Requerimiento del ministerio de fomento

Patrimonio abona mil euros para inmatricular el Arco y la Muralla de la Macarena

  • El Ayuntamiento inscribe en el registro de la propiedad ambos inmuebles para poder optar al 1,5% Cultural que permita obtener una ayuda del Estado para restaurar el deteriorado monumento

Lienzo de la Muralla almohade que se extiende entre el Arco de la Macarena y la Puerta de Córdoba. Lienzo de la Muralla almohade que se extiende entre el Arco de la Macarena y la Puerta de Córdoba.

Lienzo de la Muralla almohade que se extiende entre el Arco de la Macarena y la Puerta de Córdoba. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 1

El Ayuntamiento ha procedido a la inmatriculación del Arco y la Muralla de la Macarena en el registro de la propiedad número 15 de Sevilla tras abonar 1.097 euros (IVA incluido) una vez fiscalizado el gasto por la Intervención de Fondos. Esta medida del servicio de Patrimonio viene precedida por un requerimiento del Ministerio de Fomento ante el segundo intento del equipo de Juan Espadas de obtener una ayuda del Estado para acometer los costosos proyectos de restauración del deteriorado monumento.

Tanto el Arco como la Muralla de la Macarena son de propiedad municipal, pero nunca un gobierno fue al registro para realizar su inmatriculación. Entre las ventajas se encuentra obtener seguridad jurídica, ya que una vez inscritos, los derechos se encuentran bajo la tutela de los tribunales y se considera como cierto sólo lo que dice el registro. Además, la inscripción de los inmuebles facilitan su transmisión y la obtención de financiación a costes inferiores a los que se tendrían sin ella. Esta inmatriculación se produce días después del anuncio del Gobierno central de reclamar las propiedades públicas que hayan sido inscritas por la Iglesia en el Registro de la Propiedad en los últimos años, en su mayoría en el período comprendido entre 1998 y 2017, cuando el Gobierno de Aznar abrió la opción de efectuar inmatriculaciones de bienes por la vía exprés.

La Gerencia de Urbanismo ha solicitado ayuda al Estado para acometer los costosos proyectos de restauración de dos monumentos tan emblemáticos de la ciudad como son la Muralla de la Macarena y la Torre de Don Fadrique y su entorno, enclavada en el convento de Santa Clara. El Consistorio ya se presentó el año pasado a esta convocatoria de Fomento para la rehabilitación del patrimonio histórico español, pero las solicitudes fueron rechazadas. Desde entonces, tanto los responsables de la Gerencia, con Antonio Muñoz al frente como delegado de Hábitat Urbano, y el propio alcalde han estado trabajando para adaptar las solicitudes y los proyectos a los requisitos del Estado, sobre todo en lo que se refiere a los porcentajes de la inversión que se solicitan.

La Muralla de la Macarena, único tramo de la cerca islámica exenta que se conserva en la ciudad, presenta un delicado estado de conservación, evidenciado por las caídas de alguna de sus almenas en los últimos meses. Pese a la restauración que se acometió entre 2007 y 2011, cuando se dejó preparado el paseo de ronda para que pudiera abrirse a los sevillanos y turistas, la muralla sigue cerrada. Uno de los objetivos de la intervención que el Consistorio plantea al Estado es, precisamente, que el lienzo de más de 500 metros sea visitable, acondicionando para ello la Torre Blanca y un sector de la liza.

Una panorámica de la Muralla de la Macarena Una panorámica de la Muralla de la Macarena

Una panorámica de la Muralla de la Macarena / Juan Carlos Muñoz

La intervención propuesta en el baluarte almohade consistirá en la consolidación y de restauración de todo el lienzo comprendido entre la Puerta de Córdoba y el Arco de la Macarena. Serán obras de carácter estructural que tendrán por objeto el afianzamiento y refuerzo de los elementos dañados de la estructura portante, a la vez que restituyen sus valores históricos y arquitectónicos. Para una mejor clasificación de los trabajos, se ha dividido técnicamente la muralla en tres sectores. En el primero se incluiría el Arco de la Macarena y la Torre Blanca. Para el primero de estos elementos se proponen trabajos de restauración profunda, entre los que se encuentra el picado de todo el revestimiento de cemento y la aplicación de un material totalmente compatible con el original, además de realizarse un estudio patológico para encontrar posibles soluciones a los problemas de humedad que sufre. En cuanto a la Torre Blanca, las intervenciones previstas van dirigidas a su acondicionamiento para la creación de un centro de interpretación del monumento.

Entre las ventajas del registro se encuentra obtener financiación a un coste inferior

La actuación que se propone en la liza (espacio existente entre la muralla y la barbacana) del sector 1 hasta el encuentro con la Torre Blanca, tiene por objeto poder abrir este espacio al tránsito de visitantes. Este proyecto de restauración y consolidación en su conjunto tiene una estimación presupuestaria de 990.310 euros.

El Ayuntamiento considera que las intervenciones que se plantean en la Muralla de la Macarena supondría una importante recuperación y realce del patrimonio arquitectónico. El Consistorio las cataloga como del máximo interés y relevancia para la ciudad, tanto por la calificación de ambos inmuebles, como por los enclaves en los que se ubican y, por el valor y peso patrimonial e histórico de los mismos. Gracias al programa del 1,5% Cultural del Gobierno de España se han restaurado un total de once monumentos en la provincia de Sevilla. La única actuación acometida en la capital fue la de iglesia de San Luis y la Capilla Doméstica del Antiguo Noviciado de los Jesuitas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios