Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Presupuestos 2019

Hacienda avisa que prorrogar las cuentas supondrá la renuncia a 153 millones

  • Los técnicos estiman que su impacto se trasladaría a 2020 debido a una menor ejecución al contar con menos créditos

  • Este cálculo será trasladado a todos los grupos políticos

El consejal Joaquín Castillo y Juan Espadas, flanqueados por responsables de Hacienda en la rueda de prensa para presentar las cuentas. El consejal Joaquín Castillo y Juan Espadas, flanqueados por responsables de Hacienda en la rueda de prensa para presentar las cuentas.

El consejal Joaquín Castillo y Juan Espadas, flanqueados por responsables de Hacienda en la rueda de prensa para presentar las cuentas. / José Ángel García

Todos los grupos políticos cuentan desde hace casi un mes con las líneas generales de los presupuestos (y las ordenanzas fiscales) para el año que viene. Juan Espadas tiene claro el motivo de la premura con las elecciones municipales a la vuelta de la esquina: “No vamos a hacer política con los presupuestos”. La posibilidad de que se tengan que prorrogar las cuentas de 2018 ante la presumible dificultad de llegar a un acuerdo pocos meses antes de acudir a las urnas es bastante alta. La delegación de Hacienda avisa que esa prórroga supondrá la renuncia a 154 millones en los dos próximos años.

Los técnicos de Hacienda han realizado un cálculo que será trasladado a los partidos cuando arranquen las reuniones de trabajo para intentar cuadrar el rompecabezas anual de los presupuestos. Estiman que en caso de prórroga en 2019 no se incorporarían al ejercicio siguiente los créditos de subvenciones nominativas (capítulo 4), los créditos de operaciones de capital (capítulos 6 y 7) y los créditos de operaciones financieras (capítulo 8). Lo que supondría renunciar a una partida de 96 millones para ese ejercicio en el apartado de gastos. El impacto sobre las cuentas del próximo año se trasladaría a 2020 asociado a una menor ejecución al tener menores créditos que ejecutar. En este caso, partiendo de una ejecución media de estos capítulos del 60%, supondría renunciar a 57 millones. El importe total llegaría a los 153 millones.

No ha sido el único escenario planteado por los técnicos de Hacienda. Retrasan la hipótesis a este mismo año. En caso de que en 2018 estuviera el presupuesto prorrogado, no se hubiesen incorporado a este ejercicio los créditos de subvenciones nominativas (capítulo 4), los créditos de operaciones de capital (capítulos 6 y 7) y los créditos de operaciones financieras (capítulo 8). Esto supondría renunciar a 84 millones en el presente ejercicio para gastos.

Espadas busca un acuerdo de mínimo para sacar adelante las cuentas de 2019

El no disponer de esa cuantía tendría efecto directamente sobre la regla de gasto para 2019, ya que se calcula sobre lo ejecutado en el año anterior. Es decir, dentro de los límites del techo de gasto (este año se quedó en el 99%) si ejecutas menos, para el año siguiente puedes presupuestar menos. Como consecuencia de esta regla de gasto, el impacto sobre las cuentas de 2018 se trasladaría al siguiente año asociado a una menor ejecución al tener menores créditos que ejecutar. En este caso, partiendo de una ejecución media de estos capítulos (4,6,7 y 8) del 60%, supondría haber renunciado para 2019 de 50 millones. Del mismo modo, el impacto sobre el presupuesto del año que viene se trasladaría a 2020 asociado a una menor ejecución al tener menores créditos que ejecutar. En este caso supondría renunciar para a 30 millones.

Acuerdo de mínimos. Ese es el objetivo que se ha marcado el equipo socialista para sacar adelante con la oposición unas cuentas que están influenciadas por la obligación de incorporar los recursos suficientes para mantener los dos compromisos suscritos con la plantilla municipal para la aplicación de las 35 horas (que comenzará el 1 de noviembre) y para los incrementos tributarios fijados por los Presupuestos Generales del Estado y los propios acuerdos municipales. Su coste será de 30 millones. Aparte de este aumento en el capítulo de personal, se propone un mantenimiento de la inversión pública, del gasto social y de todos los servicios públicos priorizando cuestiones como el empleo, la mejora de los barrios, las políticas sociales, los colegios, las empresas municipales o la recuperación del patrimonio de la ciudad.

El gasto en personal crece 30 millones por la aplicación de las 35 horas y subidas salariales

“Hay que buscar equilibrios y tratar de que en 2019, pese a ser año electoral, no haya una paralización de toda la actividad. Por eso planteamos un acuerdo a los grupos en torno a prioridades que compartimos”, explicó Espadas en la presentación del borrador de las cuentas. La idea es elaborar un presupuesto de continuidad en el que todos los grupos se sientan razonablemente cómodos. Llamó a la responsabilidad de los partidos para sacar adelante las cuentas antes del 31 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios