SEVILLA FC Lopetegui seguirá hasta el partido ante el Borussia Dortmund

Zonas de Tráfico Restringido | Centro y casco antiguo de Triana

Las cámaras del plan Respira son de última generación, muy lejos de las de 2011

  • Su implantación corresponde a la UTE Eysa-Aluvisa, las mismas empresas líderes en esta tecnología que también han desarrollado sistemas similares en Madrid  y Barcelona  

  • Son 53 cámaras con analítica de vídeo que, a través de los píxeles, reconocen todo tipo de vehículo entra y ofrecen miles de datos de interés al Ayuntamiento

Detalle de las nuevas cámaras del plan Respira, en la zona de Capuchinos.

Detalle de las nuevas cámaras del plan Respira, en la zona de Capuchinos. / José Ángel García

La UTE integrada por las empresas Eysa y Aluvisa se ha adjudicado la implantación del nuevo sistema de cámaras del Plan Respira de Sevilla por 2,2 millones de euros. Son las mismas empresas líderes en esta tecnología que también han desarrollado sistemas similares en Madrid (Eysa) y Barcelona (Aluvisa), ha aclarado este lunes José Santiago Lorenzo, director de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla. 

Desde el 1 de abril el Ayuntamiento está trabajando con estas empresas en las cámaras del Plan Respira. Ya hay cámaras colocadas, en algunos de los puntos donde estuvieron las del plan centro que se derogó.

Lorenzo explica las mejoras que aportan estas nuevas cámaras frente a las del primer plan centro que se derogó al entrar Zoido en la Alcaldía. "Esto es como comparar la tecnología del año 2010 de los móviles con la que tenemos en 2022. En telecomunicaciones no tiene absolutamente nada que ver la tecnología de las cámaras de 2011 con la actual. Las de antes eran cámaras muy básicas con una lectura de matrículas, y estas de ahora son cámaras con analítica de vídeo, que a través de los píxeles reconocen qué tipo de vehículo entra (moto, ciclomotor, furgoneta, etc.). Clasifica los vehículos en función de miles de parámetros distintos que van a dar al Ayuntamiento mucha información.".  

El centro de control en La Ranilla desde el que se controlan estas cámaras permitirá al Ayuntamiento cruzar datos con la DGT y con los Distritos.

Delimitación de las zonas de tráfico restringido

Este sistema se implantará en la zona de tráfico restringido del Casco Antiguo compuesta por las calles comprendidas en el interior del perímetro delimitado exteriormente por el Paseo de las Delicias, Paseo de Colón, Reyes Católicos, Julio César, Marqués de Paradas, San Laureano, Torneo, Resolana, Parlamento Andaluz, Muñoz León, Ronda de Capuchinos, María Auxiliadora, Recaredo, Menéndez y Pelayo, Avenida del Cid, Palos de la Frontera y Avenida de Roma.

En el caso de Triana, el área quedará configurada por las calles comprendidas en el interior del perímetro delimitado exteriormente por la Plaza del Altozano, Betis (incluida dentro de la zona de tráfico restringido), Plaza de Cuba, Génova, Pagés del Corro, Clara de Jesús Montero, Alvarado, Castilla, Callao, San Jorge. Ninguna de las calles indicadas, que conforman el perímetro exterior, está incluida dentro de la zona de tráfico restringido, a excepción de la calle Betis.

Una de las cámaras nuevas, en la periferia del centro, en la ronda de Capuchinos. Una de las cámaras nuevas, en la periferia del centro, en la ronda de Capuchinos.

Una de las cámaras nuevas, en la periferia del centro, en la ronda de Capuchinos. / José Ángel García

53 puntos de control con cámaras

Para ello, está en proceso de adjudicación el contrato para la implantación de los puntos de control a través de la realización de canalizaciones, acometidas de fibra óptica, instalaciones eléctricas o cimentaciones. Cada punto tiene una cámara con procesamiento de imágenes que permite distinguir el tipo de vehículos del que se trata a efectos de poder disponer de información detallada sobre accesos y salidas de las zonas restringidas. Tendrán visión nocturna y equipos de reconocimiento automático de matrículas. En total, se instalarán 53 puntos de control con cámaras, de los cuales 44 estarán en el Casco Antiguo y 9 en la zona histórica de Triana. El sistema controla tanto los accesos como las salidas. Así, en el Casco Antiguo habrá 31 puntos de control de entradas y 13 de salidas, y en Triana serán 5 puntos en entradas y los otros 4 en salidas.

El Ayuntamiento señala que el objetivo en ningún caso es la sanción, sino evitar que los vehículos no autorizados (de acuerdo con los criterios que finalmente se implanten) circulen por estas zonas. Por este motivo, el contrato ha incorporado un amplio plan de señalización clara e inequívoca. En total, 298 carteles con señalización específica de los cuales 16 serán informativos, 120 se destinarán a señales en los puntos de acceso y aproximación perimetrales a las zonas, 22 serán señales de tipo variable vinculadas a los aparcamientos públicos y 8 serán carteles informativos sobre plazas disponibles en los aparcamientos públicos. Por último, habrá 132 carteles con señales en los itinerarios de acceso y salida de los aparcamientos públicos para evitar desplazamientos indebidos por zonas restringidas.

Entre otras funciones, todos estos carteles informarán en las proximidades de estas áreas cuáles son las calles con acceso restringido o cuales son los giros y sentidos de circulación prohibidos. Para reforzar esta estrategia, el contrato que se licita incorpora un presupuesto específico para la comunicación y dinamización del sistema a través de los distintos canales existentes y que incluirá una estrategia presencial con el objetivo de alcanzar la máxima difusión y facilitar a toda la ciudadanía información suficiente sobre la regulación y el sistema implantado.

El contrato incorpora además un software de control y gestión interno del sistema que incluye, por un lado, un sistema interno de interconexión con las diferentes bases de datos de las que puede alimentarse el sistema de control con posibilidades de conexión a la DGT para obtención del tipo de vehículo del que se trata, datos de vehículos robados, sistema de autorizaciones, padrón municipal, datos de transporte público y vehículos de emergencia, etc. Hay además recursos suficientes para la monitorización del funcionamiento del sistema, así como la lógica para la gestión dinámica de las autorizaciones que permita discriminar entre perfiles con autorización con la flexibilidad suficiente para adaptarse a las circunstancias que se regulen. Se permitirá también explotar los datos de funcionamiento a nivel de accesos, permanencia en la zona o tipo de vehículos, lo que facilitará llevar un seguimiento de la evolución de la implantación de la medida.

Se ha programado igualmente que el sistema cuente con un módulo de gestión de los usuarios con un software multiplataforma que permita gestionar al usuario desde cualquier tipo de dispositivo. Se aportará, por tanto, un sistema fácil, rápido y ágil para la solicitud de las autorizaciones de accesos que queden reguladas, así como para cualquier consulta, aviso o sugerencia. Todo este proyecto se coordinará a través de un Centro de Control y gestión específico en La Ranilla, con personal dedicado al funcionamiento del sistema, emisión de informes, gestión de incidencias, o atención en los distintos canales de comunicación que se fijen para la población usuaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios