El cuidado del medio ambiente

El nuevo contrato de las zonas verdes: 7.000 árboles en un año

  • A partir del 1 de marzo, ocho empresas se encargarán de mantener parques, jardines y arbolado

  • El trabajo se divide en diez lotes y se crearán 117 puestos de trabajo

Comentarios 2

En el Salón Colón. Con dos concejales y con casi un centenar de asistentes. Así se presentó este lunes el nuevo macrocontrato de las zonas verdes de la ciudad, que estará dividido en diez lotes y supondrá la creación de 117 puestos de trabajo. Ocho empresas se encargarán, durante cuatro años, de mantener los parques, jardines y el arbolado urbano. Entre los fines que se persigue se encuentra la plantación de 7.000 ejemplares en la próxima campaña de siembra. El nuevo contrato supone para las arcas locales un gasto cercano a los 55 millones de euros, cifra con la que se incrementa un 20% la inversión del acuerdo que aún se encuentra vigente.

El macroncotrato entrará en vigor el próximo 1 de marzo. Atrás queda un largo proceso de elaboración que ha demorado más de lo deseable la firma para ponerlo en marcha. El alcalde Juan Espadas y el delegado de Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, quienes acudieron, junto al director de Medio Ambiente, Adolfo Fernández Palomares, a la presentación de la nueva adjudicación, explicaron que los criterios seguidos para seleccionar a las empresas que se encargarán de tal cometido ha ralentizado el proceso, ya que no sólo se ha tenido en cuenta el presupuesto ofertado, sino también -y principalmente- la inclusión de cláusulas sociales y ambientales en los contratos.

El coste del nuevo contrato asciende a 55 millones, un 20% más caro que el anterior

El coste del macrocontrato durante los cuatros años en los que permanecerá vigente será de 54,3 millones de euros, una suma de dinero que convierte dicha adjudicación en la más importante que ha firmado el gobierno de Espadas durante estos casi tres años de mandato. Espadas y Muñoz justificaron el encarecimiento -del 20% respecto al que está vigente desde 2012- en las mejoras introducidas, que vienen a corregir "los defectos del anterior".

Entre los objetivos más importantes se encuentra la plantación de 7.000 árboles en un año, o mejor dicho, en una campaña de siembra, que comenzará el próximo otoño y concluirá en marzo de 2019, en vísperas de las elecciones locales. El concejal de Hábitat Urbano detalló que actualmente existen en Sevilla más de 1.000 alcorques vacíos, en muchos de los cuales es imposible plantar un árbol, ya que por debajo se encuentran diversas redes de abastecimiento y saneamiento que lo impiden. Desde que Espadas accedió a la Alcaldía la ciudad cuenta con 2.190 ejemplares más, a los que este año (antes de que entre en vigor el nuevo contrato) se sumarán 1.000 nuevos, que se están plantando en la presente campaña.

FUENTE: Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía. FUENTE: Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

FUENTE: Área de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Ayuntamiento de Sevilla. GRÁFICO: Dpto. de Infografía.

Esta siembra sirve para contrarrestar el número de árboles que se han talado desde 2015 al encontrarse en situación de riesgo. En este punto conviene recordar el estudio realizado por los técnicos de Parques y Jardines cuando el PSOE llegó al gobierno. En aquel momento, como incidió este lunes Muñoz, en Sevilla se registraron 2.500 ejemplares en nivel 4. De ellos, aún quedan 1.500 que deben ser apeados, labor que constituye otro de los objetivos prioritarios del macrocontrato, por el riesgo que suponen estos árboles para la seguridad de los viandantes.

Junto a esta actuación se encuentran las medidas preventivas que han de tomarse en verano, época del año en la que, debido a las altas temperaturas, más incidentes se producen en el arbolado. La hemeroteca de los últimos periodos estivales está repleta de informaciones sobre las caídas de ramas de tamaño considerable.

Otra de las funciones del macrocontrato será la poda de árboles en los barrios, una función con la que se quiere dar respuesta a las numerosas demandas vecinales por esta carencia. El concejal socialista reconoció que los últimos tres años ha existido un "déficit" en este servicio debido a las "numerosas carencias" del actual acuerdo, firmado durante el mandato de Zoido y que expira el próximo 28 de febrero.

Por tal motivo, en los meses de marzo y abril se elaborará una encuesta para conocer la opinión de los sevillanos sobre el estado de las zonas verdes. Sus respuestas servirán para formular un parámetro que guíe la actuación de las empresas adjudicatarias.

Espadas con Fernández palomares y el edil Muñoz Espadas con Fernández palomares y el edil Muñoz

Espadas con Fernández palomares y el edil Muñoz / Belén Vargas

El gobierno de Espadas quiere tener muy en cuenta las reclamaciones de los vecinos. El alcalde es consciente de que el arbolado ha sido un Talón de Aquiles de este mandato. Una carencia de la que ha hecho un frente de batalla el principal partido de la oposición, especialmente desde la llegada de Beltrán Pérez a la portavocía. Ante tal tesitura, el regidor hispalense encomendará a uno de sus concejales que haga las veces de coordinador entre los delegados de distrito y las empresas del nuevo contrato "para que exista una interlocución técnica" y así satisfacer las necesidades de los residentes sobre el patrimonio verde.

El macrocontrato se ha adjudicado a ocho empresas y está dividido en 10 lotes(el anterior se reducía a seis). El primero de ellos corresponde al sector norte (desde Triana al Parque Alcosa) y se adjudicó a la UTE Valoriza-Cointer. El sector sur (desde Cerro-Amate a Bellavista) a Eulen. Las zonas verdes asociadas al cauce del Guadalquivir (desde el Parque de San Jerónimo al Muelle de Nueva York) a Seanto. El Parque de Miraflores (incluido el de San Diego) a Explotaciones Las Misiones. El Parque del Tamarguillo y el pinar anexo a Urbaser. El Parque Infanta Elena y Parque Central de Sevilla Este a Extrenatura. El cauce del río Guadaíra (desde Bermejales Sur a Palmas Altas) a Teyja Ameral. El Parque Vega de Triana y la zona verde de la Avenida Carlos III a la UTE Valoriza-Cointer. En los jardines de los barrios, la UTE Valoriza-Cointer se ocupa del sector norte y Cespa de los del sector sur.

Entre los requisitos exigidos se incluye el cuidado de las zonas de esparcimiento canino

Además de la nueva división territorial, en las adjudicaciones se incluye la obligación de intervenir en el arbolado de los colegios, los huertos urbanos, estanques, zonas de esparcirmiento canino, parterres, medianas y el Parque de Torreblanca, que junto al de la Ranilla y los Jardines del Guadalquivir serán zonas de preferente actuación por el mal estado en el que se encuentran.

Entre las nuevas medidas ambientales a las que están obligadas las empresas que se encargarán de tal cometido se incluyen la eliminación del glifosato (herbicida), el reciclaje de los restos vegetales, la reutilización de las naranjas recogidas y la reducción en el consumo del agua.

En cuanto al empleo, para esta labor se contará con una plantilla de 340 trabajadores. De ellos, 117 serán de nueva incorporación, mientras que el resto procede de la subrogación del actual acuerdo. La cifra de empleados se podrá incrementar hasta los 355.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios