.

La celebración de este contrato permite también a la Gerencia de Urbanismo actuar con mucha más celeridad para la subsanación de problemas puntuales en los monumentos diseminados en la vía pública sin la obligatoriedad de aprobar un proyecto técnico para acometer estas pequeñas intervenciones.

Algunos de los monumentos que con total seguridad serán tratados próximamente para garantizar su adecuada conservación son la Cruz de los Juramentos, en la calle Fray Ceferino González, la fuente de Mercurio, junto al edificio del Banco de España en la Plaza de San Francisco, el monumento a Simón Bolívar, en el Paseo de las Delicias y, nuevamente, la barandilla del Puente de Triana para la retirada de candados.

La fuente de Mercurio, en la Plaza de San Francisco. La fuente de Mercurio, en la Plaza de San Francisco.

La fuente de Mercurio, en la Plaza de San Francisco. / Juan Carlos Muñoz

En el caso de la Cruz de los Juramentos, localizada en el lateral del Archivo de Indias, la intervención se dirigirá a la limpieza del monumento, la eliminación de fisuras y oxidaciones en su reja, así como de las múltiples costras de sulfatación que presenta.

En cuanto al monumento a Simón Bolívar, en el Paseo de las Delicias del Parque de María Luisa, los trabajos de conservación se centrarán en la limpieza y tratamiento frente a la corrosión de la imagen de bronce y el pedestal y, se aprovecharán para realizar un examen más minucioso del estado del monumento.

Por su parte, la Fuente de Mercurio que se encuentra frente al Banco de España por su parte, está aquejada de numerosas manchas por corrosión que la Gerencia de Urbanismo pretende solucionar con una próxima intervención.

Los trabajos serán acometidos por la empresa especializada Estuco y Decoración Marve, a la que ha correspondido la adjudicación del contrato.

Como principales agentes de deterioro de los monumentos públicos se suelen considerar los factores medioambientales, al estar ubicados a la intemperie. No obstante, entre los problemas al que se hace frente se encuentra también el vandalismo, pues los ataques que sufren estas obras tienen como resultado daños muy graves, cuyo alcance merman sus valores estéticos y artísticos, además de convertirse en focos importantes para la evolución de los daños naturales.

En el año 2018, la Gerencia de Urbanismo intervino en 19 monumentos de la ciudad. Los tratamientos más comunes fueron la limpieza y el tratamiento contra grafitis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios