Urbanismo

La Real Maestranza destina 800.000 euros a sus primeros apartamentos turísticos

  • La institución nobiliaria comienza la rehabilitación de sus casas en la calle Adriano

El acceso por la calle Circo a uno de los edificios de pisos que son propiedad de la Real Maestranza de Caballería El acceso por la calle Circo a  uno de los edificios de pisos que son propiedad de la Real  Maestranza  de Caballería

El acceso por la calle Circo a uno de los edificios de pisos que son propiedad de la Real Maestranza de Caballería / Antonio Pizarro

Comentarios 4

La Real Maestranza ya ha dado el primer paso para comenzar a convertir en apartamentos turísticos las casas que tiene en propiedad en la calle Adriano. La institución nobiliaria, que dirige Santiago de León Domecq como teniente de hermano mayor, ha presentado ante el Ayuntamiento el proyecto de rehabilitación del edificio del número 27 de la referida calle. La inversión será de casi 800.000 euros para dejar a punto la casa, donde irán cinco apartamentos turísticos, de categoría de dos llaves, y un local comercial en planta baja. El proyecto es obra del arquitecto José Antonio Carbajal Navarro, que ha dirigido, entre muchos otros proyectos de importancia, las remodelaciones de la plaza de toros.

Localización de la vivienda para apartamentos turísticos. Localización de la vivienda para apartamentos turísticos.

Localización de la vivienda para apartamentos turísticos. / Dpto. Infografía

La casa del número 27 de la calle Adriano fue construida por Aurelio Gómez Millán emtre 1932 y 1940, al igual que las de los números 25, 29, 31, 33 y 37. La casa dispone de tres plantas y çatico. Dado el estado de deterioro que presentan tantos los forjados de la cubierta como los de las plantas inferiores, la propiedad ha decidido abordar su rehabilitación manteniendo el uso actual de la planta baja como local comercial y destinando las plantas superiores a apartamentos turísticos. Como ya avanzó este periódico, la Real Maestranza decidió recientemente dar un paso al frente en tiempos de cambios en el mercado inmobiliario para no quedarse estancados y adaptarse a las nuevas fórmulas de negocio, sobre todo en una coyuntura de incertidumbre.

El edificio actual dispone de cinco crujías que en su planta baja ocupan una superficie de 204,63 metros cuadrados, de los que 107,01 están ocupados por los accesos al inmueble y el local comercial, 65,53 a la puerta número 17 de la plaza de toros y 34.09 al local de servicio a la plaza. La casa dispone de tres patios interiores cubiertos con montera que no alcanzan la planta baja. Se trata de unos patios de muy escasas dimensiones hoy considerados insalubres y con unos cerramientos que no garantizan el deseable aislamiento térmico y acústico.

El proyecto de Carbajal Navarro conservará la fachada hacia la calle Adriano, su primera crujía, la escalera, la disposición de los patios y las alturas de las plantas de los pisos, si bien sus forjados serán en parte sustituidos y en parte saneados y reforzados. El local comercial presenta una particularidad: una entreplanta de 37 metros cuadrados. Dada la escasa altura de la entreplanta, se reducirá su superficie destinándose los espacios resultantes a locales para uso distinto al de residencia.

En general, el proyecto contempla la sustitución de las compartimentaciones interiores, las solerías, falsos techos, carpinterías interiores y exteriores y, en general, las instalaciones de fontanería, saneamiento y electricidad, al tiempo que se dotará el edificio de climatización, red de telecomunicaciones y ascensor. A este respecto, en uno de los extremos del ático se ha proyectado un patinillo de instalaciones para situar las unidades condensadoras del aire acondicionado y los equipos de telecomunicaciones.

En la primera planta habrá dos apartamentos, otros dos en la segunda y el quinto estará en el ático.Uno de ellos estará adaptado a personas de movilidad reducida. Las mayores partidas del presupuesto se destinarán a las estructuras (54.000 euros) y albañilería (45.000 euros).

La institución nobiliaria ha aprobado esta iniciativa de convertir sus casas de la calle Adriano en apartamentos turísticos tanto en el seno de la junta de gobierno como en la correspondiente junta general de caballeros maestrantes. La Real Maestranza no abordará el cambio de forma inminente ni de manera radical por muchos motivos. El primero de ellos es que en muchos de esos pisos habitan vecinos en régimen de alquiler desde hace muchos años, unos contratos que serán respetados con absoluta naturalidad y normalidad. Sólo cuando las casas se vayan quedando vacías se podrán ir reformando estas viviendas y activando el proceso de conversión en apartamentos, como se empieza ahora con el edificio del número 27.

Hay casos de pisos en muy buen estado de conservación y otros que presumiblemente necesitarán de mejoras o adaptaciones. El segundo motivo para emprender esta iniciativa de forma paulatina es que la institución tiene que proceder a tramitar los permisos correspondientes ante las autoridades para poder aplicar esta modalidad de alojamiento. La Real Maestranza ya dejó claro en su día que se hará todo conforme a legalidad vigente y sin apremiar a ningún vecino a marcharse, únicamente se iniciará el proceso cuando la vivienda quede libre de inquilinos.

La ubicación de estas casas es estratégica y privilegiada para fines turísticos. Se encuentran en el barrio del Arenal, una de las zonas del centro que, conservando cierto sabor a barrio, se encuentran más cotizadas tanto en el mercado de alquiler como en el de compraventa. La casa del número 39, por ejemplo, tiene acceso por Adriano y por la propia calle Circo, que circunda el coso. Por este segundo acceso se puede admirar el bello patio que da acceso a las viviendas.

Se trata de una edificación situada entre medianeras, desarrollada en tres plantas más ático sobre rasante y que cuenta, además, con una planta para estacionamiento con capacidad para 13 vehículos. Cuenta con diez viviendas y dos locales. Dispone de licencia de ocupación concedida por Urbanismo desde 1997. Se trata de un edificio de nueva planta del año 1994, actualmente en buen estado de conservación general, en una parcela con una edificabilidad máxima teórica permitida de 1393,70 metros cuadrados.

La casa del número 41 tiene 14 viviendas, un local, unas dependencias para oficina y un garaje para 12 aparcamientos. Obtuvo licencia de ocupación en 2000. Se trata de una edificación que cuenta con un mínimo grado de catalogación urbanística, el representado por la letra E correspondiente al título de protección ambiental, que permitiría obras de demolición total y nueva planta. A esta parcela le corresponde una edificabilidad máxima teórica, respecto a la normativa de aplicación, de 1.743,77 metros cuadrados. Tanto en el edificio del número 39 como el del 41 intervino en su día el arquitecto Aurelio Gómez de Terreros.

La Real Maestranza cuenta con muchas más propiedades. En otros casos ha apostado por el alquiler de edificios al completo, como en uno que posee en la calle Reyes Católicos. La gran novedad, en el caso de sus propiedades de la calle Adriano, es que optará por la modalidad del apartamento turístico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios