En la antigua sede la Cámara Agraria de Sevilla

Licencia de obras para el hotel de cinco estrellas en la Plaza del Duque

El edificio se encuentra en las confluencias de la calle Trajano con Javier Lasso de la Vega. El edificio se encuentra en las confluencias de la calle Trajano con Javier Lasso de la Vega.

El edificio se encuentra en las confluencias de la calle Trajano con Javier Lasso de la Vega. / Juan Carlos Muñoz

El céntrico edificio que durante 83 años ha sido la sede de la Cámara Agraria de Sevilla será un cinco estrellas con 25 habitaciones tras recibir una licencia de obras de la Gerencia de Urbanismo tras comprarlo hace poco más de un año Kaizen Hoteles, una empresa jerezana que ya cuenta con otros dos establecimientos hoteleros en Andalucía. La intención es que abra sus puertas en septiembre de 2021.

El inmueble enclavado en el número 2 de la calle Trajano cuenta con una superficie construida de 2.122 metros cuadrados repartidas en cuatro plantas. La parcela construida sin división horizontal que también mira a la calle Javier Lasso de la Vega cuenta con 883 metros cuadrados en las plantas baja y primera, 286 en la segunda y 70 en la tercera. El edificio del siglo XIX se encuentra protegido por la administración autonómica. De hecho, la propia Junta de Andalucía apunta en su inventario que “cuadros y cristaleras son de un gran valor que habría que determinar haciendo una tasación individualizada”.

Atendiendo a su configuración arquitectónica, el edificio se organiza en torno a sus dos patios interiores que articulan las diversas crujías paralelas o perpendiculares a sus fachadas exteriores o de los patios. En la actualidad, la edificación presenta un mal estado de conservación como consecuencia de las transformaciones sufridas, así como de no haber estado sometida a un mantenimiento adecuado. En consecuencia, se plantea una reforma total, de manera que el programa previsto para su rehabilitación se desarrolla en todas las plantas que tiene disponibles actualmente el edificio.

Se proyecta además la ejecución de un sótano para instalaciones y una piscina en cubierta. Con respecto a las fachadas, tanto en las principales, como en las interiores que dan a los patios, se rehabilitará y conservará el mayor número de elementos compositivos posibles, como carpinterías, barandillas, rejas y molduras ornamentales, sustituyendo únicamente aquéllos que no permitan cumplir las exigencias de confort y aislamiento requeridos. La inversión de Novosinda S. L. es de 2,1 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios