Despilfarro del dinero de los contribuyentes

Los puntos 'negros' de las obras públicas

Una joven mira a través de la reja el Auditorio del Higuerón. Una joven mira a través de la reja el Auditorio del Higuerón.

Una joven mira a través de la reja el Auditorio del Higuerón.

Juan Carlos Vázquez

Escrito por

· Álvaro Ochoa

Las obras públicas son uno de los motivos de debate diariamente en las calles de Sevilla. Su utilidad, belleza o coste son cuestionados al pasar junto a ellas y su presencia ha modificado el paisaje de la ciudad y el día a día de sus habitantes. Los ejemplos más conocidos y comentados pueden ser la ampliación de Fibes, las setas de la Encarnación o el Estadio de la Cartuja. Con mayor o menor éxito, estos lugares están operativos y cumplen con relativo éxito el cometido para el que fueron proyectados. Algo que no se da en otros lugares creados o modificados por el Ayuntamiento en su intento por mejorar la capital andaluza. Su inutilización supone un fracaso, ya sea por el nulo interés que despiertan en la población, por su mal estado o por permanecer cerrados y ser presa de la naturaleza, presente en ellos en forma de maleza o animales salvajes.

El portavoz adjunto de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Aumesquet, aprovechó la jornada de ayer para lamentar "el mal endémico que sufre desde hace años nuestra ciudad por la elevada cifra de infraestructuras municipales que se encuentran abandonadas e infrautilizadas por la dejadez del gobierno municipal". En este sentido, explicó que "en su momento, estos proyectos respondieron a inversiones que se realizaban en una época de bonanza económica en la que no se tuvieron en cuenta otra serie de criterios que a juicio de nuestro grupo municipal deberían primar en estos casos", con son "la necesidad de su construcción, la justificación de la misma, el nivel de demanda que existe en el barrio en el que se ubica y, lo más importante, un plan de puesta en valor para que empiece a desarrollarse una vez inaugurada": Por el contrario, "hemos comprobado que en la mayoría de estos casos no hubo ninguna previsión de cara al día después de su inauguración" y "éstas cayeron desde entonces en un estado de decadencia más que preocupante", indicó.

La pista de BMX del Parque Miraflores. La pista de BMX del Parque Miraflores.

La pista de BMX del Parque Miraflores. / Juan Carlos Vázquez

Aumesquet advirtió de que "hay demasiados ejemplos de este abandono en nuestra ciudad". De hecho, "es difícil encontrar algún distrito que no cuente a día de hoy con alguna infraestructura municipal en desuso o muy deteriorada por la falta de actividad". Entre todos los casos existentes destacó lo que ocurre en el Distrito Norte, donde "hemos detectado hasta tres espacios diferentes en los que se repite esta misma problemática". Se refirió a la pista de bicicross del Parque Miraflores y el auditorio y el centro deportivo Higuerón. Además, alertó de la inutilización de los tréboles solares repartidos por varias avenidas de la ciudad y por el auditorio de los Jardines de Hércules, en el barrio de Bellavista.

Así, advirtió de que, "si hacemos una suma del dinero invertido sólo en estos proyectos, comprobaremos que en estos ejemplos los sevillanos nos hemos gastado más de dos millones de euros que, a la vista del estado actual, no han servido para nada". Por ello, ha reclamado al gobierno municipal que haga "un estudio de las instalaciones que padecen este mal endémico" y que "planifique una hoja de ruta que permita encontrar una solución para estos puntos negros de la ciudad", concluyó.

Tréboles solares en la Avenida de Kansas City. Tréboles solares en la Avenida de Kansas City.

Tréboles solares en la Avenida de Kansas City. / José Ángel García

1. Pista BMX en el Parque de Miraflores

Hace unas semanas, en Tokio, se estrenó el BMX o bicicross como deporte olímpico. Para muchos espectadores, fue la primera vez que vieron esta modalidad ciclista. Y, a buen seguro, muchos no sabrán que Sevilla cuenta con una pista en el Parque de Miraflores dedicada a esta práctica. Una infraestructura construida con fondos europeos en 2008 que nunca fue inaugurada. El proyecto tuvo un coste inicial de 149.393,50 euros, para la construcción de una pista de arena y un edificio para vestuarios. También se procedió a la construcción del cierre y vallado de las instalaciones, con un coste que prácticamente alcanzó el presupuesto inicial del total de la obra. Además, en el edificio anexo a la pista estaba prevista la creación de unos lavabos, duchas y una habitación multifuncional, algo que no fue realizado. Finalmente, se invirtió una cifra superior a los 400.000 euros. La pista ha sido utilizada a lo largo de estos años por los jóvenes de la zona sin control ni medidas de seguridad algunas, lo que ha supuesto un riesgo para los usuarios. Los baches, socavones, maleza y demás desperfectos hacen complicado que de ella pueda salir a día de hoy un ciclista olímpico.

2. Auditorio del Higuerón

El Auditorio del Higuerón es casi uno de los límites de Sevilla en su parte norte. Lo rodea la SE-20 y el arroyo del Tamarguillo, pero sobre todo, multitud de nuevas edificaciones entre las que destaca un parque o una zona comercial con conocidas multinacionales presentes. Por ello, resalta el estado de esta sala al aire libre con capacidad para 500 personas construida hace ya casi una década y con una inversión de 540.000 euros. Desde entonces, ha sido desvalijado en varias ocasiones e incluso ha sufrido el robo de los medios técnicos que se instalaron para su inauguración. A pesar de ser un espacio vallado, se producen ocupaciones por parte de indigentes y la instalación es utilizada para prácticas ilícitas, lo cual ha provocado las quejas de los vecinos de esa zona de Pino Montano. El Consejo de Bandas, que agrupa a una treintena de formaciones musicales de la capital andaluza, ha solicitado formalmente en reiteradas ocasiones su titularidad para dar uso a este auditorio inutilizado.

3. Auditorio de los Jardines de Hércules

El deteriorado Auditorio de los Jardines Hercules. El deteriorado Auditorio de los Jardines Hercules.

El deteriorado Auditorio de los Jardines Hercules. / M. G.

Este emplazamiento cultural, situado en la urbanización Jardines de Hércules, en el barrio de Bellavista, supuso una inversión de 340.000 euros. Actualmente, está muy deteriorado. De hecho, lleva años a la espera de que el gobierno municipal lo abra y lo dote de una programación que sea capaz de dinamizar la oferta cultural de todo el Distrito Bellavista-La Palmera. El espacio ha sido invadido por la maleza y sufre las consecuencias del vandalismo. Entre ellas, la rotura de los ladrillos del graderío, la presencia de grafitis y los efectos negativos de la práctica del botellón en estos terrenos. Una situación que afecta a todo el conjunto de la urbanización, haciendo que el vallado exterior del parque se encuentre completamente oxidado, falto de pintura y con roturas en su perímetro que hacen que pierda su utilidad. La puerta de entrada está degradada, habiéndose convertido en un peligro para quienes frecuentan el parque, como es el caso de los niños que habitan en esta popular promoción inmobiliaria.

4. Tréboles solares

Sevilla estrenó hace una década unas estructuras metálicas de 12 metros concebidas como tres troncos de árbol que culminan en copas en forma de trébol de cuatro hojas. Captadores solares que fueron una novedad paisajística ubicados en zonas abiertas para fomentar la eficiencia energética. Fueron diseñados por la empresa Guerra Ingenieros e instaladas por Istem. Se colocaron las Avenidas de Chipre (Los Bermejales), del Deporte (Sevilla Este) y de Kansas City (frente al polígono Calonge), la rotonda del Palacio de Congresos y el Parque de San Jerónimo. El presupuesto del proyecto fue de 392.528,53 euros y la intención era amortizarlos en unos 30 años gracias a la energía que iban a generar. Lamentablemente, es una inversión que ha caído en saco roto y no generan ni un kilowatio que permita ahorrar la factura de la luz de la capital andaluza.

5. Centro Deportivo Higuerón

El Centro Deportivo Higuerón presenta un aspecto diferente al de su apertura. El Centro Deportivo Higuerón presenta un aspecto diferente al de su apertura.

El Centro Deportivo Higuerón presenta un aspecto diferente al de su apertura. / M. G.

Cerca del auditorio mencionado en el punto 2, está este centro deportivo que no presenta un adecuado estado. Fue inaugurado hace casi un lustro y está rodeado por el parque con el comparte nombre. Costó más de 250.00 euros y cuenta con una superficie total de 4.940 metros cuadrados en esta zona de expansión de la ciudad que linda con la Ronda Supernorte, donde los vecinos celebraron los nuevos equipamientos. Entre sus instalaciones deportivas hay con una zona de máquinas biosaludables, una pista de fútbol-5, una pista multifuncional adaptada para la práctica de baloncesto o balonmano, una pista de running y una pista de vóley playa. El vandalismo, la falta de mantenimiento y de un sistema eficaz de vigilancia ante la falta de uso han hecho que este complejo se devalúe con el paso de los años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios