ÚLTIMA HORA Muere Jesús Quintero, 'El Loco de la Colina'

Universidad

Ramírez de Arellano ya tiene su retrato en la galería de rectores de la US

  • Reyes de la Lastra es la autora de esta obra pintada sobre lino belga

Antonio Ramírez de Arellano junto al retrato que ya luce en la galería de rectores de la US.

Antonio Ramírez de Arellano junto al retrato que ya luce en la galería de rectores de la US. / D. S.

El retrato del ex rector de la Universidad de Sevilla (US), Antonio Ramírez de Arellano,luce ya en la galería de rectores de la Hispalense, ubicada en el edificio del Rectorado. La autora ha sido la pintora Reyes de la Lastra, que ha retratado al profesor con una técnica al óleo sobre lino belga con imprimación artesanal de cola de conejo. 

El retrato de los rectores de la US es una antigua tradición que, sin estar recogida en ningún documento, pasa de rector a rector. De este modo, el rector entrante encarga el cuadro de su antecesor y una vez realizado se cuelga en la mencionada galería. 

Ramírez de Arellano ha estado acompañado en el acto de entrega de su retrato por el rector actual, Miguel Ángel Castro, los exrectores Miguel Florencio y Joaquín Luque, parte del equipo que él tuvo durante su mandato y familiares y amigos.

El cuadro, en un formato 100 x 81 centímetros, plasma al protagonista sentado en el sillón de rector del Paraninfo de la US. Reyes de la Lastra es una pintora sevillana consagrada como retratista a nivel nacional, cuya obra ha tenido además un progresivo alcance internacional. Ha pintado retratos del Rey Felipe VI, rectores, presidentes, presidente de la Real Academia de Buenas Letras. También es autora de numerosos carteles, como los dedicados a las Fiestas de Primavera, Sicab, Gozos de Diciembre, Carreras de Caballos de Sanlúcar de Barrameda o Rastrillo Nuevo Futuro, entre otros muchos.  Representante significativa de la figuración realista, sus retratos no se quedan en la simple reproducción de unos rasgos físicos, muestran un interés preferente por la esencia de la persona, por captar el carácter de la misma. Suele iluminar los fondos para obtener figuras volumétricas, muy potentes, sobrias y con miradas directas. De ese modo, consigue un realismo acusado y una gran naturalidad.