Sevilla

'Reencuentro' recordará a Aníbal González en la Plaza de España

  • El monumento se situará en el centro de la glorieta Aníbal González, que en los próximos meses será peatonalizada y recuperará el pavimento de 1929.

Comentarios 7

Un monumento que incluye una estatura de cuerpo entero y tamaño natural del arquitecto Aníbal González, aupado del suelo y a la que se puede llegar a través de una rampa, lo recordará junto a su obra más emblemática, la sevillana Plaza de España, hito arquitectónico de la Exposición Iberoamericana de 1929.

'Reencuentro' es el título con el que el proyecto de este monumento se presentó al concurso abierto por el Ayuntamiento de Sevilla para erigir este monumento en memoria del arquitecto sevillano más importante del siglo XX, alma de la Exposición Iberoamericana de 1929 y al que se le encargó la colosal Plaza de España cuando contaba con 35 años.

El proyecto se denomina 'Reencuentro' porque como explicó el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, sus diseñadores lo han pensado como "un hito en el camino de los paseantes" por el Parque de María Luisa y por la propia Plaza de España y también como un reencuentro del arquitecto con su obra magna.

El monumento se situará en el centro de la glorieta que hay delante del acceso principal a la Plaza de España, denominada precisamente Glorieta de Aníbal González y que en los próximos meses será peatonalizada y recuperará en pavimento que le fue original hace 80 años.

Los autores del proyecto son Manuel Nieto, Guillermo Plaza y Manuel Osuna y son, según el alcalde, jóvenes pero experimentados artistas, los tres licenciados en la facultad sevillana de Bellas Artes.

Los autores del proyecto, además de ver realizado su monumento, han ganado 12.000 euros, mientras que los que han quedado en segundo lugar han ganado 6.000 euros, y 3.000 el que ha quedado en tercer lugar, los cuales han sido seleccionados entre los 18 proyectos presentados a concurso por un jurado y por votación popular.

"Reencuentro" reúne en un sólo monumento escultura -la del arquitecto, en bronce- y arquitectura -la rampa sobre cuya altura máxima se ubicará la escultura-, según explicó el alcalde, quien dijo que esa rampa será un buen lugar para hacerse fotos o para sentarse a leer un libro, ya que la idea es que los viandantes se reencuentren también con el arquitecto.

El granito, el albero y la vegetación autóctona distinguirán tanto el monumento como su entorno, según Sánchez Monteseirín, quien recordó que toda la restauración de la Plaza de España, muy deteriorada por el vandalismo y el paso del tiempo, está siendo respetuosa con el monumento aunque se están empleando materiales más resistentes.

El alcalde destacó que, además de peatonalizar la glorieta y los denominados bulevares de Isabel II, se eliminarán las vallas que separan la glorieta con el Parque de María Luisa.

También recordó Sánchez Monteseirín que en la restauración de la Plaza de España se están invirtiendo 9,5 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios