Política
  • El alcalde delegará competencias como el control directo de las empresas municipales o la presidencia del Pleno

  • Cerrar el presupuesto de 2022, la prioridad que lo retiene en el Ayuntamiento

Espadas planifica su marcha de la Plaza Nueva

Espadas gesticula con el puente del Centenario al fondo. Espadas gesticula con el puente del Centenario al fondo.

Espadas gesticula con el puente del Centenario al fondo.

Juan Carlos Muñoz

Escrito por

· Manuel Ruesga

Periodista

Juan Espadas ya tiene la hoja de ruta cerrada para dejar el bastón de mando tras una legislatura y media al frente de Sevilla. Después de varias semanas de trabajo con su séquito para planificar su marcha de la Plaza Nueva rumbo a San Telmo (victoria en las urnas mediante), el cronograma fijado para la vuelta de las vacaciones estivales es pactar con algún grupo político las cuentas de la ciudad para el año que viene. Para el primer edil socialista se trata de la principal prioridad antes de renunciar al cargo (mantiene que será cuando se anuncien las elecciones) para optar a presidir la Junta de Andalucía. A la misma vez, en esos primeros días de septiembre delegará en los miembros de su gobierno algunas de las responsabilidades que asumió tras tomar posesión en junio de 2019. La idea es recuperar un organigrama bastante parecido con el que gobernó la ciudad los primeros cuatro años.

La apuesta del alcalde es un reparto de competencias más distribuidas entre sus concejales al entender que prácticamente se han ejecutado los cambios trascendentales que organizó en distintas áreas del gobierno. Los detalles concretos aún se desconocen, pero todo apunta a que Espadas abandonará la presidencia del Pleno y el control directo de los planes estratégicos y las empresas municipales. No serán las únicas modificaciones.

¿Cuáles fueron los cambios al arrancar el segundo mandato? El socialista reforzó el organigrama en los ejes que consideró prioritarios y sobre los que gira el modelo de ciudad que se ha diseñado en el Plan Estratégico Sevilla 2030. Eso implicó que, al margen de las nuevas delegaciones y áreas específicas creadas, la Alcaldía cuente con un papel muy destacado y que tenga en su agenda política los temas claves del mandato. Espadas goza directamente de competencias como la presidencia del Pleno, que los cuatro anteriores mandatos estuvo delegada, lidera personalmente los proyectos para el área metropolitana, y reforzó la Alcaldía con tres coordinadores generales.

El primer edil se reservó el desarrollo y ejecución de las políticas municipales de promoción exterior, excepto en el ámbito del Turismo, y de fomento de las relaciones bilaterales con otras ciudades, de población y estadísticas en general, relaciones con la Oficina del Defensor del Pueblo, seguimiento del presupuesto y captación de fondos europeos. Para estos cometidos el trabajo se dividió entre tres cargos. Además del coordinador general de Alcaldía, hay un coordinador general de análisis, datos y planificación estratégica, que es Gaspar Llanes; y una coordinadora general de empresas municipales y control presupuestario, el puesto que ocupa Carmen Castreño.

De la coordinación general dependen dos direcciones generales, una de desarrollo sostenible, financiación y acción exterior, y otra de innovación organizativa y planificación de recursos. A Llanes le corresponde la tarea de controlar y evaluar el cumplimiento de los objetivos del Plan Estratégico, estudiar los procedimientos adecuados para su puesta en marcha, y el establecimiento de una plataforma de ciudad con información relevante para el uso del ciudadano y de los órganos municipales.

La coordinación de las empresas municipales también entró de lleno en la agenda política del alcalde. Y no es algo simplemente simbólico, pues Espadas ya figuraba como presidente de todas. Las empresas municipales son la joya de la corona y sus resultados, si son buenos, son también consecuencia directa de las acciones del gobierno. Para coordinarlas Espadas cuenta con Castreño. Las maniobras orgánicas dejaron a la ex concejal fuera de las listas municipales pero, desde un primer momento, el alcalde manifestó la intención de contar con ella y buscarle un hueco clave en la estructura directiva.

Antes la coordinación de las empresas municipales era más técnica y se realizaba desde la Corporación de Empresas Municipales de Sevilla (CEMS). Castreño tiene bajo sus competencias una dirección general de estadística, control y seguimiento presupuestario.

La idea es recuperar un organigrama bastante parecido con el que gobernó los primeros cuatro años

La delegación de responsabilidades de Espadas para preparar el terreno para su marcha quedará resuelta en septiembre, y le seguirá una transición ordenada que finalizará con su salida de la esfera municipal como muy tarde cuando Juanma Moreno convoque las elecciones. Las apuestas en los pasillos del Parlamento apuntan a noviembre o diciembre, semanas en las que se aprobará la ley del suelo y Vox tumbe los presupuestos andaluces. La corazonada dentro del gobierno socialista es que el anuncio se adelantará a octubre.

Sea como fuere, el alcalde ha defendido siempre que su responsabilidad es plenamente compatible con un cargo orgánico. Entre los ejemplos que expone se encuentran la etapa de Juan Ignacio Zoido como alcalde de Sevilla y presidente del Partido Popular en Andalucía, Teófila Martínez, que fue a la misma vez alcaldesa de Cádiz, presidenta de los populares andaluces y candidata a la Junta; o en estos momentos José Luis Martínez-Almeida, primer edil de Madrid y portavoz nacional del PP, y Óscar Puente, al frente de Valladolid y portavoz nacional del PSOE.

Desde Alcaldía insisten en que los alcaldes son en muchos casos cabezas de lista en las elecciones autonómicas y compatibilizan responsabilidades institucionales con el Parlamento, el Congreso o el Senado. En Andalucía hay muchos casos, uno es el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y otro el primer edil de Tomares y futuro candidato a la Alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz. “Por tanto, no es incompatible, hay muchos precedentes y situaciones similares en estos momentos. Es más, lo habitual es que aquellos líderes políticos con mayor responsabilidad institucional la compatibilicen con cargos orgánicos y de responsabilidad en sus partidos sin que esto suponga en ningún caso una incompatibilidad”, sostienen en el gobierno socialista.

Con este punto de partida, Espadas seguirá en la Alcaldía mientras entienda que es mejor para el interés general de Sevilla. En este sentido, hay una serie de prioridades que marcan esta decisión. La primera es el desarrollo de proyectos estratégicos para la ciudad. El alcalde entiende que la ciudad se encuentra en un año importante para una serie de planes desarrollados en los que lleva tiempo trabajando y su figura es clave para contribuir a su impulso. Se refiere a la antigua fábrica de tabacos de Altadis; la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa y corredor verde en la avenida de San Francisco Javier; la avenida de la Cruz Roja y reordenación de toda la Macarena; el plan municipal de vivienda; la Fábrica de Artillería; las Naves de Renfe; las nuevas líneas de Metro; la Ciudad de la Justicia; y la modernización de la administración.

Mantiene que no renunciará hasta el anuncio de las elecciones andaluzas

Una segunda prioridad para Espadas es la estrategia de recuperación. Tras un año marcado por la pandemia, Alcaldía explica que es el momento de centrar todos los esfuerzos en la recuperación económica, social y la generación de empleo. “Se han alcanzado importantes acuerdos de ciudad en los últimos meses en cuya ejecución el alcalde contribuye de forma decisiva. Es el momento además de aportar la máxima estabilidad posible a la institución para que todos los esfuerzos se centren en contribuir a salir de la crisis”. Explican que existen consensos institucionales, programas de empleo e intervención social, o inversiones públicas y privadas determinantes en estos momentos que es importante que estén lanzadas y desarrolladas antes de la transición.

La tercera pata son los fondos europeos. “Es un momento clave para Sevilla por el reparto y distribución de los fondos de recuperación”. El alcalde, con presencia en el Comité de Regiones, tiene como reto posicionar a la ciudad dentro de la distribución de los recursos y la definición de los proyectos. Espadas personalmente coordinó toda la selección de prioridades y el trabajo previo realizado en el Ayuntamiento, y está liderando la petición de que las administraciones locales asuman la gestión directa de una parte de esos recursos.

Por último y lo prioritario para el primer edil socialista están los presupuestos para 2022. Uno de los grandes objetivos de este año es tener cerradas las cuentas y las ordenanzas fiscales en el último trimestre. Para ello, el alcalde lleva meses trabajando con el área de Hacienda para adelantar todas las prioridades y programas del próximo ejercicio. “El alcalde quiere dejar encauzado el presupuesto de 2022 porque va a contribuir a la estabilidad y al impulso de la ciudad”. Por eso está liderando tanto el diseño de las cuentas como las negociaciones que se lleven a cabo. Alcaldía subraya que las cuentas son clave para la ciudad y Espadas quiere impulsarlas antes de que se produzca el relevo al frente del Ayuntamiento. Además, apunta que en estos momentos están abiertos debates claves para el futuro de los ayuntamientos como es la financiación local.; y otros 128 profesionales de otros ámbitos.

Muñoz presenta la programación de Fibes, en un acto reciente. Muñoz presenta la programación de Fibes, en un acto reciente.

Muñoz presenta la programación de Fibes, en un acto reciente. / Juan Carlos Muñoz

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios