Homenaje
  • Se ha rotulado con su nombre en la entrada desde Huelva

  • El enclave resume la personalidad del homenajeado: la tradición, por su cercanía con Triana, y el emprendimiento, representado en la Isla de la Cartuja

Pepe Moya ya cuenta con una glorieta en una puerta principal de Sevilla

Momento en que se ha descubierto la placa de la glorieta con el nombre de José Moya Sanabria. Momento en que se ha descubierto la placa de la glorieta con el nombre de José Moya Sanabria.

Momento en que se ha descubierto la placa de la glorieta con el nombre de José Moya Sanabria.

Antonio Pizarro

El que fuera presidente de Persán y ganadero José Moya Sanabria cuenta desde este miércoles con una glorieta en su honor en una de las principales puertas de entrada a Sevilla. Un enclave que resume a la perfección la personalidad del homenajeado: mezcla de tradición y modernidad. Entre Triana y la Isla de la Cartuja.

La ciudad hispalense recuerda así a quien ha sido uno de los principales referentes empresariales de Andalucía y ejemplo de talento emprendedor. 

La inauguración de la glorieta ha tenido lugar esta mañana, en el cruce de la Avenida Carlos III con la de la Expo'92, justo a la entrada del Parque Tecnológico de la Cartuja y en el kilómetro 0 del Camino de Santiago que parte desde Sevilla. 

La elección de este enclave no es casual, sino que constituye una bella metáfora de quien sigue siendo un modelo a seguir por muchos jóvenes que hoy día deciden embarcarse en el mundo empresarial. José Moya nunca renunció a las tradiciones de su tierra: el fútbol (un gran seguidor del Betis), amante de la fiesta nacional (con su ganadería El Parralejo) y muy vinculado a la religiosidad popular (tanto en Semana Santa como en el Rocío). Una arraigo a Sevilla materializado en la cercanía que la glorieta tiene con el barrio de Triana. 

Y a pocos metros, la Isla de la Cartuja, uno de los referentes del emprendimiento, la innovación y la investigación andaluzas, algo por lo que siempre luchó este empresario sevillano que llevó a Persán a sus más altas cuotas de desarrollo y prestigio, al convertirla en un modelo a seguir por compañías locales, regionales y nacionales. Una gran multinacional nacida en suelo sevillano. 

Además, la glorieta que lleva desde este miércoles su nombre se encuentra en uno de los puntos de salida y entrada de Sevilla más transitados al día, pues supone la conexión directa con la A-49 y toda la zona del Aljarafe. De hecho, su familia, presente en el homenaje, suele pasar por este enclave cuando se traslada a la provincia vecina o a Valencina de la Concepción, donde se encuentra la segunda residencia familiar. 

El periodista Ignacio Martínez, uno de los promotores de la glorieta dedicada a José Moya Sanabria. El periodista Ignacio Martínez, uno de los promotores de la glorieta dedicada a José Moya Sanabria.

El periodista Ignacio Martínez, uno de los promotores de la glorieta dedicada a José Moya Sanabria. / Antonio Pizarro

El acto ha contado con la asistencia de un centenar de personas. El periodista Ignacio Martínez, patrono de la Fundación Persán y promotor de esta glorieta junto con Alejandro Martín, ha hecho hincapié en la importancia del lugar elegido para rendir homenaje a José Moya, quien perteneció al grupo de empresarios conocidos como "generación de la Expo", pues todos ellos, con 30 años, comenzaron a despuntar en sus respectivos negocios en las vísperas de 1992. Aquella muestra universal y todos los avances tecnológicos que allí se exhibieron se aplicaron luego en los proyectos que pondrían en marcha.  

En su recuerdo a José Moya, no ha faltado la comparación con el periodista Chaves Nogales, uno de los mejores cronistas de las fiestas sevillanas, pero también defensor de que la ciudad no podía quedarse estancada en "la liturgia del culto a sus tradiciones". "Había que estar en la ruta de la civilización", ha aseverado Martínez, quien ha abundado en que "los grandes hombres como Pepe Moya le dan categoría a las sociedades de las que surgen". El promotor de esta rotulación ha agradecido al Ayuntamiento hispalense, a todos los partidos con representación en él, a los empresarios y a todos los representantes de los ámbitos con los que mantuvo una estrecha relación el homenajeado el haber respaldado la dedicación de la glorieta. 

Concha Yoldi, actual presidenta de Persán y viuda del homenajeado. Concha Yoldi, actual presidenta de Persán y viuda del homenajeado.

Concha Yoldi, actual presidenta de Persán y viuda del homenajeado. / Antonio Pizarro

Ha tomado la palabra también la actual presidenta de Persán, Concha Yoldi, quien ha defendido que "nunca será la viuda de José Moya". "Seré siempre la mujer de José, porque Pepe sigue vivo. Está vivo en nuestros tres hijos, que están hoy aquí, en sus nietos, que son los herederos de sus valores. Y estará siempre vivo en su legado: Persán, la Fundación, su ganadería y en todas las ayudas que dio a todo el que necesitaba y en todo lo que emprendió, fruto de su compromiso con la sociedad".

José Moya Yoldi, hijo mayor del homenajeado, ha sido el siguiente en intervenir, como ejemplo de la continuidad del legado del empresario sevillano. Moya Yoldi ha recordado que su padre "fue un sevillano muy orgulloso de su ciudad, sin chovinismo, sino comprometido con una Sevilla mejor, siempre mejor, como se exigía a sí mismo y a quienes más quería".

José Moya Yoldi, hijo mayor de José Moya Sanabria. José Moya Yoldi, hijo mayor de José Moya Sanabria.

José Moya Yoldi, hijo mayor de José Moya Sanabria. / Antonio Pizarro

"Estaba comprometido con la Sevilla cofradiera, sobre todo con la de la caridad y el culto interno, con la rociera, pero de fe auténtica y profunda; con la Sevilla cultural, con la buena aficionada taurina y la de las grandes óperas; y sobre todo con la Sevilla empresarial, la industrial, la del emprendimiento rentable y autofinanciado, la Sevilla empleadora, la que es motor de desarrollo para su gente y su región, y la innovadora, es decir, la Sevilla esforzada que apuesta por el cambio y por hacerlo sostenible", ha recordado el mayor de los tres hijos del matrimonio, que, en nombre de toda la familia, ha incidido en que "ésos son los valores que nos gustaría que representara esta glorieta, los de la Sevilla mejor que ansiaba nuestro padre".

El final del acto lo ha protagonizado el alcalde Juan Espadas, quien ha recordado que, en un lugar muy cercano a la glorieta que desde este miércoles lleva el nombre de José Moya, se reunió por primera vez con él cuando tomó la decisión de abandonar su cargo en la Junta de Andalucía y presentarse a candidato a la Alcaldía hispalense. Tras ese encuentro, obtuvo la mejor radiografía de la ciudad de hace 10 años y de su proyección en el futuro. Una aportación que siempre le agradecerá a quien seguirá constituyendo un ejemplo a seguir a la hora de que Sevilla progrese. 

Tags