Sevilla

Quejas de los vecinos de Heliópolis y su entorno por el inminente corte al tráfico de la Avenida de las Razas

Vista de los chalets de Heliópolis a pocos metros de las obras de la primera fase de la ampliación del Colector Emisario Puerto.

Vista de los chalets de Heliópolis a pocos metros de las obras de la primera fase de la ampliación del Colector Emisario Puerto. / Juan Carlos Muñoz

Asociaciones y colectivos vecinales del Sur de Sevilla se ponen en pie de guerra. El inminente inicio el próximo miércoles de las obras de la segunda fase de la ampliación del colector Emisario Puerto que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) está ejecutando en esta zona, a través de la empresa Sando, en coordinación con Emasesa, empresa metropolitana que ha redactado el proyecto, para conectarlo con las canalizaciones que vienen desde San Jerónimo, ha levantado ampollas en un barrio que vive con preocupación las consecuencias que pueda suponer el inicio de los nuevos trabajos, tras varias denuncias en Urbanismo por el ruido "infernal" y las vibraciones causadas por la maquinaria durante la primera fase de la obra, y que ahora supondrá el corte en su totalidad de la Avenida de la Razas durante al menos un año.

Según ha denunciado públicamente este jueves la Asociación Parque Vivo del Guadaíra, distintas asociaciones vecinales y colectivos han presentado varios escritos "dirigidos al alcalde de Sevilla y al Delegado de Movilidad, al Presidente de la Autoridad Portuaria y al Subdelegado del Gobierno" en el que demandaban que se valorara "seriamente" la alternativa de reconducir el tráfico por la avenida Conde del Guadalhorce, "situada en un sector del recinto portuario con muy escasa actividad comercial y con una sección y capacidad muy parecida a la de la vecina de Las Razas", indican fuentes de la asociación.

Sin embargo, prosigue la denuncia del colectivo, recientemente se les ha confirmado el inminente inicio de las obras y el desvío del tráfico por los barrios de Heliópolis y Los Bermejales hacia el eje La Palmera-Avenida de Jerez. "Esta decisión es considerada por el Colectivo de Afectados y por las asociaciones Parque Vivo del Guadaira y Bermejales Activa una muestra mas del escaso liderazgo político de este Ayuntamiento frente a los gestores de Puerto de Sevilla, insensibles a los trastornos que estas obras van a causar en la ciudadanía, así como del desdén de la Subdelegación del Gobierno ante las advertencias de los riesgos que se concitan los días de partido de futbol, en el que se concentran miles de personas y vehículos en un sector urbano en el que una de las principales vías de evacuación y acceso ha sido cerrada", aseguran los vecinos, que indican que el Ayuntamiento sí les ha dado "una respuesta satisfactoria", accediendo a abrir la calle Tarfia para facilitar el acceso al CEIP La Raza.

Junto a esta propuesta aceptada por los gestores municipales, las asociaciones reclamaban otros seis puntos: "el apoyo al transporte público de alta capacidad en superficie por plataforma reservada por La Palmera; la minimización de los previsibles ruidos y vibraciones ya denunciadas durante la fase I de la obra; la evaluación previa de la estabilidad de los elementos constructivos de los edificios que pudieran verse afectados, incluso, interviniendo en aquellos que pudieran suponer un riesgo a sus moradores y usuarios; la restitución a la situación previa del parque del Guadaira; y la posibilidad de aprovechar esta intervención en la Avenida de Las Razas para que el Ayuntamiento negociara con la Autoridad Portuaria y afrontara una serie de reformas en la avenida de las Razas que en poco tiempo va a sufrir una transformación radical con el desarrollo del Distrito Urbano-Portuario", sostienen las asociaciones denunciantes.

"Por último estas asociaciones recuerdan que el desarrollo de obras que comportan enormes molestias y sufrimientos al vecindario, y que son de interés general para la ciudad, suelen estar acompañadas de medidas compensatorias que además suponen mejoras de la calidad ambiental y urbanística de los sectores afectados, como ha sucedido en Ronda de los Tejares, Miraflores y otras muchas. Aun no hemos recibido una respuesta satisfactoria al requerimiento vecinal al Ayuntamiento de que estas medidas deben pactarse con las asociaciones y colectivos representativos de los barrios afectados, y de que estas medidas deben ser proporcionales al enorme sufrimiento padecido", concluyen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios