Coronavirus Sevilla

Los bancos están desbordados por las peticiones de crédito para autónomos y empresas

  • Los empleados de la banca no han dejado de trabajar en estas semanas de alarma sanitaria con la mayor parte de las plantillas en teletrabajo en plena actividad

  • En Sevilla, Caixabank mantiene todas sus oficinas abiertas al público, Sabadell casi todas, Bankinter cinco abiertas y BBVA no cobra comisión por sacar dinero en cajeros ajenos durante la alarma

Un cliente entra en la oficina del banco Sabadell en la calle Tetuán, este martes. Un cliente entra en la oficina del banco Sabadell en la calle Tetuán, este martes.

Un cliente entra en la oficina del banco Sabadell en la calle Tetuán, este martes. / Juan Carlos Vázquez

Los empleados de banca forman parte del colectivo que no ha dejado de trabajar en estas semanas de lucha contra la pandemia del coronavirus pese al confinamiento general. La carga de trabajo se ha multiplicado hasta lo indecible. Los bancos se han visto desbordados por la avalancha de peticiones de los créditos ICO con aval del Estado que ha lanzado el Gobierno central para cubrir la urgente necesidad de liquidez (para afrontar gastos de alquiler, nóminas y facturas) para  autónomos y empresas, colectivos que se han quedado seriamente tocados con esta crisis sanitaria que ha dejado al mínimo la actividad comercial en las ciudades. 

La primera tanda de esos crédtos en todo el país por valor de 20.000 millones de euros (de los 100.000 millones anunciados por el Gobierno) han empezado a darse esta semana y prácticamente se han agotado, según advierten las entidades consultadas. El ICO establece que los bancos cobren por estos créditos un 2,5% a los autónomos y un 1,5% a las empresas, aunque según las posibilidades de cada cliente y los casos se flexibilizan las condiciones.

Aún cuando la mayoría de las transacciones se están haciendo por vía telemática, muchas oficinas bancarias siguen abiertas al público. En Sevilla, Caixabank ha mantenido todas sus oficinas abiertas, salvo algún caso puntual de cierre por prevención. Banco Sabadell lo ha hecho igual en 15 de sus 19 oficinas, donde acude a diario el 30% de la plantilla, y únicamente ha cerrado cuatro. BBVA no tiene todas las oficinas abiertas pero garantiza el efectivo en sus cajeros y, para evitar desplazamientos, no está cobrando comisión por sacar dinero en cajeros de otros bancos. Bankinter cuenta con cinco oficinas abiertas al público en la provincia de Sevilla, si bien recalca que al ser digital el perfil de sus clientes estos están acostumbrados a manejar en sus transacciones los canales a distancia disponibles: la app, la web y Banca Telefónica.

Dos usuarias en la puerta de la sucursal de BBVA en Plaza Nueva. Dos usuarias en la puerta de la sucursal de BBVA en Plaza Nueva.

Dos usuarias en la puerta de la sucursal de BBVA en Plaza Nueva. / Juan Carlos Vázquez

La mayor parte de las plantillas están teletrabajando en sus domicilios con tablets y ordenadores portátiles y un pequeño porcentaje se queda en las oficinas. "En muy poco tiempo hemos aprendido a teletrabajar con eficiencia y eficacia, señala Rodrigo Molina, de Sabadell. La impresora no es un problema. Todo es digital. Los trámites se hacen on line, por teléfono y cerrando cita previa cuando es indispensable acudir a la oficina. Con todo, los empleados admiten que es más cómodo trabajar en la oficina que en casa.

“El 80% de los que nos demandan servicios son autónomos, pymes y comercios"

En Caixabank, su director general Ignacio Blasco admite que están desbordados de trabajo porque quieren contactar con el máximo de clientes y lograr la máxima interacción con ellos. Explica que el 80% de los clientes que demandan sus servicios estos días son autónomos, pymes y comercios interesados en disponer de esos créditos con aval del Estado que gestiona el ICO. Los autónomos piden una media de 5.000 euros y las empresas hasta 1,5 millones de euros.

Ignacio Blasco, director comercial de Caixabank. Ignacio Blasco, director comercial de Caixabank.

Ignacio Blasco, director comercial de Caixabank. / Caixabank

Blasco asegura que el interés que se ofrece es muy ventajoso por lo bajos que están los tipos. El resto de peticiones de crédito procede de empleados afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que demandan completar su nómina, de personas en situación vulnerable que necesitan una moratoria en el pago de la hipoteca, de mayores para cobrar su pensión.

La entidad Caixabank hasta ahora está aceptando todas las moratorias de hipotecas que les plantean y ofrece aplazar un mes el pago, a los mayores les ha adelantado el cobro al día 20 (los clientes mayores de 75 años están recibiendo llamadas de los empleados para ver cómo están), y a las personas en situación de desempleo también les ha adelantado al día 3 el cobro de la prestación para que no tengan que esperar al pago del SEPES el día 10.

Mientras llega la segunda tanda de miles de millones con aval del Estado, Caixabank dice que tiene medios propios para ayudar a los clientes.

"Los afectados por el pago de hipotecas acuden menos que autónomos y empresas"

Desde el banco Sabadell, su director regional Rodrigo Molina corrobora igualmente que la avalancha de clientes de estas semanas se debe en su mayoría a autónomos que necesitan liquidez y a pequeñas pymes interesados en acogerse a los créditos con aval del Estado por el estado de alarma. Los autónomos son el grupo más numeroso y demanda cuantías que rondan los 20.000 a 25.000 euros para afrontar los pagos más urgentes. El segundo grupo que llama a la puerta del banco son comercios y micropymes, que piden cuantías máximas de 100.000 euros. Y el tercero son las pequeñas y medianas empresas de tamaño normal, que necesitan un máximo de 300.000 euros.

Rodrigo Molina, director regional del Sabadell. Rodrigo Molina, director regional del Sabadell.

Rodrigo Molina, director regional del Sabadell. / Juan Carlos Vázquez

En menor número acuden afectados por el pago de hipotecas, a los que ofrecen una carencia en la cuota que va desde los 6 a los 9 meses. La banca está estudiando en hipotecas cobrar los intereses, y aplazar el pago del capital. los clientes en mejor situación económica ofrecen préstamos directos y otros productos. La máxima es que todos se vean atendidos, recalca el directivo.

El director regional del Sabadell recalca que su banco ha sido muy fiel a los criterios que ha fijado el ICO para conceder esos préstamos y que no han ofrecido otros productos asociados. "Estamos siendo muy rigurosos en dar condiciones muy buenas a los clientes".  

"Nos llegan pymes interesadas en las ayudas del ICO a las empresas"

En Bankinter, su director territorial en Andalucía Juan Carlos Barbero explica que a su banco también están llegando pymes interesándose por las nuevas líneas ICO de ayuda a las empresas en esta coyuntura, y la entidad ha puesto a disposición de las empresas más de 1.300 millones en todo el territorio.

Juan Carlos Barbero, director de Bankinter en Andalucía. Juan Carlos Barbero, director de Bankinter en Andalucía.

Juan Carlos Barbero, director de Bankinter en Andalucía. / M.G.

En oficinas el principal servicio que reclaman los clientes es el servicio de caja, y en menor proporción acuden otros a las sucursales para ingreso de cheques o pago de recibos, o para el acceso a la moratoria hipotecaria o bien para tener claves de acceso a la web.

Pero la mayoría de las consultas y la operativa se está resolviendo a distancia, no presencialmente. No solo están los canales telemáticos. Barbero destaca la importancia de que la mayor parte de los equipo de las oficinas están trabajando en remoto, con sus teléfonos desviados y accesibles, por lo que los clientes pueden contactar con ellos fácilmente y estar perfectamente asesorados. "Estamos siendo muy proactivos en los contactos telefónicos con los clientes particulares, y también con las empresas, hecho que los clientes están agradeciendo muchísimo", señala

"Los bancos son una parte fundamental en esta situación"

Fran García Colmena, director comercial global de BBVA Plaza Nueva. Fran García Colmena, director comercial global de BBVA Plaza Nueva.

Fran García Colmena, director comercial global de BBVA Plaza Nueva. / Juan Carlos Vázquez

Desde el BBVA, el director comercial global de Plaza Nueva, Fran García Colmena, admite que la carga de trabajo que tienen es mayor en estos días y destaca que los bancos son una parte fundamental en esta situación de paralización total de las empresas y de la actividad.

Pensando en las personas mayores, que son las más vulnerables al contagio en esta pandemia, la entidad también ha llamado a los clientes de edad avanzada y les ha facilitado que no tengan que desplazarse a la oficina suprimiendo comisiones en cajeros ajenos.  

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios