Campaña de vigilancia de camiones y autobuses

89 conductores de camiones sancionados en Sevilla en la operación especial de la DGT

  • Las denuncias sobre los tiempos de conducción, pausas y descansos, las más frecuentes entre los conductores profesionales

  • Los agentes comprobaron también el uso del cinturón de seguridad, el consumo de alcohol y otras drogas, autorizaciones y documentos del vehículo y del conductor

Durante los siete días de duración de la campaña de la Organización Internacional de Policías de Tráfico (TISPOL) de vigilancia de camiones y autobuses que la Dirección General de Tráfico (DGT), los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han controlado en las carreteras de la provincia de Sevilla un total de 352 vehículos, de los que 89 conductores de camiones fueron denunciados por no cumplir algunos de los preceptos de la normativa.

También se inmovilizaron dos camiones por exceso de peso o inseguridad de la carga durante la semana de campaña, desarrollada entre el 8 y 14 de febrero.

Dentro de los trabajos de colaboración con la organización Internacional de Policías de Tráfico, se ha controlado también el origen de los camiones y autobuses y se ha observado que el 94,6% eran residentes, el 5,1% procedentes de la Unión Europea y tan solo el 0,3% los no residentes en la Unión Europea.

Las denuncias relacionadas con el tacógrafo y el exceso de horas de conducción han sido las más numerosas y suponen un 25% del total. En concreto, los agentes de tráfico han tramitado 12 denuncias por cuestiones relacionadas con el tacógrafo y 45 relativas a los tiempos de conducción, todas ellas interpuestas a camiones.

Ante estos datos, el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, ha recordado que “el exceso en el tiempo de conducción puede generar fatiga y distracciones, aumentando el riesgo de sufrir o provocar un accidente”, por lo que recomienda a los conductores profesionales de este sector cumplir los tiempos de descanso.

Además, Carlos Toscano ha subrayado la importancia de que estos vehículos de transporte profesional, y sus conductores, circulen en condiciones óptimas de seguridad, pues en caso de accidente de tráfico, las consecuencias suelen ser más severas por las masas y dimensiones de los vehículos.

Otras denuncias

Sobre la documentación relativa al vehículo, conductor o al operador los agentes comprobaron que 42 conductores de camiones presentaban irregularidades administrativas.

En lo que respecta al cinturón de seguridad, otro de los pilares básicos de la seguridad vial, se han interpuesto cuatro denuncias.

Por otro lado, el exceso de peso o inseguridad de la carga en camiones ha conllevado un total de 14 denuncias y ha constituido motivo de las dos inmovilizaciones ejecutadas.

En la campaña desarrollada por la Dirección General de Tráfico también han colaborado numerosos ayuntamientos que, a través de sus policías locales, han intensificado los controles en los cascos urbanos de su competencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios