Tribunales

Condenado a 15 años de cárcel por violar a su hija menor de edad

  • La Audiencia le impide comunicarse con ella durante 18 años y ejercer ninguna profesión relacionada con menores de edad

Condenado a 15 años de cárcel por violar a su hija menor de edad

Condenado a 15 años de cárcel por violar a su hija menor de edad / Europa Press

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a quince años de cárcel a un hombre que violó a su hija, menor de edad, pero también lo ha absuelto de los delitos de abusos sexuales y maltrato habitual en unos hechos por los que la Fiscalía solicitaba 30 años de prisión en total.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, la Sección Cuarta castiga a A.M.S.S. por un delito continuado de agresión sexual con la atenuante de embriaguez y le impone 5 años de libertad vigilada, la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de su hija y comunicarse con ella durante 18 años y la privación de la patria potestad durante cuatro.

El condenado también indemnizará a la víctima con 35.000 euros y no podrá ejercer ninguna profesión que implique contacto con menores durante 18 años.

La Sala, en una sentencia del 24 de enero facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), relata que a partir de 2010, cuando la niña tenía 5 años y sus padres ya estaban separados, pasaba con su progenitor "algunos fines de semana y tardes".

El tribunal considera probado que, "en numerosas ocasiones" durante esos periodos, A.M.S.S. realizó "tocamientos" a la menor "por encima y por debajo de la ropa" cuando dormían en la misma cama.

En 2014, el acusado se fue a Palma del Río (Córdoba) para trabajar como guarda de una finca y, aprovechando que la niña pasó allí dos meses en verano, repitió los "tocamientos sexuales" y "paraba cuando su hija se lo pedía", aunque la amenazaba con matar a su madre si contaba algo.

En el verano de 2015, cuando tenía 9 años, su padre la llevó a la piscina de La Rinconada y allí conocieron a una mujer que los invitó a su domicilio, donde la niña "sorprendió" a ambos "manteniendo relaciones".

De camino a casa, el padre la golpeó "con la mano y una vara" y, ya en el domicilio, le dijo "voy a terminar contigo lo que no pude terminar antes" y la violó.

Al día siguiente volvió a pegarle "al verla llorar" y "le cortó el pelo con un cuchillo".

Desde entonces hasta octubre de 2016, el padre agredió sexualmente a la menor no más de cinco veces.

A.M.S.S., en prisión provisional desde abril de 2019, "realizaba los actos sexuales cuando había consumido gran cantidad de alcohol y tenía ligeramente mermadas sus facultades", prosigue el ponente.

La Sala destaca que el testimonio de la víctima fue "determinante" porque contó los hechos de forma "espontánea" cuando su madre la llevó al hospital "tras descubrir una carta" en la que la menor dejaba ver que estaba enamorada del hermano de su pareja, por lo que sospechó que había mantenido relaciones con él, hechos que son objeto de otra causa por abusos sexuales.

El acusado alegó que su hija lo denunció entonces para tapar ese asunto, pero eso "supondría dotarla de una capacidad de inventiva y de reflejos inusual para su edad", replica el tribunal.

En cuanto a los abusos, el tribunal acepta que existieron pero tipifica los hechos como agresión sexual continuada porque "todos los actos" del padre "obedecieron a un único ánimo y propósito".

Respecto al maltrato habitual, la Sala identifica "actos de agresión física" asociados a las violaciones pero no el "sometimiento" propio del delito, ya que la menor sólo estaba con su padre "cuando lo visitaba o pasaba las vacaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios