Polémica El dueño de un pub de Sevilla se muestra arrepentido tras no dejar entrar a jóvenes con diversidad funcional

El coronavirus en Sevilla

Los médicos llaman a la calma contra el coronavirus y apelan al sentido común: mejor saludar sin besos ni apretones

  • Organizaciones médicas y sindicatos sanitarios de Sevilla se muestran preocupados por la alarma social que está desatando la enfermedad por encima de su propio impacto

Accesos a las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla.

Accesos a las Urgencias del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Con la "obligación" de transmitir tranquilidad, pero con precaución. Así viven estos días los profesionales médicos de Sevilla la crisis sanitaria mundial por el coronavirus. Una semana después del primer positivo y tras confirmarse dos casos en la ciudad y 13 en Andalucía, el Covid-19 empieza a provocar sus primeros estragos en Sevilla, sobre todo, por la suspensión de actos y eventos de carácter sanitario, pero sin por el momento alterar al personal médico, que, de manera unánime, descarta la sensación de alarma en el sector y aprueba la gestión de la situación por parte de la Consejería de Salud y Familias.

Es el mensaje que se transmite desde el Colegio de Médicos de Sevilla. "Tenemos muchos más motivos para hacer un llamamiento a la tranquilidad que para generar alarma", afirma el secretario general de la institución. Juan Manuel Contreras. Al mismo tiempo, aunque sin generar alarma, sí reconoce "una cierta precaución e inquietud" ante "un fenómeno que sigue extendiendo", pero asegura tener su"confianza" en las autoridades sanitarias andaluzas.

"Tenemos medios para contener esto. Es normal que haya una cierta inquietud, pero los profesionales tenemos la tranquilidad de que esto se va a controlar. La verdad es que se está gestionando muy bien. Los médicos podemos quejarnos mucho por otros aspectos, pero cuando llegan este tipo de crisis nos centramos en la entrega a los pacientes. La ciudadanía debe estar tranquila porque creo que hay una excesiva e innecesaria alarma social. Estoy convencido de que todo esto pasará con el esfuerzo de todos", señala.

La institución sí se muestra a favor de la adopción de medidas en contra de ciertas prácticas que podrían conllevar a nuevos contagios. Es el caso por ejemplo de los saludos entre personas con besos o apretones de mano (costumbres que ya ha prohibido el Gobierno de Italia, por ejemplo ). "Yo creo que, por precaución, no se debería saludar con besos o apretones de manos, eso es mucho más eficiente que el uso de mascarillas, y, sobre todo, insistir en lavarse mucho las manos",  matiza el doctor.

Siguiendo esta misma línea de precaución, el Colegio de Médicos de Sevilla ha atajado sin fisuras las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y ha decidido suspender todos los actos y eventos docentes, científicos y culturales previstos en las próximas fechas por el riesgo de contagio y extensión del coronavirus entre el personal sanitario. "Hemos tomado esta decisión por una cuestión de responsabilidad para proteger a los profesionales y mantener la mayor reserva de médicos sanos ante cualquier riesgo", ha explicado.

La Asociación Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias ha suspendido un congreso de enfermeros en Sevilla

También en esta tesitura ha actuado el Colegio de Enfermería de Sevilla, que este martes conocía la noticia de la suspensión del XXXVII Congreso de la SAMIUC y la XII Jornada de Enfermería organizado por la Asociación Andaluza de Medicina Intensiva y Unidades Coronarias y que tenía previsto reunir a más de 150 profesionales de distintos puntos del país en el Hotel Meliá Lebreros de Sevilla los días 12, 13 y 14 y que por el coronavirus se ha aplazado hasta el próximo mes de noviembre.

Este evento y un pregón de Semana Santa de la Asociación de Jubilados previsto para el día 26 de marzo, son los dos eventos que este organismo se ha visto obligado a posponer ya que en Sevilla la inminente efemérides del día del patrón de enfermería, San Juan de Dios, no se celebra el día 8 como en otras provincias. Según ha explicado el presidente de esta institución, José María Rueda, en la ciudad esta efemérides se celebra el 12 de mayo, Día Internacional de la Enfermera, por lo que en principio "habrá que esperar acontecimientos".

José María Rueda se une a ese llamamiento a la calma que transmiten desde el Colegio de Médicos. Considera que la situación "se está desmadrando" y elogia el trabajo del Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud. "Es lógico que tenemos que actuar con precaución, pero sin alarmismos. Nos acogemos a las recomendaciones del Gobierno y en base a eso estamos actuando. Está claro que esto no va a ser una cosa de un día y tenemos que actuar bien porque serán varios meses", concreta.

Los que sí se muestran más críticos son los sindicatos. No obstante, para el presidente del Sindicato Médico de Sevilla, Rafael Ojeda, su "obligación" es transmitir tranquilidad porque "la situación de alarma puede llegar a ser más preocupante de la gravedad que tiene en sí la enfermedad".

"De momento no hay datos que justifiquen una situación de alarma y, la verdad, es que, en el sector sanitario, no tenemos una sensación de crisis o problema grave", manifiesta, al tiempo que también defiende la gestión por parte de las autoridades sanitarias: "no tenemos nada que objetar a cómo se está actuando porque se está haciendo todo muy correcto", ha señalado.

Respecto a la disposición de recursos, medios y personal, Rafael Ojeda, considera que los equipos de protección individual para los profesionales, los llamados EPIs, y las mascarillas también se están manteniendo en un número adecuado, por lo que, de momento, ningún profesional les ha transmitido "ninguna queja concreta".

No es el caso del Sindicato de Enfermería de Andalucía, Satse. Aunque uno de sus portavoces, el adjunto a la secretaría del sindicato, José Manuel Morales, reconoce "mejoras" en la gestión andaluza del coronavirus, asegura que "en un primer momento", los profesionales de las Urgencias, centros de salud y asistencia domiciliaria, tuvieron que actuar sin contar con sus respectivos protocolos porque "no se publicaron hasta el 27 de febrero", afirma. No obstante, asegura que, desde entonces, "la situación se está normalizando" y consideran que la Junta "está accediendo de forma positiva" a sus peticiones. "Estamos contentos porque las cosas se están haciendo como se tenían que hacer", matiza.

Respecto al personal médico, asegura que la baja de profesionales por seguimiento activo en sus domicilios no está suponiendo una "merma" en la cobertura sanitaria y que no se han recibido quejas en ese sentido. No obstante, lo que sí reclaman desde Satse es que el aislamiento de los profesionales sanitarios por el coronavirus sea considerado por la Seguridad Social un accidente laboral y no una enfermedad común "porque se han visto afectados en su puesto de trabajo", argumenta. En este sentido, Satse Andalucía ha remitido una carta tanto a la gerencia del SAS como a la directora de personal, que se habrían mostrado a favor de elevar el caso al Gobierno a través de la comisión de seguimiento del Covid-19 en Andalucía.

La sección sindical de UGT en el Virgen del Rocío reclama la instalación de mamparas separadoras en los puntos de admisión

En lo que se refiere a la protección de los profesionales sanitarios. Desde la sección sindical de UGT en el Hospital Virgen del Rocío, centro donde ha estado ingresado el único paciente con coronavirus que requirió aislamiento en la ciudad, se han unido a la petición que hace unos días hizo el sindicato CSIF y exigen la colocación de mamparas separadoras en los puntos de admisión de urgencias de hospitales y centros de salud porque "el personal administrativo el primer contacto con el paciente y es el que pone en marcha el protocolo a seguir ante una sospecha del coronavirus", aclaran.

"Hasta ayer (por el martes) no explicó el responsable médico de Urgencias a las administrativas que se encontraban en el Hospital General y Trauma qué tenían que hacer ante una sospecha de coronavirus", denuncia la sección sindical que aclara que el protocolo en estos casos es "proporcionar al paciente de una mascarilla y guantes y aislarlo en una sala hasta ser atendidos por personal sanitario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios