Sevilla

Pasión proyecta un parking en el edificio municipal cedido gratis en la calle Becas

  • La hermandad quiere financiar las obras del centro asistencial de día que prevé construir con un aparcamiento de 160 plazas que explotaría. El inmueble tiene un valor catastral de medio millón.

La intención de la Hermandad de Pasión, a quien el Ayuntamiento de Sevilla le ha cedido gratuitamente por 25 años tres inmuebles municipales de la calle Becas esquina con Lumbreras, es financiar las obras del centro asistencial que han proyectado en dichos terrenos con un parking subterráneo para 160 plazas que sería explotado por dicha entidad. Así se refleja en el expediente municipal que acompaña al acuerdo aprobado la última junta de gobierno y que se inició en junio de 2014.

De momento, sólo se acometerá una primera fase para permitir los usos más sociales del proyecto. Pero, según ha podido saber este periódico, la iniciativa que la hermandad presentó al Ayuntamiento hace casi un año es más amplia, según se recoge en el acuerdo adoptado por la junta de gobierno el pasado 10 de abril. Así, se prevé la construcción de tres espacios en las naves cedidas, que se sitúan en la calle Becas, en el entorno de las Naves Singer y el convento de Santa Clara y tienen una extensión superior a los 1.500 metros cuadrados. En concreto, el plan es dividir el espacio en un lugar de enseñanza, para clases de alfabetización, idiomas, informática, teatro, pintura y cine, entre otras actividades; otro de estancia y ocio, que incluiría espacios para televisión y cine, guardería y hasta un spa; y uno de ayuda social, donde se contemplaría un comedor gratuito y servicios para dar apoyo a personas necesitadas. Unas obras que se financiarían, según la propuesta inicial, con "cuatro plantas de aparcamiento subterráneo con 160 vehículos que sería explotado por la hermandad".

Esta pretensión se topó de inmediato con los reparos de los técnicos municipales. En concreto, un informe del pasado mes de octubre apunta que para que dicho proyecto sea viable debería aprobarse antes un plan especial que regulase el mismo y que, en cualquier caso, sería de "dudosa legalidad" que se ceda gratuitamente un inmueble de dominio público con autorización de explotar comercialmente el parking que acompaña al proyecto social.

La hermandad, a través de Fundación Asistencial Nuestro Padre Jesús de la Pasión, se beneficiará durante los próximos 25 años de unos terrenos que recibe en forma de concesión demanial y por los que no pagará ningún canon. Según consta en el expediente, el valor catastral de estos inmuebles, en pleno casco histórico, supera los 507.000 euros.

El expediente, después de estas dudas expresadas desde un primer momento, se reactivó el pasado mes de marzo, con un informe municipal que planteó la necesidad de que se declarase de interés social el proyecto para así justificar este tipo de cesión jurídica. Además, en dicho informe se advertía de nuevo de los inconvenientes del parking proyectado y se aclaraba que el aparcamiento no podía tener carácter rotatorio y que, en cualquier caso, requeriría de una modificación urbanística.

Fue entonces cuando la hermandad planteó la ejecución del proyecto en dos fases. Lo más urgente sería acometer la fase más social: la distribución de los alimentos y asesoramiento legal y asistencial. Y luego se retomaría el proyecto en una segunda fase, donde se construiría todo lo demás, incluido el parking, según las intenciones de la hermandad.

En base a estos nuevos planes, el Ayuntamiento emitió un informe el pasado 30 de marzo donde se recoge que existen motivos para considerar de interés social la primera parte del proyecto, que es la que ha sido autorizada. De hecho, el reparto de alimentos por entidades sin ánimo de lucro es una acción social que el propio Ayuntamiento está potenciando, dada la situación que atraviesan casi 4.000 familias sevillanas que se benefician de estas ayudas. Y en el propio casco antiguo hay varias fundaciones que están realizando esta labor.

Este carácter asistencial ha salvado los escollos para que el proyecto sea una realidad y la fundación vinculada a la hermandad, una entidad sin ánimo de lucro y que realiza numerosas obras sociales, pueda disponer de este suelo para un uso privativo. El foco primordial de atención de este centro será la ayuda a la población inmigrante, pero no se excluyen otros colectivos con necesidades similares. La concesión puede ampliarse hasta 50 años y puede revocarse si el adjudicatario no pone en marcha el proyecto antes de cinco años o bien paraliza la actividad durante dos, entre otros motivos.

Un conjunto protegido y en grave deterioro

El espacio cedido está ubicado entre los números 9 y 13 de la calle Becas, esquina con Lumbreras. Está compuesto por tres fincas en suelo urbano catalogado para interés de uso público y social, junto a las Naves Singer, un patrimonio industrial ya recuperado pero a la espera de uso, y en el entorno del convento de Santa Clara, que data de 1900 y está aún en fase de rehabilitación. Estas naves, no obstante, tienen un elevado nivel de deterioro. Éste es uno de los argumentos que invita al gobierno municipal a apostar por la cesión demanial, ante la falta de inversión pública para hacerse cargo de estos inmuebles y ponerlos en uso a corto plazo. Un proceso legal que no ha sido fácil de resolver y, en última instancia, se ha arreglado gracias al carácter asistencial que tiene el proyecto y que justifica la cesión gratuita de estos espacios. Pasión ha esperado seis años para poder poner en marcha esta iniciativa social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios