Sevilla

Roban por segunda vez en un mes en una tienda de pinturas de San Jerónimo

  • Los ladrones entraron de madrugada por una ventana y sustrajeron unas monedas que había en la caja y el ordenador de la empresa

  • La Policía investiga un resto de sangre dejado por uno de los asaltantes al cortarse

El lugar por el que entraron los ladrones. El lugar por el que entraron los ladrones.

El lugar por el que entraron los ladrones. / M. G.

Unos ladrones han robado por segunda vez en un mes en la tienda de pinturas Eurotex de la calle Medina y Galnares, en el barrio de San Jerónimo. Los delincuentes entraron en el local de madrugada por una ventana y se llevaron unas monedas que había en la caja registradora y el ordenador de la empresa.

La Policía Nacional ha abierto una investigación sobre los hechos para tratar de averiguar quiénes son los autores del robo. Uno de los asaltantes se cortó con la ventana y dejó restos de sangre en el lugar de los hechos, que han sido analizados por la Policía Científica para tratar de identificar a la persona que irrumpió en la tienda.

El robo se produjo sobre las doce y media de la noche de este viernes. A esa hora saltó la alarma del local, pero eso no frenó a los delincuentes, conscientes de que tienen unos minutos de margen antes de que llegue la Policía. Es la segunda vez en un mes que esta tienda sufre un robo de este tipo, según ha indicado a este periódico el responsable del negocio, José Ramón Bonilla.

Este comerciante destacó el daño que hace el robo a la empresa, ya que tenía toda la documentación de la misma en el ordenador sustraído. "Ya nos han robado otras veces y apenas dejamos dinero en la caja. Pero que se lleven el ordenador nos complica mucho las cosas. Tenemos que recuperar toda esa información y eso supone un engorro tremendo", explicó Bonilla, que también lamentó que este tipo de robos suponen un deterioro para la imagen de su barrio. "Esto hace que haya comerciantes que no se quieran instalar en San Jerónimo".

El propietario de la tienda añadió que hace dos años sufrió un atraco a mano armada por parte de un atracador que llevaba una pistola. "Yo creí en un principio que era un amigo que me estaba gastando una broma y no le di importancia, pero luego me di cuenta que no. Quizás hoy hubiera reaccionado de otra forma. He llegado a sufrir robos que no he denunciado, porque apenas se han llevado dinero y la denuncia me hubiera encarecido después el seguro".

El comerciante recurre al buen humor cuando se le pregunta si le han robado alguna otra cosa que no sea dinero o el equipo informático. "Yo vendo latas de pintura. Para trabajar no creo que las quieran, y pesan lo suyo para cargarlas. A ellos sólo les interesa el dinero y algo que puedan revender fácilmente después", indicó el tendero, que aseguró que los comerciantes están hartos de este tipo de robos. "La Policía viene, y a veces los detiene, pero es que quedan enseguida en libertad y vuelven a robar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios