Sevilla

Heridas dos menores en una variante de la 'caza al pijo' en Nervión

  • Las víctimas, hermanas de 15 y 16 años, acababan de ir al cine cuando fueron atacadas por otro grupo de chicas

  • Las agresoras golpearon, tiraron de los pelos y patearon a las dos hermanas

Un patrullero de la Policía Nacional, en la puerta de la comisaría de Nervión.

Un patrullero de la Policía Nacional, en la puerta de la comisaría de Nervión. / Juan Carlos Vázquez

Dos menores de edad resultaron heridas el pasado miércoles en el barrio sevillano de Nervión, en un incidente que puede ser considerado como una variante de la caza al pijo. Las dos chicas, que son dos hermanas de 15 y 16 años, fueron abordadas por un grupo de cuatro adolescentes que las golpearon, tiraron de los pelos y arrastraron por el suelo. La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los hechos, sin que por el momento haya sido detenida ninguna persona en relación con esta agresión.

Ocurrió sobre las diez y media de la noche del miércoles 8 de septiembre en la calle José Luis de Casso, según indicaron a este periódico fuentes del caso. Las chicas habían visto una película en el cine del centro comercial Nervión Plaza y después se dirigieron a un bazar chino de José Luis de Casso, donde compraron unas chucherías que se estaban tomando en un banco, en las inmediaciones del estadio Ramón Sánchez Pizjuán.

En el grupo había cuatro adolescentes. Estaban manipulando sus teléfonos móviles cuando aparecieron las cuatro agresoras. Una de ellas se dirigió a las chicas en tono desafiante y les preguntó qué miraban. Ellas contestaron que no miraban nada, sino que estaban con sus móviles grabando unos vídeos para subirlos a una conocida red social. “Me importa una mierda”, fue la respuesta de la presunta agresora, que de inmediato golpeó en la cara a una de las hermanas y luego la tiró de los pelos y la arrastró por el suelo. La otra hermana trató de defenderla, pero las otras tres de la pandilla atacante la rodearon y comenzaron a propinarle golpes. Sufrió numerosas patadas y también le tiraron del pelo, llegando a arrancarle parte del cuero cabelludo.

Las otras dos amigas trataron de buscar ayuda en un bar cercano, pero nadie les echó cuenta. Sólo un vecino de un ático se asomó a la ventana y trató de ahuyentar a las agresoras y les pidió que soltaran a sus víctimas. Las atacantes se marcharon dándose cierta premura y diciendo entre ellas “corred, que nos van a pillar”.

Una de las chicas heridas recibió siete puntos de sutura, cuatro en la pierna y tres en el codo, y padece también un pinzamiento cervical, como consecuencia de haber sido arrastrada por el suelo con violencia. La otra sufre erosiones en distintas partes del cuerpo, pero se trata de lesiones más superficiales. Las dos amigas resultaron ilesas. Fueron ellas las que avisaron a la Policía, que ya tiene la denuncia presentada y que está revisando las cámaras de videovigilancia de la zona para tratar de identificar a las autoras.

El incidente supone una variante de la llamada caza al pijo, una especie de reto viral consistente en que pandillas de jóvenes agreden a otras sin mediar palabra. En los últimos años se han dado varios casos, casi todos en la zona de Nervión y la Buhaira. El más sonado fue el que acabó con un joven herido de gravedad y varios detenidos tras una agresión en el Parque de la Buhaira. En aquella ocasión, el móvil fue el robo de un altavoz bluetooth. Ahora se han dado varios episodios protagonizados por chicas, una especie de caza a la pija, que en este último caso se produjo sin que mediara robo ni provocación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios