Sevilla

Inversión de más de 30.000 euros en el acondicionamiento de la zona del huerto escolar del CEIP Paulo Orosio

Inversión de más de 30.000 euros en el acondicionamiento de la zona del huerto escolar del CEIP Paulo Orosio

Inversión de más de 30.000 euros en el acondicionamiento de la zona del huerto escolar del CEIP Paulo Orosio

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Cerro-Amate en coordinación con la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente y el Servicio de Parques y Jardines, ha acometido obras para el acondicionamiento de la zona del huerto escolar del CEIP Paulo Orosio, que se ha convertido en un espacio preparado para el cuidado de las plantas por parte del alumnado del centro con diez bancales de plantación, espacios de trabajo y un invernadero.

El delegado del Distrito Cerro-Amate y también responsable del Área de Hábitat Urbano y Cohesión Social, Juan Manuel Flores, ha visitado este centro con motivo de la finalización de estas obras, que responden a las demandas de la comunidad educativa del CEIP Paulo Orosio, se enmarcan en el programa de participación ciudadana Mejora tu Barrio y han tenido un presupuesto de licitación de 30.267 euros.

Durante su visita, en la que ha estado acompañado por la dirección del centro, el delegado ha destacado que “con esta inversión se ha logrado transformar un espacio que era utilizado de forma precaria como huerto escolar en una zona perfectamente acondicionada y preparada para el desarrollo de una tarea que fomenta el ecologismo y el cuidado del medio ambiente entre los alumnos de Infantil y Primaria de este centro del Distrito Cerro-Amate”.

Hasta ahora, la zona del patio donde se ubicaba el huerto escolar era una zona terriza con 3 bancales confinados por rasillones en muy mal estado de conservación. El riego existente también presentaba deficiencias.

Las obras que se han llevado a cabo en este proyecto han tenido como objetivo la creación de un espacio adecuado donde ubicar el huerto escolar, de forma que el acceso al mismo sea cómodo, accesible y limpio. Para ello, se ha habilitado una zona pavimentada de adoquines de hormigón con bordillo perimetral.

Dentro de este espacio se han ubicado 10 bancales realizados con muretes de bloque hueco de hormigón y pieza de coronación, asentados sobre una cimentación de hormigón. Cada uno de ellos se ha rellenado con dos metros cúbicos de tierra vegetal y 100 litros de abono.

Además, se ha instalado una red de riego compuesta por tubería principal de polietileno de baja densidad de diámetro 25 mm y tubería secundaria de 16 mm con goteros integrados autolimpiantes y autocompensantes a todo lo largo de los bancales, con su correspondiente arqueta para conexión a la red de abastecimiento existente (fuente existente) y otra arqueta donde se alojan un programador de riego de batería, todo ello de acuerdo con las indicaciones del Servicio de Parques y Jardines. También se ha instalado un invernadero tipo túnel y un compostador de polipropileno extrusionado con una capacidad mínima de 470 litros.

A todo ello se suma la instalación de cuatro mesas de trabajo y cuatro bancos fabricados con plástico reciclado y reciclable. Para solventar la necesidad de sombra en los alrededores de este espacio, se han plantado cuatro árboles, de la especie Albizia Julibrissin en los alcorques vacíos existentes y cinco ejemplares de Celtis Australis fuera de la nueva zona de huerto.

A estas obras de acondicionamiento del huerto escolar, se suma otra reciente inversión en este centro por parte del Distrito Cerro-Amate y también a través del programa Mejora Tu Barrio en el patio de Infantil y que, del mismo modo, ha supuesto una importante transformación en esta zona. 

Esta actuación, que ha contado con un presupuesto de 38.144 euros de licitación se ha llevado a cabo en un espacio delimitado en una esquina por el muro del colegio y el resto por un cerramiento metálico. En su interior, contaba con una pérgola de madera bajo la cual existía una zona con losetas de caucho que había perdido su capacidad amortiguante y que no contaba con juegos infantiles. Esta zona también disponía de y una estructura metálica con toldo. La pavimentación de la zona estaba compuesta por una parte de pavimento de hormigón y otra de solería hidráulica.

Tras las obras acometidas, esta zona se ha convertido en un nuevo espacio con juegos infantiles en el que se han instalado distintos elementos como una estructura de juegos formada por tres torres de planta cuadrada a distintas alturas, colocadas en forma de L y unidas entre sí mediante un puente y una pasarela inclinada. Las torres de los dos extremos tienen forma de casita, con tejado a dos aguas y accesos desde el suelo y desde peldaño intermedio. En la torre más elevada hay un tobogán. La zona también cuenta con una casita con asientos por fuera y dos mostradores; una estación abierta tematizada por un lado en cocina y por otro en tienda con diferentes elementos táctiles; y un vagón locomotora con tejado en una parte.

Se han creado dos áreas de juegos con dos elementos cada una, bajo la estructura metálica y otra bajo la pérgola de madera. Estas dos superficies se cubren con una base amortiguadora de espuma de polietileno reticulado de espesor mínimo 25 mm y acabado en césped artificial con diferentes colores y dibujos. Además, el muro del cerramiento que delimita la zona infantil se ha  convertido en una pizarra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios