Hostelería

El Ayuntamiento aprueba la relajación de la norma de los veladores

  • La medida evita la entrada en vigor de un artículo de la ordenanza que reducía el número de mesas y sillas

  • La concesión seguirá dependiendo de criterios de accesibilidad, contaminación acústica, ocupación del espacio público y convivencia

Un velador repleto de clientes en la Plaza de San Francisco. Un velador repleto de clientes en la Plaza de San Francisco.

Un velador repleto de clientes en la Plaza de San Francisco. / José Angel García (Sevilla)

La Junta de Gobierno Local ha aprobado de forma inicial una nueva medida de apoyo al sector de la hostelería ante la grave crisis sanitaria. El cambio implica la supresión de un artículo establecido en el año 2014 por el gobierno del PP que condicionaba el número de veladores permitidos en función del aforo interior de los negocios. Esta medida entraba en vigor de forma completa en este ejercicio y hubiera supuesto la reducción de terrazas de veladores en cientos de negocios de la ciudad con espacios reducidos en su interior precisamente en un momento en el que el sector tiene su actividad económica centrada en el exterior.

La concesión de licencias en cualquier caso dependerá siempre de la accesibilidad, la convivencia, la protección del derecho al descanso y el uso de los espacios públicos. Una vez aprobada esta medida se abrirá un proceso de exposición pública y se elevará al Pleno para su votación por parte de la Corporación municipal.

La modificación aprobada supone la supresión del artículo 30.7 de la ordenanza municipal contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones que establece que “el número máximo de sillas a autorizar en los veladores no excederá del 50% del aforo de la actividad principal, con un mínimo de cuatro veladores, siempre que se cumplan las condiciones de instalación y de ocupación establecidas en la Ordenanza”.

Esta misma ordenanza establecía una disposición transitoria por la que durante un plazo de cinco años no se aplicó a los negocios existentes en el año 2014. La finalización de esta moratoria suponía en estos momentos un impacto económico grave para el sector especialmente aquellos negocios tradicionales con interiores reducidos que apenas tendrían posibilidad de instalar mesas en el exterior.

Con esta supresión se mantiene la aplicación de los mismos criterios por los que se han regido hasta ahora las licencias de veladores. Es decir, se debe garantizar el cumplimiento de los criterios de accesibilidad, contaminación acústica, y convivencia de acuerdo con lo establecido en la ordenanza municipal de veladores y en la normativa autonómica por lo que el derecho al descanso y el uso de los espacios públicos está garantizado. Por tanto, la derogación de este artículo evita principalmente un proceso amplio de suspensión de licencias existentes en un momento de graves dificultades para el sector.

“La hostelería se ha visto gravemente afectada por las consecuencias de la crisis sanitaria. Y desde el Ayuntamiento estamos articulando todas las medidas posibles para contribuir a su reactivación. Esta iniciativa es el resultado de un acuerdo con el sector que permite que no se aplique una dura medida de reducción de veladores en negocios cuando durante un tiempo el exterior es el principal recurso para la generación de actividad y cuando muchos negocios tienen que iniciar un proceso de recuperación”, explica el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios