nuevos detalles del proyecto que arrancará antes de final de año
  • San Francisco Javier y Luis de Morales contarán con zonas de descanso, un carril bici en el acerado y pasos de peatones iluminados

Una gran pérgola, vegetación silvestre y mercadillos en la ampliación del Metrocentro

Vista aérea de la calle Luis de Morales, que sufrirá una importante transformación con las obras del Metrocentro hasta Santa Justa. Vista aérea de la calle Luis de Morales, que sufrirá una importante transformación con las obras del Metrocentro hasta Santa Justa.

Vista aérea de la calle Luis de Morales, que sufrirá una importante transformación con las obras del Metrocentro hasta Santa Justa.

Juan Carlos Vázquez

Escrito por

· Manuel Ruesga

Periodista

Una gran pérgola en el cruce de Ramón y Cajal con San Francisco Javier, un diseño silvestre de la vegetación con zonas de descanso diferenciadas por una especie arbórea singular, la utilización de espacios para ferias y mercadillos estacionales, un pavimento mixto de hormigón de celosía y plantas para separar los carriles bici y bus, o pasos de peatones alumbrados con luces led. Estas son algunas de las intervenciones más destacadas del proyecto de bulevar verde en la avenida de San Francisco Javier y la calle Luis de Morales que se ejecutará de forma complementaria a la primera fase de la ampliación del Metrocentro hasta Santa Justa y que debe comenzar antes de que termine el año con una inversión que roza los 14 millones con un periodo de ejecución de 78 semanas.

La transformación de esa zona de Nervión generará un amplio corredor verde con itinerarios peatonales accesibles a través de la supresión de los dos carriles de servicio. Se conformará un espacio intensamente arbolado con amplias áreas peatonales, impulsando su funcionalidad residencial, comercial, educativa, hotelera y de disfrute urbano. El diseño incluye espacios de estancia y movimiento para las personas, con plataformas reservadas para el transporte público y pacificación del tráfico. Incorpora nuevos árboles, zonas de sombra, amplios espacios peatonales y áreas ajardinadas sustituyendo las dos vías de servicio. Se usarán pavimentos permeables, parterres con zonas de bioretención, alcorques corridos y amplias áreas de sombra y agua, creando sistemas eficientes adaptados al cambio climático y de protección frente a inundaciones y sequía.

Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa. Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa.

Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa. / Dpto. de Infografía

Este proyecto de integración urbana y paisajística se basa en las pautas marcadas en el documento Criterios de intervención en Espacios Públicos del Ayuntamiento de Sevilla atendiendo, a su vez, a los criterios establecidos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el Programa de la Bicicleta de Sevilla, el Plan Director del Arbolado, las ordenanzas de circulación y movilidad, y los requisitos de los distintos servicios urbanos presentes en la zona.

La propuesta del equipo técnico es una actuación que priorice al máximo el espacio peatonal procurando que prevalezca la visión de bulevar verde. “Se busca ofrecer espacios urbanos, paseos y visuales generados por la vegetación, bien sea de nueva plantación o existente. Por tanto, las plantaciones de árboles, arbustivas y herbáceas no se plantea en función de los espacios resultantes de una ordenación urbana, sino que la propia ordenación nace de rescatar espacios para el peatón o para servicios del corredor verde que acompaña la actuación”.

Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa. Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa.

Infografía sobre la reforma de la Avenida de San Francisco Javier y Luis de Morales. Fuente: Emasesa. / Dpto. de Infografía

Los técnicos argumentan que San Francisco Javier ofrece la posibilidad de aumentar la sección peatonal al incorporar la vía de servicio al acerado. En su margen izquierda (sentido Santa Justa) se plantea el carril bici como un elemento más del bulevar. Este tramo mantiene la alineación de Tipuanas existente e introduce elementos vegetales siempre cuando la anchura del acerado lo permite. Las paradas de autobús y las zonas reservadas para recogida de residuos urbanos se ordenan de modo que quedan alineadas a la calzada, dejando que el carril bici se retranquee para facilitar la parada de autobuses y vehículos de recogida de residuos. En las islas que conforman las paradas y los contenedores, se introducen árboles de gran porte que ofrecen sombra a los usuarios y dan volumen a la gran calzada que separa las dos márgenes en un intento de reducir visualmente esta distancia. Esta idea de dotar de gran porte en los extremos de cada acera para acercarlas es constante en la propuesta.

Como criterio general, se proyecta un diseño orgánico de zonas verdes y pavimentadas “con la intención de reforzar la geometría natural de los elementos vegetales, dotar de flexibilidad geométrica para los distintos servicios urbanos y demás condicionantes que las instalaciones requieren, y evitar la repetición de soluciones, huyendo de formas geométricas rígidas y procurando un carácter silvestre al conjunto del corredor verde”. Entienden que ese diseño permite singularizar espacios combinando arbolado existente con requisitos técnicos y nuevas plantaciones. El resultado son zonas de descanso más apartadas del tráfico peatonal que, arropadas por la vegetación, ofrecen áreas que los técnicos llaman zonas de salón diferenciadas cada una por especies arbóreas singulares y una tonalidad de herbáceas determinada. Todo el diseño de estas nuevas zonas de paseo y estancia tiene en cuenta también una nueva iluminación que mejorará de modo muy importante la calidad lumínica de todo el conjunto.

El equipo técnico prioriza al máximo el espacio peatonal y una visión de bulevar verde

En Luis de Morales, la sección de acera permanece prácticamente con las dimensiones actuales, sin posibilidad de incorporar áreas nuevas. Pero el concepto principal de la propuesta se mantiene: Ordenar las zonas de paradas de autobús y contenedores de residuos, proveer de mobiliario urbano como bancos y fuentes, mejorar la calidad lumínica y el carril bici en trazado y en pavimento y, fundamentalmente, seguir con la plantación de árboles de gran porte que ofrezcan mayor sombra a las zonas peatonales.

La propuesta tiene en consideración la gran afluencia de peatones, especialmente en este tramo, y la utilización del espacio urbano para ferias y mercadillos estacionales. Con ese respeto se diseñan los árboles y elementos urbanos. La glorieta del cruce con la calle Luis Montoto es otro de los puntos singulares que significan el gran eje, con la plantación de Washingtonia robusta en contraposición al volumen y porte del resto del arbolado y la plantación de un ejemplar singular, la Phytolacca dioica. Las Washingtonias quedan iluminadas especialmente y destacarán en su altura como faros singulares.

Por último, en todo el ámbito de actuación se contempla un carril bici bidireccional de 2.70 metros de ancho en las Avenidas Ramón y Cajal y San Francisco Javier, reduciéndose a 2.50 en la calle Luis de Morales. Este espacio reservado para las bicicletas se dispondrá en la margen izquierda del bulevar verde y constará de un pavimento permeable continúo formado por una base granular drenante y mezcla bituminosa porosa para permitir la infiltración de la escorrentía al terreno. Su diseño se ajusta a la normativa del PGOU y el Programa de la Bicicleta de Sevilla.

El tranvía discurrirá por el centro de San Francisco Javier y Luis de Morales. El tranvía discurrirá por el centro de San Francisco Javier y Luis de Morales.

El tranvía discurrirá por el centro de San Francisco Javier y Luis de Morales. / Juan Carlos Vázquez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios