Elecciones andaluzas 2-D

Los agentes sociales se unen para pedir el fin del "encanallamiento"

  • Empresarios y sindicatos piden a los partidos un "debate profundo" sobre Andalucía y sus carencias

Susana Díaz, crítica con el "encanallamiento" en la precampaña, en Almería. Susana Díaz, crítica con el "encanallamiento" en la precampaña, en Almería.

Susana Díaz, crítica con el "encanallamiento" en la precampaña, en Almería. / Efe (Almería)

Una de las palabras más nombradas durante la actual precampaña electoral está siendo el "encanallamiento". Los partidos políticos, llegadas las fechas cercanas a las elecciones, no escatiman en frases más o menos ingeniosas y más o menos provocadoras –canallas– con las que llegar al electorado y prefieren destacar las diferencias que los separan que en las coincidencias que los unen. Y todo para que hasta el votante más despistado repare en su presencia.

La campaña electoral propiamente dicha da comienzo la madrugada del próximo viernes, pero a muchos candidatos y a no pocos votantes se les está haciendo larga la precampaña. Tanto es así, tanto está siendo el agotamiento de ciertos mensajes, que tuvieron que ser los agentes sociales andaluces quienes reivindicaran ayer una campaña en la que haya un "debate profundo" centrado en "solucionar los problemas" andaluces. Fueron la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y UGT Andalucía los que se refirieron a una moderación en el tono de los partidos políticos y enfocar los mensajes en un campo de tablero donde exponer los diferentes planteamientos políticos.

Finalmente, después de semanas de frases destinadas al titular o al fragmento de televisión, todas las formaciones se culpan entre ellos de "encanallar" el debate, de lanzarse insultos y de incurrir en difamaciones. Y, aunque el último capítulo del folletón electoral estuvo protagonizado el día anterior por Nuevas Generaciones del PP y el cara a cara en el Senado entre Luis Aznar, diputado del PP, y Susana Díaz, presidenta andaluza, cada una de las formaciones carga con un inventario de declaraciones reprochadas por el adversario político.

De la dictadura a los secesionistas

Y si el Gobierno ha tenido que sufrir en las semanas precedentes denominaciones como "dictadura" –palabra textual del líder de Ciudadanos, Juan Marín– o ser acusado el PSOE-A de llevar en sus listas a proetarras y secesionistas –según vino a decir el presidente del PP, Pablo Casado–, en las filas del PP andaluz también lamentan que hayan sido elevados a "insultos hacia Andalucía" las críticas realizadas por la ex ministra Isabel García Tejerina acerca de los resultados de la educación andaluza en los informes internacionales.

En este contexto, y a poco menos de una semana del inicio de la campaña electoral, los agentes sociales reclaman a los partidos que concurren a las elecciones del 2-D una moderación del tono y un verdadero debate sobre los problemas que afectan a la población.

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, instó a que los partidos clamó por un "debate profundo" en el que puedan participar los ciudadanos. "No debe hablarse de otros territorios ni de otras cuestiones de partido, que en el fondo sólo desvelan tacticismo, no estrategia", dijo González de Lara, quien subrayó el problema del desempleo.

En la misma línea se expresó la secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, quien pidió "respeto" para la ciudadanía en la campaña y que los partidos se centren en solucionar los problemas de la comunidad, aludiendo a cuestiones, entre otras, como el empleo, servicios públicos e inspecciones de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios