FERIA DE ABRIL Roca Rey corta tres orejas y abre la segunda Puerta del Príncipe de su carrera

Fútbol El Betis gana en Valencia y recupera la séptima plaza (1-2)

Sevilla

Crear malviviendo, vivir trampeando

  • l 'www.malviviendo.com'

malviviendo

Es lo bueno que tiene disponer de tiempo libre: se piensa y pueden hacerse cosas. Así fue como, parados a la fuerza, ocho amigos que estudian o han estudiado comunicación audiovisual decidieron crear su propia serie: Malviviendo. El capital inicial para poner el proyecto en marcha fue asumible: 40 euros.

El mes de noviembre lo dedicaron a grabar el primer capítulo, Me dicen Negro, que colgaron en su web a finales de mes. Desde entonces, lo inesperado. "En una semana y media recibimos unas 500.000 visitas. Vaya tela", cuenta Antonio J. Domínguez, del departamento de producción. El director, David Sainz, no explica mucho mejor el éxito: "Estoy un poco... no entiendo las cosas".

Lo que sí tienen claro es que mantendrán su idea original. A la espera del estreno del segundo capítulo el 29 de diciembre, el primero es la mejor orientación. Sus protagonistas son el Negro, estudiante reconvertido en gorrilla; Mateo, el yonqui bailarín; el zurdo, camello de confianza, y el Postilla, ladrón de poca monta con narcolepsia. Y así. "Bueno, no es el mundo que vivimos, pero sí el que vemos", aclara David Sainz, cuyo cumpleaños coincide con la puesta de largo del nuevo episodio. "Con su desgracia y su miseria, queremos ver el fondo de un mundo que nos produce simpatía", remata Antonio.

Divertido proyecto gamberro mucho más que de denuncia, Malviviendo graba "un poco de guerrilla, con una cámara y un micro, lo que nos permite correr" después de un trabajo de localización más o menos exhaustivo. "Tú sabes, a veces no vamos a los sitios. Nos acordamos y decimos: aqué- llo está bien", cuenta David. De permisos, ni hablan. Para uno que pidieron, junto al Pabellón de la Navegación, les pidieron 300 euros diarios. Consecuencia: rodaron en otra parte.

El 90% de las visitas a la web se han hecho desde España, pero otras también llegaron desde México, Argentina, Estados Unidos, Italia, por ese orden, y algunas más desde Guatemala, Perú, Reino Unido, Francia e incluso Japón. Desde allí y de Nashville, en Estados Unidos, han llegado las mayores donaciones económicas que han permitido duplicar el presupuesto para el capítulo de este mes. ¿Hay planes para ese aumento?: "comerse un bocata mientras graban o pegar unos cartelillos para darle publicidad a la serie", aclaran en la web.

Malviviendo se creó para Internet, cobijo de gente con pocos recursos económicos, pero ya ha habido alguna televisión de ámbito nacional que se ha puesto en contacto con ellos. Nada se ha concretado, y David puntualiza: "Queremos seguir los pasos correctos. No conocemos este mundillo y no queremos equivocarnos. Lo hacemos pensando a largo plazo, aunque estamos abiertos a subir un escalón", concede David. No es poca cosa ese escalón, que les permitiría algo tan simple como cobrar por su trabajo.

Una cosa más: los actores son ellos mismos. No tienen ninguna experiencia, pero como tampoco tienen dinero...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios