Obituario · Fallece el periodista Sebastián García

Segunda generación en ‘El País’

Sebastián García perteneció a la segunda generación de El País, la siguiente a los fundadores; fue de los primeros becarios que luego se quedó. Se doctoró como periodista parlamentario en el Congreso de la incipiente Democracia, hasta que fue nombrado delegado en Andalucía, donde sustituyó a Alfredo Relaño y puso en marcha la edición regional del periódico.

En lo profesional era leal: prefería “una buena mujer a un buen trabajo”

Sebas no era Anquetil ni Bahamontes, era gregario, pero era El Gregario, hacía y creía en los equipos. Aportó la visión de la Andalucía interior, de la Mágina de Jaén de Muñoz Molina, a la autonomía incipiente. Quizá por su ‘jaenidad’ tenía temple y era encajador: para la política andaluza era centralista; para los jefes madrileños demasiado andaluz. Defendió con ahínco que el AVE llegase antes Andalucía que a Cataluña porque suponía el ingreso de la región en la modernidad después de un siglo de abandono y panderetas.

Posteriormente siguió carrera como jefe de Prensa de la Expo 92, donde también templó las diferencias entre las necesidades de la prensa local y el cerrojo que imponía la empresa Burson Masteller, asesora externa de la Exposición Universal. Fue subdirector de El Correo de Andalucía y luego trabajó como consultor privado.En lo personal era leal y como de la familia: prefería “una buena mujer a un buen trabajo”, aunque tuvo ambas categorías.

Se dedicó con amor y responsabilidad ejemplar a su hijo Dani, que toca la batería, y a quien me imagino “rompiendo la hora”, como los tambores de Calanda, en honor a su padre. Sebas, nos vemos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios