Sevilla

GRI Sevilla envía torres eólicas para el mayor parque del mundo

  • El fabricante, del grupo vasco Gonvarri, embarca cuatro estructuras cilíndricas de 85 metros con rumbo al Mar del Norte

Las cuatro torres alineadas con el Puente del Centerario al fondo. Las cuatro torres alineadas con el Puente del Centerario al fondo.

Las cuatro torres alineadas con el Puente del Centerario al fondo. / aps

Comentarios 1

La empresa GRI Towers Sevilla ha embarcado desde el muelle de los Astilleros del Puerto sevillano cuatro torres de 85 metros de longitud para el mayor parque eólico del mundo: el East Anglia One, que construye Navantia para Iberdrola en el Mar del Norte. GRI Tower pertenece al grupo industrial vasco Gonvarri, ligado a la multinacional española Gestamp. Este parque eólico marino situado en la costa sureste de Inglaterra aspira a ser el más grande del mundo y abastecerá a alrededor de 500.000 hogares.

El East Anglia One ocupará una extensión equivalente a 30.000 campos de fútbol y contará con 102 turbinas y una subestación del tamaño del estadio Vicente Calderón, según Iberdrola. Empezará a funcionar en 2020 en la costa sureste de Inglaterra para dar electricidad a medio millón de hogares.

El escenario del embarque ha sido el muelle de Armamento, que fue remodelado el año pasado por la Autoridad Portuaria para recuperar su funcionalidad y adaptarlo a las nuevas cargas. La empresa ha movido en los últimos días cuatro secciones de torres de 380 toneladas y 85 metros de longitud cada una. Las grandes estructuras han sido transportadas a bordo del buque Palabora.

Con una inversión de 2,1 millones de euros, la Autoridad Portuaria de Sevilla ha generado las condiciones favorables para la explotación del muelle, que estuvo fuera de uso desde el cierre de la factoría de Astilleros. Las obras acometidas consistieron en intervenciones de renovación de pavimentos, para hacerlos compatibles con las nuevas necesidades de explotación, en la adecuación de la red de drenaje y de la estructura del muelle, entre otras. Además, se dotó de electricidad el cantil y de alumbrado, así como con nuevas defensas y escalas. En total la actuación se desarrolló en una longitud de 400 metros lineales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios