José Guerrero 'Yuyu'

Iba por Canalejas y sigue yendo

  • Hace tres carnavales se cortó la coleta chirigotera y ahora cultiva el humor "marxista-grouchista" en la radio, 'tipo' invisible que pasó del 12 y se casa en el 13.

Comentarios 2

LA letra era suya: "Iba por Canalejas / por la acera del muelle / con una risa que me llegaba / de oreja a oreja...". Una de las cuatrocientas que en solitario o compartidas José Guerrero Yuyu (Cádiz, 1967) tiene registradas en la Sociedad General de Autores y con la que barrieron en la final de agrupaciones carnavalescas de 1992 en el teatro Falla con el tipo de Los Borrachos (El que la lleva, la entiende). "En el 92 había dinero para todo, la Expo, los Juegos Olímpicos, llegamos con la chirigota hasta Sitges".

Veintiún años después, pasa todos los días por la calle Canalejas camino de los estudios de Radio Sevilla. El político gallego al que asesinaron cuando curioseaba en una librería, prócer de la época del gaditano Segismundo Moret, va unido al destino de este chirigotero que estudió Mecánica de Automoción, Relaciones Públicas y Magisterio, rama de Música. "Tengo más títulos que el Bayern Munich". Los camerinos y el escenario del Falla fueron su casa durante muchos febreros, desde que debutó en 1986 con Los ordeñadores personales hasta que en 2010 se cortó la coleta con Los emires como se miren. "El Carnaval sería en todo caso una prolongación de lo que hago en la radio, no sería un relax para mí". En su adiós, cambió la épica chirigotera por la lírica comparsista.

Primero fichó por Canal Sur y después se incorporó a la Ser. "De Cádiz echo de menos la playa, y eso que no soy nada playero. Podía ir a bañarme dos veces al año". Desde Sevilla, el 12 y sus fastos le han pasado desapercibidos. Todo lo contrario que el 13. "Este año me caso". Ya hay fecha: 21 de septiembre, tres días después de su cumpleaños. En Jerez, la cuna de su media naranja. "La conocí cuando fui a cubrir para Giralda Televisión una actuación de la comparsa de Juan Carlos Aragón La Serenísima en la discoteca Boss, en la calle Betis".

Este "marxista-grouchista", como se define a sí mismo, considera el periodismo deportivo la continuación del Carnaval por otros medios. Y se prodiga al mediodía en La Cámara de los Balones, amén de presencias semanales en El Larguero y en La Ventana. Ya no sale en el teatro, pero se trajo simbólicamente a su chirigota Los bordes del área, segundo premio en 1996, el año que ganó Aznar. En su agrupación radiofónica cuenta con los jerezanos Luis Lara y Bienvenido Sena.

Las ciudades son como páginas de un libro. En ese sentido, la muerte de su padre, que trabajaba de mecánico frigorista en un hospital, y el asentamiento con su novia jerezana, han afianzado sus vínculos con Sevilla o, dicho de otra forma, le han distanciado físicamente de su Cádiz natal. El reverso de aquel viaje de los galeones en 1717 cuando la Casa de la Contratación dejó de estar en Sevilla y se fue a Cádiz. Cultiva una de sus recientes aficiones, el golf, socio del Club Zaudín.

El socio y aficionado que vio desde Fondo Sur debutar en Carranza a Butragueño en 1984 marcándole dos goles a Andoni Cedrún o gozar con un 4-0 al Barcelona con el padre de Busquets en la portería no puede ver ahora a su equipo en Heliópolis ni en Nervión. Los honores deshonoran, escribió Carpentier, y hoy los rivales del Cádiz son la Balona, el Sanluqueño y el San Fernando.

Yuyu trabaja en Sevilla y vive en Mairena del Aljarafe. Está de acuerdo con José el de la Tomasa: Triana es la parte más gaditana de Sevilla. Su humor chirigotero bebe del surrealismo, que en aquel paseo por Canalejas le daba un cariñoso tirón de orejas al cartel de Alberti, que fue pintor del Carnaval y su pregonero el año del 23-F. La letra que todo Cádiz coreaba aquel febrero de 1992 tenía como génesis una minucia urbanística. "Habían retranqueado la acera del muelle". Qué partido no le habrían sacado en su ciudad adoptiva a novedades como las setas o la torre Pelli. Pero llegó a una ciudad que se vuelca con la Cuaresma. "Yo aprovechaba la Semana Santa para descansar de tanto Carnaval y escaparme diez días a Praga".

Sus dos hermanos viven en Chiclana: Paco es ATS e Irene veterinaria. Su asignatura pendiente se llama Londres. "Tenía los billetes sacados cuando se produjeron los atentados de aquel 7 de julio y el siguiente intento coincidió con la quema de contenedores y revueltas callejeras". Se va por Canalejas hasta Plaza de Armas, antigua estación de Córdoba. Igual que la del Prado era la antigua estación de Cádiz. Esos trenes, como el vaporcito, ya circulan por la memoria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios