Sevilla

El Mercantil celebra los 50 años de sus instalaciones deportivas en Los Remedios

  • El alcalde descubrió una placa para recordar la efemérides en un emotivo acto

El presidente del Mercantil, Práxedes Sánchez; y el alcalde, Juan Espadas, tras descubrirse la placa. El presidente del Mercantil, Práxedes Sánchez; y el alcalde, Juan Espadas, tras descubrirse la placa.

El presidente del Mercantil, Práxedes Sánchez; y el alcalde, Juan Espadas, tras descubrirse la placa. / Juan Carlos Muñoz

La solemnidad y sobriedad que requiere el momento actual dominaron el emotivo acto celebrado este jueves en las instalaciones deportivas del Mercantil, con motivo del 50 aniversario de su inauguración. “Hoy hace exactamente 50 años de aquel día en el que se hizo realidad el sueño de unos hombres visionarios que supieron ver y llevar a cabo lo que la sociedad de aquel momento demandaba y lo que nuestra institución necesitaba”, recordó el presidente de la entidad, Práxedes Sánchez Vicente durante el segundo momento del acto que se desarrolló en una zona interior habilitada.

Antes, en el exterior, las hijas de Vicente del Pueyo, quien fue presidente del Círculo Mercantil en aquel momento, acompañadas por el actual presidente, realizaron una ofrenda floral junto al monolito colocado en julio del 1970 para conmemorar dicho acontecimiento. Así mismo, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, presente en este acto fue el encargado de descubrir junto con el presidente, Práxedes Sánchez, la placa que recuerda estos primeros cincuenta años de historia de una sede deportiva muy valorada y reconocida en la ciudad, gracias al trabajo y esfuerzo de muchos socios y deportistas. Además, varios trabajadores del Mercantil fueron los encargados de izar la bandera con el escudo que a partir de ahora “ondeará como muestra de orgullo de pertenencia a esta institución”, señaló en sus palabras el presidente.

El acto contó con el respaldo de una representación municipal, militar y social de la ciudad reducida pero muy significativa, que pone de manifiesto una vez más el respeto y reconocimiento de la sociedad sevillana hacia quienes forjaron la historia reciente del Círculo Mercantil. Un prestigio que la institución se ha labrado a base de mucho trabajo y esfuerzo, con el apoyo de sus socios.

Dadas las circunstancias actuales este sencillo acto ha tenido que adaptarse a las medidas restrictivas que demandan las autoridades, pero sin duda ha servido para honrar y recordar a aquellos que hicieron posible estas instalaciones en los años 70. Un importante hito que permitió dar un lugar a las familias donde aliviar el calor de verano y que sus hijos crecieran vinculados al deporte y a sus valores.

Precisamente a esos deportistas que han defendido los colores del club y al olimpismo va dedicado el logotipo que se ha realizado con motivo de este acontecimiento. José María Bando, socio y creador del logotipo del 150 aniversario, ha sido de nuevo el artífice de este diseño con el que se conmemora el medio siglo de las instalaciones deportivas y que recuerda los pasos iniciados por el realizado en 2018. “En ambos diseños se utilizan técnicas de dibujo lineal y minimalismo con toques de abstracción”, señaló en su intervención Bando. Concretamente, la abstracción de la conocida imagen del saltador de trampolín ocupa un lugar central en el diseño que está acompañada del enlace de dos aros que forman el número 50, a modo de los pictogramas típicos de los deportes olímpicos y que aporta dinamismo al conjunto. “Hay que destacar la relación de nuestro club con el movimiento olímpico ya que fue Don Juan Antonio Samaranch, el único español que ha presidido el Comité Olímpico Internacional, quien inauguró nuestras instalaciones deportivas”, rememoró.

En el acto se hizo especial mención a la figura de Vicente del Pueyo y el importante papel que desempeñó en esta nueva era para el Mercantil. Fue un hombre visionario, capaz de abanderar un proyecto ambicioso e importante que marcó un antes y un después en la entidad. Uno de sus nietos, Manuel Alés del Pueyo lo recordaba con mucha emoción como “un hombre, sobre todo, honesto”. Un hombre que vertebró su vida en torno al Mercantil, que también fundó Aprocom y fue extremadamente generoso con su hermandad del Cachorro.

Para finalizar este emotivo y solemne acto, el alcalde Juan Espadas intervino agradeciendo a la entidad haber organizado esta actividad “dando normalidad a la situación que vivimos y que tanta falta hace”. El alcalde, que formó parte de la institución de pequeño, reconoció en sus palabras la importancia que en aquel momento tuvo la construcción de estas instalaciones, “un lugar magnifico, en un entorno privilegiado”. También tuvo palabras para el deporte y los deportistas del club “una cantera que ha puesto el nombre de la ciudad y el club en un lugar muy alto”, apostilló Espadas.

Así finalizó un acto muy sencillo donde todos los presentes tuvieron un sentido recuerdo hacia aquellos que ya no están con un fuerte aplauso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios