Sevilla

El SUP denuncia "caciquismo" en la Policía Nacional en Sevilla

  • El sindicato lamenta los ceses de varios agentes en sus puestos por ejercer sus derechos sindicales

  • Un policía de 60 años y de riesgo ante el Covid fue destinado a los calabozos como castigo

Concentración de protesta de los sindicatos de la Policía, entre ellos el SUP. Concentración de protesta de los sindicatos de la Policía, entre ellos el SUP.

Concentración de protesta de los sindicatos de la Policía, entre ellos el SUP. / Belén Vargas

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado este miércoles la persecución que están sufriendo policías nacionales en Sevilla por el mero hecho de ejercer sus derechos como representantes sindicales. El sindicato califica de "caciquismo" lo que está ocurriendo en la Brigada de Seguridad Ciudadana, y en concreto en la unidad de traslados y conducciones, donde se ha cesado a varios agentes por ser delegados sindicales.

En una nota de prensa, el SUP lamenta "la prepotencia que está caracterizando las actuaciones de algunos mandos contra el derecho de libertad sindical, quienes con manifiesta desviación de poder castigan a los representantes sindicales que se atreven a defender los derechos de los policías y hacen que la seguridad ciudadana se vea cada día un poco más resentida, ante la pasividad del jefe superior de Policía".

Esta central expone que los agentes están cada día "más desmotivados" y que las "actuaciones maniqueas" de algunos mandos recuerdan a "los castizos señoritos andaluces de antaño, al redistribuir los recursos a su antojo a modo de castigo encubierto". El SUP critica que los ceses de estos agentes en sus puestos no respondan a necesidades del servicio, sino que se produzcan por las "incomodidades" de los jefes.

El sindicato hace referencia al caso de un policía de 60 años y considerado como de riesgo ante el Covid-19, que ha sido destinado a prestar servicio en los calabozos. El agente cuenta con un informe médico que recomienda que no permanezca en sótanos ni lugares con olores fuertes. Además, cita el caso de los ceses de representantes sindicales con la excusa de que no se han adaptado al puesto de trabajo, cuando llevan siete años consecutivos prestando servicio en el mismo.

En realidad, advierte el SUP, lo que subyace es un castigo a policías que habían denunciado "el exceso horario y las distorsiones en el desarrollo de los servicios". Este, para el sindicato, no hace más que deteriorar más la ya de por sí dañada imagen de la plantilla de Sevilla, algo que demuestra el hecho de que la plaza de comisario provincial haya quedado vacante, pese a ser la tercera mejor pagada en la capital andaluza.

El SUP recuerda que denunció en junio "otro grave atentado a la libertad sindical" y elevó el asunto a la Delegación del Gobierno en Andalucía, que sigue sin dar respuesta alguna. Los representantes de esta organización, histórica en la Policía Nacional, consideran que lo que ocurre en Sevilla es una "caza de brujas". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios