Sevilla

Urbanismo propone un centro cívico en el solar de Remar en Sevilla Este

  • La Gerencia pretende iniciar los trámites para resolver el contrato con la promotora al entender que caducó la licencia

  • El proyecto será presentado a los vecinos si logra el respaldo del Pleno

Juan Espadas propone construir un centro cívico en el solar de Sevilla Este en el que Remar España intentó levantar un centro social. Si recibe el respaldo de los grupos políticos en la sesión plenaria que se celebra hoy, la Gerencia de Urbanismo iniciará los trámites para la resolución del contrato por el que se adjudicó un derecho de superficie a favor de la empresa de esta parcela situada en la intersección de las calles Flor de Gitanilla y Flor de Albahaca. El motivo esgrimido por los técnicos es la caducidad de la licencia, previa valoración del estado de cumplimiento de las obligaciones derivadas del mismo. Además, arrancará con la redacción de un estudio técnico en coordinación con la delegación de Participación Ciudadana y el distrito Este- Alcosa-Torreblanca para desarrollar este nuevo espacio en el barrio, que será presentado a entidades vecinales y grupos políticos municipales de cara a su programación presupuestaria.

El gobierno socialista expone en su propuesta que Sevilla Este es la zona de mayor crecimiento demográfico de la ciudad en los últimos años y que únicamente existe el Centro Cívico Blas Infante, que fue construido por Emvisesa en la urbanización Entreflores. “Esta instalación ha devenido insuficiente para atender la demanda poblacional del sector. Dotar a Sevilla Este de una instalación municipal de participación ciudadana de referencia, que suponga el inicio en la necesaria ampliación de la red de centros cívicos, es un objetivo básico de este gobierno municipal”.

Los funcionarios entienden que la parcela es idónea para el uso como centro cívico por su calificación urbanística, compatible con el uso de Servicios de Interés Público y Social (SIPS) requerido; su localización en relación con el barrio, ya que se encuentra en el centro de gravedad poblacional; su accesibilidad rodada, peatonal y ciclista, ya que se encuentra frente a viarios principales del barrio como son la calle Flor de Gitanilla y la propia Avenida de las Ciencias; y su superficie y configuración geométrica, ya que presenta una configuración rectangular de aproximadamente 2.000 metros cuadrados de superficie, lo que la hace especialmente indicada para desarrollar el programa edificatorio a implantar en un centro cívico.

La parcela elegida fue objeto (mediante un acuerdo del Consejo de Gerencia con fecha de 26 de septiembre de 1.994) de la constitución de un derecho de superficie a favor de la entidad Remar España por un plazo de 30 años y un canon simbólico anual de seis euros más IVA, obligándose la adjudicataria a determinados plazos para solicitud de licencia e inicio de las obras. Con posterioridad, se ejecutó el vaciado del solar y la obra quedó paralizada hasta la fecha.

En el barrio más poblado de la ciudad sólo existe el Centro Cívico Blas Infante

Los técnicos de Urbanismo acordaron el 20 de diciembre de 2006 la caducidad de la licencia concedida a la adjudicataria el 8 de septiembre de 1999, por lo que a la vista de esta situación se procederá a una valoración del estado de cumplimiento de las obligaciones, y en su caso se incoara expediente de resolución del contrato por caducidad del derecho.

La construcción de una gran mezquita en Sevilla se ha convertido en una historia frustrada. Desde mediados de la década pasada se ha intentado que los musulmanes cuenten con un templo de importantes dimensiones en la capital andaluza, donde representan el colectivo religioso más numeroso tras los católicos. Sin embargo, los dos proyectos presentados hasta ahora han caído en saco roto. Bien por la oposición vecinal, bien por las trabas puestas desde la administración local. El último caso fue el de la mezquita metropolitana promovida en Sevilla Este, donde la Comunidad Islámica Ishbilia se encontró con el silencio como respuesta por parte del gobierno de Espadas. Esta entidad recurrió a los tribunales. Defendieron que, tras los atentados yihadistas en Cataluña, este proyecto “regularizaría” la situación de los musulmanes que viven en la ciudad hispalense y se evitaría, de este modo, que cayeran en manos de grupos fundamentalistas.

Los técnicos exponen que esa parcela es la ideal por su localización y superficie

Fue en junio de 2015 cuando la Comunidad Islámica Mezquita Ishbilia –distinta promotora que la de Los Bermejales– dieron a conocer la recreación virtual de un gran complejo, que incluía el que sería uno de los mayores templos musulmanes del sur de Europa. Se ubicaría en unos terrenos municipales de este barrio que no estaban licitados.

El proyecto suponía una inversión de 60 millones de euros –en principio el dinero lo aportarían donantes de los Emiratos Árabes– y generaría 5.000 empleos, una cifra muy golosa en plena carestía laboral. A finales de 2006 la Gerencia se opuso a sacar a licitación forzosa estos terrenos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios