Urbanismo

Ordenan derribar la ampliación de una casa de Aníbal González

  • La propiedad construyó tres edificaciones en un jardín que se encuentra protegido

Un joven camina junto a la fachada de la casa construida por Aníbal González en el número 12 de la calle Progreso. Un joven camina junto a la fachada de la casa construida por Aníbal González en el número 12 de la calle Progreso.

Un joven camina junto a la fachada de la casa construida por Aníbal González en el número 12 de la calle Progreso. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 3

La Gerencia de Urbanismo ha ordenado a los dueños de una casa construida por Aníbal González en el barrio del Porvenir el derribo de una ampliación realizada en el jardín protegido de la parcela. El servicio de licencias e inspección urbanista solicita la restitución de la realidad física alterada por la ejecución de unas obras que carecen de licencia.

Ubicación de la casa y la ampliación. Fuente: elaboración propia. Ubicación de la casa y la ampliación. Fuente: elaboración propia.

Ubicación de la casa y la ampliación. Fuente: elaboración propia. / Dpto. de Infografía

Los técnicos de la Gerencia realizaron un informe tras la visitada realizada al inmueble ubicado en el número 12 de la calle Progreso. En el documento aparece que no consta permiso que autorice las obras de ampliación objeto del expediente disciplinario. Los trabajos consistieron en tres ampliaciones de aproximadamente 8,80 metros cuadrados, 4 metros cuadrados y 4,65 metros cuadrados ubicadas el espacio libre de parcela, comprendido entre la edificación principal, la construcción auxiliar alineada con la fachada y el colindante sito en el número 14 de la misma. Las dos primeras construcciones fueron ejecutadas después de 2009, la última fue anterior.

En su análisis de legalidad, los técnicos consideran que la ejecución de esas tres construcciones conllevan un aumento de edificabilidad y ocupación, no permitiéndose por el planeamiento de desarrollo de aplicación (sector número 24 El Porvenir) aumentos de los parámetros existentes. La finca se encuentra protegida, afectando las ampliaciones a uno de esos elementos como es el espacio exterior. La Gerencia considera que las obras no son legalizables, por lo que ha iniciado un procedimiento administrativo para la restitución de la realidad física alterada, y concede a la propiedad un plazo de audiencia de diez días para que pueda examinar el expediente y presentar cuantas alegaciones y justificaciones estime convenientes en defensa de sus derechos.

Los trabajos para devolver el inmueble a su estado originario tiene un coste de 11.000 euros

El restablecimiento de la legalidad urbanística pasa por la demolición de las tres ampliaciones, así como el posterior tratamiento de todas las superficies afectadas hasta devolverlas al estado originario. Se estima un plazo de quince días para la ejecución de unas obras que cuentan con un presupuesto de 10.939 euros. La casa del arquitecto sevillano levantada en 1929 tiene protegida la fachada y sus elementos característicos, composición interior a nivel espacial y estructural, tipos de cubiertas, elementos singulares (escalera) y espacio libre de parcela y cerramiento. La edificabilidad máxima es la existente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios