Situación financiera del Consistorio

El Ayuntamiento invierte parte del superávit en pagar todas las facturas atrasadas

  • El endeudamiento se quedará en 312 millones tras la cancelación de un crédito de 5,7 del Parque Arte Sacro

Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada. Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada.

Dos mujeres, una caminando y otra en bicicleta, pasan junto a la fachada de la Casa Consistorial que da a la calle Granada. / Antonio Pizarro

Comentarios 5

Contador a cero. El gobierno socialista destinará parte del superávit de las cuentas del año pasado para el pago de todas las facturas pendientes en el Ayuntamiento a fecha de 31 de diciembre de 2017. Esta es una de las operaciones que se van a poner en marcha para mejorar las cuentas de las arcas municipales. El Consistorio cerró el año pasado con un superávit de 100,6 millones y un remanente positivo de 33,4 millones. Los técnicos de Hacienda quieren aprovechar esta situación para seguir avanzando en lograr los objetivos de estabilidad y reducción de deudas marcados al inicio del mandato.

La liquidación de intereses del ejercicio 2017 realizada por la Intervención municipal permite que la amortización pueda ser financiada por el remanente de tesorería. El Ayuntamiento aporta 21 millones; la Agencia Tributaria de Sevilla 907.566 euros; el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) 1,5 millones; el Instituto Municipal de Deportes (IMD) 2,8 millones; el Patronato del Real Alcázar y de la Casa Consistorial 5,9 millones; el Consorcio del Parque Periurbano de la Corchuela 72.200 euros; y Tussam 729.577 euros.

Este superávit es aplicable al artículo 32 de la ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. “En el supuesto de que la liquidación presupuestaria se sitúe en superávit, éste se destinará, en el caso del Estado, Comunidades Autónomas, y Corporaciones Locales, a reducir el nivel de endeudamiento neto siempre con el límite del volumen de endeudamiento si éste fuera inferior al importe del superávit a destinar a la reducción de deuda”.

Estas operaciones sirven para rebajar el periodo medio de pago a proveedores a 39 días

La dirección general de Hacienda y Gestión Presupuestaria ha determinado que el préstamo cuya amortización anticipada resultaría la opción más ventajosa para los intereses municipales es del Parque de Arte Sacro. El crédito que será cancelado es de 5,7 millones. “Tratándose de un gasto específico y determinado, que no puede demorarse hasta el próximo ejercicio, y que no estaba inicialmente previsto en el presupuesto, procede encauzar la modificación presupuestaria necesaria como un suplemento de crédito, en tanto que la aplicación presupuestaria pertinente ya existe en los créditos iniciales del presupuesto vigente”, detalla en su informe el servicio de gestión presupuestaria. Esta reducción de deuda en 5,7 millones deja al final del ejercicio el endeudamiento en 312 millones.

Los 33,4 millones de remanentes también serán utilizados para liquidar la cuenta 413 (facturas pendientes de pago) a 31 de diciembre de 2017, para lo que se destinarán 3,5 millones. La mayoría de esa cuantía se destina para facturas de luz impagadas en el área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo (3,4 millones). El resto es para inversión de reposición de maquinaria, instalaciones técnicas y utillaje; subvención de libre concurrencia; actividades culturales y deportivas; seguridad; y comunicaciones informáticas en el Instituto Tecnológico del Ayuntamiento de Sevilla (ITAS).

Aún queda por definir en qué se invertirán los 21,2 millones restantes del remanente

Un tercer destino del remanente es reducir la cuenta 413 (facturas pendientes de pago) de la Gerencia de Urbanismo en cuatro millones. Con esto se quedaría a cero (en diciembre de 2014 tenía 9,7 millones) y se rebajaría el periodo medio de pago a proveedores que en estos momentos está en 39 días. De esos cuatro millones, 722.768 euros son gastos corrientes y 3.343.263 son de capital. Ese dinero reservado proviene de actuaciones generales de reposición; arrendamientos de equipo de oficinas; mantenimiento de equipos informáticos; agua; servicios jurídicos; intereses de demora; una expropiación en la calle Áncora; inversiones del patrimonio municipal del suelo; o ayudas de rehabilitación privadas.

Después de estas tres operaciones, el remanente restante es de 21,2 millones. Será utilizado para lo que se conoce como inversiones financieramente sostenibles, en vez de amortizar deuda anticipadamente. La Intervención municipal se encuentra en negociación con el Ministerio de Hacienda para que le aclare la letra pequeña del acuerdo alcanzado a finales del pasado febrero entre el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el presidente de la federación de municipios españoles (FEMP), Abel Caballero. Los técnicos municipales de Hacienda resaltan que existen muchas limitaciones para buscarle un destino a esa importante inversión para la ciudad que se sumaría a los 75 millones previsto en las cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios