Salud

El Hospital de Valme aplica una técnica pionera para implantar marcapasos por navegación 3D

  • Los especialistas de la Unidad de Arritmias han intervenido con éxito a dos paciente sin escopia a través de un sistema que sustituye rayos x por imágenes virtuales

Los doctores Ricardo Pavón y Cristina Navarro, en el quirófano durante el implante de un marcapasos con el nuevo sistema de navegación en 3D. Los doctores Ricardo Pavón y Cristina Navarro, en el quirófano durante el implante de un marcapasos con el nuevo sistema de navegación en 3D.

Los doctores Ricardo Pavón y Cristina Navarro, en el quirófano durante el implante de un marcapasos con el nuevo sistema de navegación en 3D. / M. G.

La Unidad de Electrofisiología y Arritmias del Servicio de Cardiología del Hospital de Valme ha logrado implantar sus dos primeros marcapasos a pacientes con una afección cardiaca sin utilizar radiación. Se trata de una novedosa experiencia médica a nivel provincial que permite la implantación de marcapasos sin escopia utilizando, en su lugar, un sistema de navegación en 3D, que supone un importante salto cualitativo en el tratamiento de determinadas patologías cardiacas, avanzando en la seguridad del paciente y de los profesionales.

El responsable de la Unidad de Arritmias del hospital, Ricardo Pavón, explica que gracias al uso de esta técnica se consiguen dos proyecciones del corazón, reconstruido anatómicamente con el sistema de navegación, en las que se puede apreciar, sin necesidad de usar rayos x, la movilidad del catéter y su colocación dentro del ventrículo derecho.

Hasta ahora, la mayoría de los implantes de marcapasos se realizaban utilizando la fluoroscopia con rayos x, permitiendo evaluar el movimiento y posición de los catéteres en tiempo real. Una línea en la que el Hospital de Valme dispone de interesantes vías de actuación destinadas a mejorar la gestión de estos procedimientos y minimizar sus efectos. 

En esta ocasión, las intervenciones se han realizado mediante el sistema de navegación CARTO, que permite una reconstrucción tridimensional de la cavidad interior del corazón en 3D para implantar el electrodo del marcapasos sin la necesidad de irradiar, sustituyéndose así el uso de rayos x por imágenes virtuales a través de un mapa electroanatómico. Para ello es esencial la experiencia y el alcance de la innovación tecnológica junto a la sensibilidad de los profesionales de este servicio clínico hacia la minimización de la radiación ionizante que generan los procedimientos intervencionistas.

Cardiólogos y profesionales de enfermería de la Unidad de Electrofisiología del Hospital Universitario de Valme con el jefe de servicio de Cardiología, Francisco Javier Molano, a la derecha. Cardiólogos y profesionales de enfermería de la Unidad de  Electrofisiología del Hospital Universitario de Valme con el jefe de  servicio de Cardiología, Francisco Javier Molano, a la derecha.

Cardiólogos y profesionales de enfermería de la Unidad de Electrofisiología del Hospital Universitario de Valme con el jefe de servicio de Cardiología, Francisco Javier Molano, a la derecha. / M. G.

"El objetivo de nuestro equipo es favorecer el beneficio diagnóstico-terapéutico de esta actividad intervencionista para el paciente, con la misma eficacia y optimizando la calidad asistencial", explica el jefe del servicio de Cardiología, Francisco Javier Molano.

Por otro lado, la reducción de la exposición a la radiación de este nuevo sistema es especialmente beneficioso para las mujeres embarazadas, mujeres en edad fértil o población joven. Y, al mismo tiempo, permite entre los profesionales que trabajan en la Unidad de Electrofisiología la reducción de dosis y la posibilidad de las que se encuentran en proceso de gestación puedan continuar su trabajo y no interrumpirlo por el riesgo de radiación al feto.

La Unidad de Electrofisiología y Arritmias de este centro está conformada por los cardiólogos Lola García, Ricardo Pavón y Cristina Navarro junto a los profesionales de enfermería Ana García, Castillo Sánchez y Francisca Pérez. Destaca su notoria actividad dirigida a la población del área sur de la provincia, desarrollando al año en torno a 700 intervenciones que se corresponden con una amplia cartera de servicios: implantación de marcapasos, desfibriladores, ablaciones, cardioversiones eléctricas, holter insertable y estudios electrofisiológicos.

En lo que se refiere a la actividad directamente relacionada con el nuevo modelo de intervencionismo sin escopia, la unidad realiza al año unas 320 intervenciones para implar de marcapasos y desfibriladores y alrededor de un centenar para ablaciones cardiacas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios