Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

sucesos

Queman el coche a una enfermera a la que le robaron su bolso durante una guardia en Sevilla

  • Satse denuncia que los delincuentes accedieron hasta la sala reservada para los trabajadores en el centro de salud Ronda Histórica por "una zona prohibida" y que exige más vigilancia

El coche en llamas de la enfermera que fue localizado en el entorno del río en la Macarena. El coche en llamas de la enfermera que fue localizado en el entorno del río en la Macarena.

El coche en llamas de la enfermera que fue localizado en el entorno del río en la Macarena. / M. G.

Estar atendiendo pacientes en un centro sanitario y al mismo tiempo convertirse en víctima de un robo sin saberlo. Es la situación que ha denunciado una enfermera sevillana a la que el pasado fin de semana le sustrajeron el bolso de la sala del centro de salud Ronda Histórica donde el personal sanitario deja sus pertenencias mientras atiende a los pacientes durante su guardia.

Los hechos sucedieron el pasado sábado 8 de febrero cuando esta enfermera se encontraba en turno de guardia en el citado ambulatorio y en un momento en el que todos los profesionales habían abandonado la zona donde se concentran cuando no hay pacientes por atender, varios delincuentes habrían aprovecharon para acceder a esta sala y robarle el bolso a una de las profesionales. 

Una situación que tiene "especial gravedad", según denuncia el Sindicato de Enfermería (Satse), que además afirma que los delincuentes habrían accedido a esta sala privada y reservada para el personal sanitario "a través de una zona prohibida".

"Es incomprensible que los centros sanitarios no tengan vigilantes de seguridad. No tenemos nada para defendernos y nos hemos visto ya en muchos apuros. En la Ronda Histórica no tenemos vigilantes en ningún momento del día", ha asegurado la víctima.

Pero la cosa no quedó ahí y, tras perpetrar este robo, los ladrones localizaron en la calle el coche de esta enfermera y cuyas llaves iban dentro del bolso por lo que también sustrajeron el vehículo en cuestión, que apareció al día siguiente completamente calcinado en otra zona de la ciudad, junto a la Glorieta Olímpica. "Entré de guardia el sábado a las 9:00 y me di cuenta que me habían robado a las dos de la tarde. Cuando realmente me asusté fue cuando salí a la calle y comprobé que el coche no estaba donde lo había dejado. Tuve que llamar corriendo al seguro de casa para que cambiaran la cerradura porque allí estaban mis hijos y en la documentación del coche estaba mi dirección", manifiesta esta mujer.

Ante esta situación, desde el Sindicato de Enfermería (Satse) exigen a la dirección del Distrito Sanitario Sevilla que tomen "las medidas necesarias de seguridad" en todos los puntos de urgencias que "se mantienen abiertos los fines de semana y festivos tanto de 24 horas como los que abren solo turno diurno de 12 horas".

"Exigimos una mayor vigilancia a través de medidas que deben incluir contar con la presencia de guardias de seguridad, cámaras y la dotación de puertas, cerraduras y alarmas en las zonas de esta del personal", subrayan desde Satse.

De igual modo, el Sindicato de Enfermería ha reclamado a la Administración sanitaria "que se implique" en el asesoramiento profesional, jurídico y psicológico de la profesional afectada por este grave suceso al tiempo que alerta de "la inseguridad con la que trabajan los profesionales" al darse circunstancias como la ocurrida el pasado fin de semana así como "del incremento de las agresiones en los centros de trabajo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios