Hoja de ruta para los próximos años
  • El Ayuntamiento plantea darle una tarjeta de vecindad a los que no puedan empadronarse y reservarles plazas en los planes de empleo

  • Reforzar el trabajo en la calle y la atención en los albergues, entre las prioridades

Baños públicos y lavanderías para las personas sin hogar

Un sin techo sentado junto a un árbol en una céntrica calle. Un sin techo sentado junto a un árbol en una céntrica calle.

Un sin techo sentado junto a un árbol en una céntrica calle.

Juan Carlos Muñoz

Escrito por

· Manuel Ruesga

Periodista

Las personas sin hogar contarán con distintos espacios en la ciudad con baños públicos y lavadoras para la limpieza de su ropa y consignas en los entornos cercanos a los comedores sociales. Estas son dos de las medidas más destacadas de las 56 acordadas por todos los grupos políticos en la comisión creada para abordar la emergencia sociolaboral en Sevilla. Todas estas iniciativas, que se incorporan a la hoja de ruta del gobierno local para los próximos años, están orientadas a mejorar la salud e higiene, la red de recursos públicos, la orientación, formación e inserción laboral y la coordinación de los distintos servicios y administraciones.

Todas las medidas acordadas serán remitidas a la mesa estratégica de personas sin hogar para abordar su implementación en colaboración entre el Ayuntamiento y las distintas entidades. No obstante, como prioridades destacan incrementar el número de plazas en viviendas apostando por un nuevo modelo no tan centrado en grandes equipamientos y que favorezca la inserción; reforzar el trabajo de las unidades de calle; acciones relacionadas con la prevención y detección de enfermedades frecuentes como la hepatitis C y el VIH; mejoras en la calidad de la atención a las personas en los albergues; y desconcentración de los recursos para personas sin hogar.

Desde el gobierno socialista sostienen que las 56 medidas son el resultado del trabajo de todos los grupos políticos en una comisión coordinada desde la delegación de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales en la que han participado una veintena de entidades, colectivos y especialistas en las personas sin hogar para aportar sus iniciativas. Todas ellas vienen a complementar el trabajo ya realizado previamente por el gobierno local con la aprobación en abril de 2019 de la estrategia integral de atención a las personas sin hogar 2019-2023, un documento elaborado con los colectivos y entidades que forman parte de la mesa de personas sin hogar.

El primer bloque de medidas acordadas hace referencia a establecer decisiones que favorezcan la mejora de la salud e higiene entre los sin techo como la realización de pruebas de detección de VIH o Hepatitis C, las ropas y productos de higiene o la generación de áreas de baños y lavadoras públicas especialmente en el entorno de comedores y equipamientos sociales.

Activar mecanismos que mejoren los servicios para las mujeres sin hogar debido a su mayor vulnerabilidad tanto higiénicos, sanitarios como alimentarios; establecer un sistema adecuado para proveer de calzado y ropa a las personas sin hogar; e impulsar la mejora en el tratamiento y acceso a los fármacos derivados de los problemas de salud mental y adicciones y las posibles enfermedades asociadas a las mismas son otras de las medidas.

Indigente instalados en la plaza de Cristo de Burgos con equipaje, colchones y otros enseres. Indigente instalados en la plaza de Cristo de Burgos con equipaje, colchones y otros enseres.

Indigente instalados en la plaza de Cristo de Burgos con equipaje, colchones y otros enseres. / Antonio Pizarro

En segundo lugar, se ha elaborado un bloque de 25 medidas para la mejora de los recursos públicos municipales destinados a la atención a las personas sin hogar que incluyen entre otras cuestiones la desconcentración de equipamientos, la apuesta por modelos como housing first para la inserción social o la introducción de mejoras de gestión y atención a las personas sin hogar en toda la ciudad.

Dentro del apartado para mejorar el acceso administrativo se plantea valorar la viabilidad de una tarjeta de vecindad para que las personas con dificultades en el empadronamiento puedan acudir a los servicios municipales. Paralelamente, se aboga por crear el Observatorio de Personas Sin Hogar, “para conocer tanto cualitativa como cuantitativamente las cifras y condiciones reales” del sinhogarismo en Sevilla.

El informe plantea mejorar la atención en los albergues municipales aumentando los horarios, atendiendo, especialmente, a las olas de frío y de calor, más plazas con mejor distribución y mayor calidad en la alimentación, mejora de los sistemas de taquillas y desinfección, así como la posibilidad de convivir parejas y mejora de la seguridad. Además, propone establecer normas de gestión y uso interno de los espacios desarrollando programas para la atención a los animales que acompañan a las personas sin hogar, y realizar una encuesta entre las personas sin hogar para conocer la negativa a su utilización y proponer mejoras.

El tercer bloque hace referencia al diseño de una estrategia para la orientación, formación, empleabilidad e inserción laboral de los sin techo con el desarrollo de programas de empleo, de itinerarios de especialización y formación o apoyo a la contratación a través de medidas como la incorporación de incentivos a la contratación en cláusulas sociales.

En el documento se regula la atención a los animales que les acompañan

Por último, los grupos políticos han acordado 14 medidas para la mejora de la coordinación de los servicios públicos y entre administraciones e instituciones. Así se recomienda mejorar la relación con los Juzgados, una base de datos única, la coordinación supramunicipal, los programas de inserción laboral o la desconcentración.

Este año el gobierno socialista quiere actualizar el censo, ya que el último es de hace más de cuatro años, cuando se reflejó la presencia de 444 personas en esta situación. Hombre de nacionalidad española, soltero, de 46 a 55 años y con estudios primarios o secundarios. Éste es el perfil de las personas sin hogar en Sevilla según destacó en ese informe que el Ayuntamiento hispalense hizo público en abril de 2017 sobre las características de este colectivo.

El estudio sociodemográfico se basó en los datos obtenidos durante el conteo realizado la noche del 2 de noviembre de 2016, un diagnóstico a pie de calle con el que se pretendía conocer la dimensión real del problema. El Consistorio ya adelantó ese mes que 239 se beneficiaban de los recursos municipales y 205 dormían al raso.

El último censo data de 2016, cuando se reflejó la presencia de 444 personas en la calle

La Unidad Municipal de Emergencias Sociales y Exclusión Social (Umies) fue la encargada de realizar esta batida junto a 150 voluntarios de Cruz Roja, Cáritas, Médicos del Mundo, Solidarios, RAIS Fundación, Proyecto Miguel de Mañara y Cristo Vive. En total se realizaron 49 rutas que abarcaban toda la ciudad. Durante este conteo, 105 personas accedieron a participar en una encuesta para analizar las características de este colectivo.

En el informe se destacó que los datos extraídos corroboran que la mayoría de las personas sin hogar sufren una situación “crónica”, ya que casi el 62% manifestaron llevar más de tres años en la calle. En el 69,8% de los casos, señalaron también padecer problemas físicos y el 64,5% alguna enfermedad mental asociada. Además, casi la mitad manifestaron haber sufrido alguna agresión. Destacó el nivel de estudio de este colectivo, ya que el 72,5% afirmaron tener estudios primarios o secundarios y un 8% indicó tener estudios superiores.

Este es el primer informe sociodemográfico que ha realizado el Ayuntamiento sobre el sinhogarismo. Con anterioridad ya se habían hecho otros estudios, pero sobre distritos concretos y no abarcaban toda la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios