Tribunales Un juzgado perdona más de 40.000 euros de deuda con Hacienda y la Seguridad Social a un matrimonio de hosteleros

Política municipal

Muñoz garantiza que la Ley de Capitalidad en Sevilla no creará "estructuras sin utilidad"

Visa panorámica de Sevilla.

Visa panorámica de Sevilla. / Antonio Muñoz

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, exigirá la Ley de Capitalidad para la ciudad hispalense, con lo que retoma una vieja reivindicación de su predecesor en el cargo y también socialista Alfredo Sánchez Monteseirín. Para ello, uno de los argumentos esgrimidos por el actual equipo de gobierno es el hecho de que el municipio "se encuentra inmerso en una realidad metropolitana, que cuenta con 1.539.018 habitantes, de los que algo menos de la mitad residen formalmente en nuestra ciudad".

Esta iniciativa, como ha adelantado este miércoles Diario de Sevilla, responde, entre otros motivos, a los importantes y "claros" efectos que en materia de transportes provoca dicha realidad, puesto que cerca de la mitad de los vehículos que circulan a diario y buscan aparcamiento en la ciudad procede del área metropolitana. "Los 850.426 habitantes de la corona realizan un uso intensivo en menor o mayor medida de los servicios municipales, por lo que el gobierno entiende que debe recibir una compensación económica", según recoge la propuesta que el grupo socialista llevará este jueves al Pleno del Debate sobre el estado de la ciudad.

El documento recuerda que hace más de 20 años la comunidad autónoma de Navarra inició dicha senda al aprobar la Carta de Capitalidad de la Ciudad de Pamplona en 1997; "desde entonces, Barcelona, Palma de Mallorca, Santiago de Compostela o más recientemente Zaragoza han contemplado dicha realidad a través de textos legislativos en las correspondientes cámaras autonómicas".

Tres objetivos

Dicho marco normativo va encaminado a tres aspectos. En primer lugar, definir la capitalidad de la comunidad autónoma y desarrollar los términos que la rigen. En todos los casos, "esto permite la configuración de una comisión bilateral que establece una relación específica entre la capital y la administración autonómica".

En segundo lugar, dotar a los municipios capitales de autonomía de una línea de "financiación extraordinaria" que contribuya a una mejor prestación de los servicios públicos, y en tercer lugar, permite transferir competencias y potestades autonómicas "que tienen una incidencia netamente local al gobierno de la ciudad de Sevilla con el objetivo de ofrecer un mejor servicio al ciudadano".

"Por su tamaño, por las obligaciones derivadas de su condición de sede de las instituciones y por su posición como eje geográfico de la región, Sevilla necesita y merece un marco jurídico especial que le garantice una mayor capacidad para impulsar proyectos de envergadura y atraer talento", añade la propuesta del grupo municipal socialista.

Un régimen jurídico diferenciado

El hecho de que Sevilla carezca de un régimen jurídico diferenciado coloca a la ciudad "en clara desventaja frente a otras ciudades cuyas comunidades autónomas han impulsado una normativa singular que les ha dotado de mayores niveles de autonomía, incrementos en la financiación que reciben, más elevados niveles de autogobierno y un sistema de organización más ágil", entre otras medidas. "Sevilla no puede quedar atrás entre las grandes ciudades de España en la carrera por constituir un gran polo de desarrollo urbano".

No obstante, el alcalde ha querido dejar claro que "traducir dichas realidades en textos legislativos no puede interpretarse como un subterfugio que tienda a generar comparativas o desazones entre ciudades hermanas" sino desde la "sana naturalidad" de adaptar en la medida de lo posible el escenario legislativo "a la realidad de cada urbe". En este sentido, ha puesto como ejemplo de cooperación entre ciudades, "ampliamente ventajosa", la existente entre las grandes metrópolis andaluzas -Sevilla, Málaga, Granada y Córdoba- en su alianza Andalusian Soul para la promoción en mercados de media y larga distancia en el marco de la reactivación turística.

"Tampoco puede servir como pretexto para crear estructuras administrativas vacías ausentes de utilidad; la gobernanza común del área metropolitana debe servir para ahondar en una mejor prestación de los servicios públicos, al generar sinergias que hagan los mismos más eficientes". Así, Emasesa Metropolitana o el Consorcio Metropolitano de Transportes son ejemplos "de herramientas de vocación metropolitana que han mejorado el día a día de nuestros ciudadanos y que deben servir como punto de partida en el camino a esa gobernanza metropolitana". Sevilla como "núcleo y motor" de dicho área "está llamada a jugar un papel protagonista en ese marco.

La gran capital del sur de España

Por todo ello, la propuesta persigue mostrar el apoyo del Ayuntamiento en Pleno a la necesidad de adoptar instrumentos legislativos que articulen el papel de Sevilla como capital de la comunidad autónoma y la realidad metropolitana de la ciudad, y constituir un grupo de trabajo junto con representantes del Gobierno central y la Junta que elabore un estudio dirigido a conocer las medidas legislativas que son necesarias para que Sevilla "despliegue todo su potencial como gran capital del Sur de España".

La moción contempla, además, un reconocimiento de los costes asociados a la capitalidad, "que implique una más ágil coordinación entre instituciones y, en particular, un mecanismo reforzado de financiación", así como un marco específico "que sirva para canalizar las relaciones entre las autoridades del Gobierno central, de la Junta y del Ayuntamiento de Sevilla"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios