calle rioja

Brilla Trajano, apagón en Amor de Dios

  • Imperio. El triunfo en el premio Planeta de Posteguillo, biógrafo de Trajano, sirve de excusa para un paseo literario por la calle que lleva el nombre del emperador que nació en Itálica

Restos de un templo romano en la recepción de la Casa Romana, hotel de la calle Trajano. Restos de un templo romano en la recepción de la Casa Romana, hotel de la calle Trajano.

Restos de un templo romano en la recepción de la Casa Romana, hotel de la calle Trajano. / José ángel garcía

Lo eclipsaba todo Trajano, hasta el punto de que hubo un apagón en Amor de Dios, paralela a la calle del emperador nacido en Itálica. La peluquería de Melado estaba a oscuras. El tío de Adriano está de moda, para alegría de la causa de Itálica, con el último ganador del Planeta, Santiago Posteguillo, que convirtió su biografía en un best-seller. Padilla mudó sus libros y artes de imprenta a la calle Trajano desde San Juan de la Palma. Pilar busca por internet algún libro de Posteguillo, aunque no se dedican a los libros de éxito. "Tuvimos Los asesinos del emperador, pero el último lo vendí hace un par de días". El libro narra el ascenso al poder de Trajano, recordado en Itálica con la donación que le hizo el Gobierno de Rumanía, que no es romana por una letra, trajana de principio a fin.

Entra Lola Pons en la librería. La autora de Paisaje lingüístico de Sevilla y de Una lengua muy larga da mañana una charla en Granada sobre la lengua en los medios de comunicación y se lleva dos litografías de Padilla para tener un detalle con sus anfitriones. "Yo no he leído nada de este hombre, pero en mi casa arrasó Africanus", dice Lola. Una novela sobre Aníbal y Escipión el Africano.

En Padilla vendieron el último ejemplar de la novela 'Los asesinos del emperador'

¿Qué es lo más romano de la Casa Romana? Este hotel boutique de cuatro estrellas lo abrió la Familia Román en 1994. José Antonio Jiménez señala lo más romano de la Casa Romana: el mostrador era de un antiguo templo romano. "Alfonso Pleguezuelo ha venido varias veces con colegas de Historia del Arte a enseñárselo". "Se lo contaré a mi yerno", dice Pilar, "es arqueólogo y trabaja en la Necrópolis de Carmona". Con el eco del triunfo de Posteguillo, a Jiménez no le consta que se hayan alojado escritores de renombre. "Periodistas sí, acabo de hacerle la reserva a una reportera norteamericana experta en caballos que viene todos los años a Sicab". Por la puerta se ven las dos cuadrigas que pasan por la calle Trajano, el 13 y el 14 de Tussam.

Lola Pons le hace una foto con el móvil al libro de Santiago Posteguillo El séptimo Círculo del Infierno. Algunas de sus protagonistas son escritoras olvidadas o relegadas, caso de Concha Espina, que por un voto no obtuvo el Nobel de Literatura y muchos la asocian con la estación de Metro junto al Santiago Bernabéu. En el índice alfabético de este libro, Trajano aparece junto a Trump, Donald. Dos maneras de entender el imperio. Al de Roma lo encontró en la sala 71 del Museo del Prado, donde están los retratos de los emperadores. Un paseo profético, porque menciona el libro El maestro del Prado, de Javier Sierra, que ganó la anterior edición del premio Planeta. No es el único que aparece. En diferentes capítulos salen Juan Marsé, Ana María Matute, Ángeles Caso (lo ganó en 2009 y quince años antes fue finalista el año que ganó Cela), Fernando Savater, Jorge Semprún, Mario Vargas Llosa y Manuel Vázquez Montalbán.

El biógrafo de Trajano también pasa por Amor de Dios. Cuando le agradece a Carmen Balcells los elogios de su libro La noche en que Frankestein leyó el Quijote, Posteguillo recuerda las palabras de Fernando del Paso en el homenaje a la editora, a la que imaginaba "en el cielo persuadiendo a Dios de que ha de cobrar sus derechos de autor por la Biblia".

El Séptimo Círculo del Infierno es uno de los que forman el atlas de Dante en La Divina Comedia. Es el círculo de los asesinos. El relato que da nombre al libro lo protagoniza Vera Gaspary, una escritora de novela negra y guionista de Hollywood con cuya carrera acabó el Comité de Actividades Antiamericanas. Su purga y la muerte de Marilyn Monroe dieron al traste con uno de los proyectos más ambiciosos de la industria del cine.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios