Sevilla

La Encarnación 'crece' sin coste definido ni plazo fijo de apertura

  • Celis dice que se abrirá "en los primeros meses de 2010", pero que no sabe si antes de Semana Santa · La constructora inicia el montaje del tronco número 5

Comentarios 12

Los tallos de las setas de la Encarnación siguen creciendo, pero los responsables políticos de la obra todavía son incapaces de contestar sin ambages a dos preguntas concretas: cuál será el coste total del proyecto Metropol Parasol y cuándo será la fecha exacta de inauguración. El delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, enviado ayer por el alcalde para atender a los medios, sólo acertó a decir que "el coste del proyecto se sabrá cuando terminen los trabajos y se sumen todas las certificaciones de obra" y, de otro lado, que se mantiene la fecha de inaugurar el hito Metropol Parasol "en los primeros meses de 2010", sin precisar siquiera si será antes de Semana Santa, lo que implicaría un retraso superior a los dos años sobre el calendario previsto inicialmente.

A día de hoy, el Consistorio ha pagado unos 20 millones de euros a la adjudicataria, sin contar con las aportaciones en especie del edificio de Hacienda sito en la Encarnación y la concesión a Sacyr durante 40 años de la explotación de las zonas públicas y privadas de la nueva plaza de la Encarnación. El pasado mandato, cuando Emilio Carrillo liberaba el proyecto, se anunció que el coste rebasaría los 50 millones. Hoy, con el desvío presupuestario al alza y los retrasos, esta cifra es una incógnita.

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, encabezó ayer la delegación que visitó ayer la marcha de las obras con motivo de la instalación de los paneles de madera del quinto de los seis troncos que sustentará el gran parasol de la Encarnación, una estructura de madera cuya fabricación y montaje en Alemania es la causante de gran parte del retraso que acumula el proyecto por no haber, arguyen los técnicos, precedente mundial.

Para el montaje del tronco del parasol número 5 se utilizarán un total de 66 piezas que llegarán a Sevilla desde Alemania por carretera en seis entregas a razón de una por semana. Mariano Peláez, delegado de Sacyr en la obra, indicó que los trabajos de revestimiento de este tronco se prolongarán durante mes y medio y que se solaparán con los del sexto y último pilar del parasol, que se acometerá en agosto en el lateral de la plaza más próximo a Puente y Pellón, donde permanecen los jardines y la arboleda.

Será en otoño cuando arrancará la fase más delicada de la gran estructura de láminas de pino finlandés que cubrirá la plaza: la cubierta, incluida la pasarela aérea realizada también en madera de 40 metros de longitud. Estas piezas vendrán ya finalizadas de Alemania y se ensamblarán en altura gracias a un andamiaje similar al utilizado en la construcción de los puentes, que ocupará gran parte de la plaza. Cuando esté acabada, lo que se prevé para finales de año, el parasol pesará unas 2.000 toneladas y estará ensamblado por 4.000 nudos interactivos.

La empresa encargada de las obras, Sacyr, detalló ayer el ritmo de avance de las obras en cada una de las cuatro plazas en que se divide el proyecto: cripta arqueológica, plaza de abastos y zona comercial, plaza en altura, y pasarela sobre la cubierta.

En la cota bajo rasante están finalizados al 95% los trabajos de equipamiento pero continúa la intervención arqueológica para dejar al descubierto los restos existentes. En este nivel se abrirá el proyecto museístico Antiquarium, asumido por el Ayuntamiento, y para el que no hay consignación presupuestaria ni plazos definidos. La Plaza de la Encarnación, al igual que el Mercado de Triana, abrirá sin el museo, aunque se prevé aperturas puntuales a visitas guiadas.

Las dotaciones de infraestructuras del edificio que albergará el mercado y la zona comercial están concluidas en un 90% y la plaza en altura está prácticamente enlosada, con la escalinata sur al 80%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios