Sevilla

Monteseirín dice que acabar 'las setas' en 2010 es un compromiso de Sacyr "exigible" por el Ayuntamiento

  • Alude a posibles responsabilidades porque el compromiso de la empresa de encontrar soluciones avanzadas se cumplió, "pero tardaron mucho".

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha señalado sobre el proyecto urbanístico Metropol Parasol de la Plaza de la Encarnación que el último plazo indicado para la finalización de la iniciativa --31 de diciembre de 2010-- es un compromiso de la adjudicataria, la empresa Sacyr, "exigible por nuestra parte, y en eso vamos a volcarnos"

En una entrevista concedida a Europa Press, Monteseirín indicó que "vamos a estar muy encima para que, efectivamente, la constructora cumpla con las fechas comprometidas", después de que el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), remarcara recientemente el "profundo escepticismo" de su partido en el sentido de que las obras estén terminadas en plazo.  

"Desconozco de dónde saca eso, no sé si hay un poco de pesimismo, o quizás la intención de curarse en salud", aseguró al respecto el primer edil, que expresó su convicción de que "han sido unas declaraciones más basadas en unas impresiones que en datos concretos, porque si te acercas a la obra parece que le falta mucho, pero no le falta tanto". 

Monteseirín se mostró tajante al afirmar que no habrá más modificados y que la corporación local no colaborará económicamente más allá de la financiación ya aprobada y comprometida. En este sentido, explicó que "hay que tener en cuenta que la mayor parte del incremento presupuestario se debe, y así lo dice el Consejo Consultivo en su dictamen, a las mejoras planteadas en relación a las peticiones de los placeros, la habilitación de un museo arqueológico frente a aquellos que planeaban destruirlo, y la urbanización del entorno acorde con la importancia de la zona y la nueva regulación de la movilidad en la ciudad". 

También han existido otros incrementos en materia de seguridad y en relación a las propias uniones entre las juntas de las maderas, por lo que "ha habido que esperar a que se innovara un sistema para garantizar totalmente esas uniones", remarcó el alcalde hispalense, que insistió en que lo que queda no va a requerir mejoras ni financiación adicional.

Concurso de ideas "ambicioso" como "dificultad añadida"

Es precisamente el retraso de la constructora en encontrar soluciones técnicas avanzadas "que no estaban aún completadas", compromiso que se cumplió pero en el cual "tardaron mucho tiempo", una de las cuestiones de ámbito técnico que el Consistorio estudiará una vez los trabajos estén terminados para la posible depuración de responsabilidades.  

En este sentido, aseguró que el Ayuntamiento se hace responsable del incremento económico que suponen las mejoras, "pero hay otras cosas de las que nos ocuparemos cuando estén terminadas las obras", ya que "no queremos distraer la atención de nadie respecto a la cuestión principal, que es terminarlas cuanto antes y ponerlas a disposición de los ciudadanos". 

Y es que, recordó, los retrasos en Metropol Parasol se han producido no sólo en base a añadir más obras para dar respuesta a demandas concretas, sino que también ha habido "otras cuestiones basadas en un proyecto de ideas muy innovadoras". 

Sobre el propio proyecto, por último, hizo hincapié en que el punto de partida del concurso de ideas fue "muy ambicioso, creativo e innovador", lo que "sin duda supone siempre en todos estos casos una dificultad añadida para poder luego convertir una idea, por buena que sea, en un proyecto básico y luego otro constructivo". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios