Sevilla

Pasión reabre su capilla con la nueva disposición de las imágenes

  • La Virgen de la Merced y San Juan se encuentran ahora alineados con el Señor de Pasión

Aspecto que presenta la capilla sacramental del Salvador con la nueva disposición de las imágenes. Aspecto que presenta la capilla sacramental del Salvador con la nueva disposición de las imágenes.

Aspecto que presenta la capilla sacramental del Salvador con la nueva disposición de las imágenes. / daniel salvador/ hermandad de pasión

La Capilla sacramental de Jesús de la Pasión, en la iglesia del Salvador, se reabre hoy al culto tras las obras acometidas para remodelar el altar de plata que acoge a las tres imágenes titulares de la corporación del Jueves Santo. Con esta actuación, el Señor de Pasión continuará en su camarín central, sobre su pedestal, mientras que la Virgen de la Merced y San Juan Evangelista se alinearán en el mismo plano frontal, y no en ángulo, como se encontraban desde que la hermandad regresó al Salvador tras la restauración que se acometió la pasada década en este templo barroco.

La disposición anterior impedía contemplar desde el interior del Salvador las imágenes de la Virgen y San Juan, por lo que la junta de gobierno que preside José Luis Cabello decidió proponer un cambio de ubicación, modificación que contó con el visto bueno del rector del templo, Eloy Caracuel García de Toledo. La obra -que comenzó el pasado 10 de julio- ha consistido en integrar los frontales de plata que cubren los pedestales de ambas imágenes junto al altar del Señor, sin que este cambio impida el acceso al besapié del Nazareno que talló Martínez Montañés. Para otorgar una mayor protección a la Virgen de la Merced y a San Juan, se han colocado por la parte trasera -expuesta al público al ser el lugar de paso para acceder al talón del Señor- un cristal de seguridad.

La obra la ha dirigido Fernando Mendoza y cuenta con el visto bueno de Patrimonio

La actuación, que ha durado menos de un mes, ha sido dirigida por Fernando Mendoza, arquitecto que dirigió la restauración del Salvador, y ha contado con la aprobación de la Comisión Provincial de Patrimonio.

El altar de plata que cobija a los titulares de la Hermandad de Pasión procede de la Casa Profesa de la Compañía de Jesús, de ahí que contenga los bustos de San Ignacio de Loyola y San Francisco Javier. Tras la expulsión de los jesuitas de España, pasó a manos del Estado en siglo XVIII. En 1769 se concedió a la iglesia del Salvador. Es obra del platero Tomás Sánchez Reciente y guarda bastantes semejanzas con el taller de Duque Cornejo.

La capilla sacramental en la que se veneran a las tres imágenes de la hermandad contó hasta 1905 con un altar de madera dorada, realizado por Cayetano Acosta y que desapareció en el incendio acaecido aquel año. Fue en 1957 cuando el altar de plata se instaló en esta capilla. Desde entonces, ha sufrido varias modificaciones en su configuración hasta ofrecer el aspecto actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios