Demografía

Cataluña acoge a más de 80.000 emigrantes sevillanos

  • Más de 200.000 personas nacidas en Sevilla residen en otras comunidades autónomas, el 14,3% del total de andaluces que abandonan su provincia natal 

Viajeros en la estación de Santa Justa de Sevilla. Viajeros en la estación de Santa Justa de Sevilla.

Viajeros en la estación de Santa Justa de Sevilla. / Víctor Rodríguez

Cataluña es la comunidad autónoma por excelencia que eligen los sevillanos que deciden dejar su tierra en busca de una nueva vida. En la provincia catalana residen en la actualidad 570.269 andaluces de los que 80.450 nacieron en la provincia de Sevilla.

Según los datos recogidos por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, esos 80.450 sevillanos suponen el 40% de todos los emigrantes de la provincia que residen en algún punto de España, que se eleva hasta las 200.095 personas, y el 14,1% de los andaluces que viven en Cataluña.

Echando un vistazo a los antecedentes. En concreto, a comienzos de la pasada década de los 70, en Cataluña vivían 840.000 personas nacidas en Andalucía. Si a esta cifra añadimos los hijos nacidos ya en esa tierra, el total supera ampliamente el millón cien mil personas. Es decir, cerca de la mitad del total de andaluces que salieron de su tierra en pos de un futuro mejor -más de dos millones de personas- se instalaron en Cataluña. La magnitud de este fenómeno en los años 60 y 70 fue tal que hubo quien dio en bautizar a Cataluña como la novena provincia andaluza.

De los 1.394.563 andaluces que residen actualmente lejos del Sur de España, más de 570.000 viven en Cataluña

Es por ello, que, históricamente, Cataluña es, en general, el destino preferido por los andaluces que deciden abandonar el sur de España. En un ránking andaluz, Granada, Córdoba y Jaén superan a Sevilla en el número de nacidos que se marchan a tierras catalanas, con 113.017, 106.034, 106.034 emigrantes, respectivamente.

Tras Cataluña, el segundo destino con más residentes sevillanos, y también andaluces en general, continúa siendo desde la pasada década de los 60, la comunidad de Madrid. En la actualidad, en Madrid viven más de 261.000 andaluces -unos 10.000 menos que al comienzo de la última crisis económica, en 2008-. De ellos, 38.142 son sevillanos. En esta comunidad, Sevilla vuelve a situarse por detrás de es tras Jaén -con 69.025- y Córdoba -52.348- la provincia andaluza con más oriundos residiendo en la capital del Reino. A estas provincias les siguen las de Cádiz -30.725- y Granada -25.716-.

Los siguientes destinos preferidos por los sevillanos son la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares. La tierra del Túria acoge en la actualidad a 20.471 emigrantes sevillanos, mientras que en las islas 17.066. La comunidad con un menor número de residentes nacidos en Sevilla es La Rioja, donde sólo viven 726 sevillanos.

La cifra de sevillanos en otras comunidades autónomas de 2018 supera levemente a la del ejercicio de 2017 cuando ésta era de 200.024 sevillanos. Aunque la diferencia no es llamativa y se puede hablar de un estancamiento, sí destaca la caída en el número de emigrantes en Cataluña, con 1.379 menos. Al igual que en 2018, junto a la provincia catalana, Madrid y Valencia repetían en 2017 como las regiones más elegidas para establecer su residencia.

Más de 22.400 sevillanos residentes fuera de su provincia tienen entre 60 y 64 años

Si nos remontamos una década atrás, el número de sevillanos en otras regiones ha caído en los últimos años de manera importante, llegando a alcanzar los 208.589 en 2008, año de plena crisis económica en el país. Así, la presencia de sevillanos en Cataluña alcanzó hace diez años las 93.217 personas y sin embargo era inferior en Madrid, donde había 35.964 emigrantes sevillanos.

Por grupos de edad, unos 22.482 sevillanos residentes fuera de su provincia tienen entre 60 y 64 años, edad que tienen en la actualidad los hijos de aquellos que emigraron en los años 60 en busca de un destino mejor fuera de Andalucía; 21.190 tienen entre 65 y 69 años, mientras que 19.758 tienen entre 70 y 74 años. Por contra, la cifra de niños es la menor, aunque la tendencia empieza a crecer a partir de los 25 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios