Sevilla

Manuel Escribano y Miura, éxito al alimón

  • El torero, premiado por la mejor faena y estocada; los ganaderos, por la mejor corrida y toro.

Con la ausencia del triunfador de la pasada Feria de Abril, Julián López El Juli, quien envió a su mozo de espadas en representación suya para recoger el galardón, los Trofeos Taurinos de la Real Maestranza de la Feria de Abril 2013 concitaron nuevamente a numerosos aficionados en el corazón de la plaza de toros de Sevilla.

Bajo una carpa gigantesca en tarde-noche de climatología inestable, los máximos protagonistas fueron los ganaderosEduardo y Antonio Miura y el diestro Manuel Escribano; ya que los criadores de toros de la legendaria divisa de Zahariche cosecharon dos trofeos: mejor corrida y mejor toro de la Feria -Datilero, premiado con la vuelta al ruedo póstuma- y el torero gerenense recogió también dos galardones: mejor faena y mejor estocada.

Otros premiados fueron Diego Ventura, quien recibió el de la mejor actuación de caballero rejoneador; Juan José Trujillo, mejor actuación de subalterno durante la Feria; David Adalid, mejor actuación en banderillas; y José Antonio Flor, mejor actuación de picador.

Por supuesto y como destacó el teniente de hermano mayor de la Maestranza, Javier Benjumea, también hubo premios para los triunfadores de las novilladas de promoción que se celebraron el pasado verano en el coso del Baratillo: Juan Solís El Manriqueño, quien recibió un traje de luces como primer clasificado; Amor Rodríguez, premiado con un capote de paseo, segundo; y Juan Pablo Llaguno, distinguido con un capote de brega, tercer clasificado.

Manuel Escribano explicaba a esta redacción sobre aquella faena premiada que "lo más destacado fue la emoción que viví y vivió el público y cómo fue creciendo. Fue muy emotivo; más allá del resultado de las orejas". Y en cuanto a aquella estocada soberbia, señaló: "Yo sabía que ese toro lo mataba a la primera. Lo vi claro y me volqué de verdad".

Por su parte, los hermanos Miura -Eduardo y Antonio- destacan de aquel gran encierro "su galope, prontitud, fijeza y duración en la muleta". Una corrida completísima; ya que "el sexto, Datilero, fue el toro más bondadoso, pero también hubo otros muy importantes, como el segundo, más exigente por su bravura".

Dentro de los galardonados, otro de los toreros que más felicitaciones recibía era el rejoneador sevillano Diego Ventura, quien ha salido a hombros en las recientes ferias de Valencia y Castellón y que resaltaba lo difícil que es triunfar en una corrida en solitario, como fue su caso en 2013, y asumir la responsabilidad ser el único rejoneador que este año hará doblete en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios